Curiosidades, Naturaleza y Biología

¡Madre no hay más que una!

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Esta semana, con motivo del día de la madre, hemos decidido adelantar un día nuestro post semanal, y es que ¡madre no hay más que una! 😉

Todos entendemos que las madres son unos seres maravillosos que quieren y cuidan a su descendencia, anteponiendo las necesidades de sus vástagos a las propias, por algo que denominamos “instinto maternal”… pero… ¿es esto siempre así? Hoy os vamos a hablar de osas panda, cocodrilos, caballitos de mar, pulpos, koalas y elefantas… ¿quién será mejor madre?

Como de costumbre, la naturaleza es increíble y tenemos madres para todos los gustos, empezando por el oso panda. Todos tenemos en la cabeza una idea del oso panda como un ser adorable y achuchable, lento en sus movimientos y que se pasa todo el día comiendo bambú, pero ¿son las madres de oso panda igual de adorables? Pese a lo que cupiera esperar, la osa panda gigante ha sido catalogada como una de las peores madres de acuerdo con una lista elaborada por Scott Forbes (un biólogo de la Universidad de Winnipeg) para la revista National Geographic. ¿Cuál es el motivo? Pues bien, cuando las osas pandas tienen una cría no hay problema, pero cuando tienen dos, decide hacerse cargo tan sólo de una de ellas, abocando a la otra a la muerte. Puede sonar cruel, pero tiene un sentido biológico y es que es mejor tener un descendiente sano y fuerte antes que dos descendientes débiles cuya supervivencia se pueda ver comprometida. Una vez seleccionada la cría de la que se hará cargo, la madre dedica los siguientes ocho o nueve meses al cuidado del pequeño panda para después abandonarle a su  suerte.

¿Os parece poco tiempo?

Pues la siguiente especie tiene una infancia aún más “cruda” y es que la madre símplemente deja los huevos en una bolsa que tiene el padre, y es él el que los fecunda y los mantiene en su vientre entre 3 y 4 semanas. ¿Sabéis de quién se trata? ¡Efectivamente! Los caballitos de mar. Lo que no todo el mundo sabe es que en el momento en el que los caballitos de mar nacen el padre los abandona a su suerte.

Y siguiendo en el medio acuático ahora vamos a hablar del pulpo. A diferencia de otras especies las hembras de pulpo son capaces de poner hasta unos 50.000 huevos… De los que no se separa hasta que eclosionan. El periodo de incubación oscila desde 1-3 meses en aguas poco profundas hasta varios años en zonas más frías y oscuras. El récord lo tiene la especie Graneledone boreopacifica con 53 meses de incubación. Como os podéis imaginar, el no separarse de sus huevos implica que no puede cazar, con lo que para alimentarse puede llegar a comerse sus propios tentáculos, pero la muchas de las hembras de pulpo mueren tras la eclosión de sus huevos por el largo periodo de inanición. Sin embargo se quedan pegadas a ellos para protegerlos hasta que eclosionan.

En esta línea de buenas madres está la hembra del cocodrilo, y es que estas depositan los huevos en un nido construido cuidadosamente con vegetación en descomposición, para conseguir que se incuben a la temperatura adecuada sin necesidad de posarse sobre ellos, porque correrían el riesgo de aplastarlos. Una vez que nacen, la madre los lleva en su boca un par de semanas para protegerlos de otros depredadores (principalmente de su propia especie) y darles alimento y agua, hasta que son lo suficientemente grandes para valerse por sí mismos.

No se puede hacer un post de madres del mundo animal sin hablar de las elefantas, que son los mamíferos que tienen un mayor tiempo de gestación de sus crías, y es que tienen un embarazo de 22 meses (¡casi 2 años!) para que así sus crías tengan un mayor desarrollo cerebral. Además, las crías de elefante, al igual que las de humano, son totalmente dependientes durante los primeros meses de vida. Afortunadamente, debido a la estructura social de las manadas de elefantes, todas las hembras de la manada contribuyen al cuidado de los bebés.

Y por último vamos a hablar de koalas. ¿Serán buenas madres? Bueno, pues habría que preguntarles a los koalitas, porque tras un embarazo de unos 35 días, nacen ciegos, con un gramo de peso y dos centímetros de longitud, y permanecerán dentro de la bolsa de su madre alimentándose de su leche hasta los siete meses, momento a partir del cual… empiezan a comer una especie de pasta llamada pap que no es otra cosa que las heces de la koala. ¡Y vosotros quejándoos cuando vuestras madres os hacían comer pescado o lentejas! Por supuesto tiene una explicación biológica, y es que al ingerir las heces procesadas se transmiten los microorganismos del sistema digestivo de la madre a sus crías, lo que les permite ingerir sin riesgo las hojas de eucalipto, que para el resto de los mortales son tóxicas.

¿Qué os parece? ¿Tenemos suerte de haber nacido humanos? ¿O preferiríais haber sido de una de estas especies?

¡Feliz semana!

 

 

 

 

Naturaleza y Biología

La sangre y el mundo animal

¡¡Hola concienzudos!! Hoy la cosa va de sangre pero ¿qué es la sangre? Pues es un TEJIDO CONECTIVO líquido que circula por capilares, venas y arterias y está formada por glóbulos rojos, blancos, plaquetas y plasma sanguíneo. Sus principales funciones son el intercambio de gases (como el CO2 y el O2), la defensa frente a Todo-lo-que-no-sabías-sobre-la-sangre-y-debes-conocer-1-e1501891718729infecciones y la distribución de nutrientes a todo el organismo. Esto es algo que más o menos todo el mundo sabe pero quizás haya algunos datos que son totalmente desconocidos. Cuando hablamos de sangre, pensamos normalmente en seres humanos, pero los animales también tienen sangre y a veces es algo distinta si la comparamos con la del humano. Eso sí, en prácticamente todas las especies de animales, las funciones de la sangre son las mismas. ¿Para qué cambiar algo que funciona?

  1. ¿Hay que sacrificar a un animal después de probar la sangre humana? Seguro que alguna vez habéis oído en las noticias eso de que si un animal prueba la sangre humana hay que sacrificarlo. ¿Pero por qué? ¿Es realmente necesario? Se ha planteado varias veces cuando por ejemplo una persona con perro fallece en casa y éste después de muchos días se lo empieza a comer ¿Qué pasa luego con ese perro? Lo cierto es que no hay mucha información sobre el tema, pero parece ser que realmente no habría por qué hacerlo. Sobre todo con animales no agresivos que han tenido que consumir carne humana por necesidad. Como hicieron los jugadores de rugby en Los Andes.accidente-avion Los que sobrevivieron no se volvieron adictos a la carne humana (espero). Esto ocurre más con los animales salvajes. Los seres humanos somos realmente presas muy fáciles de cazar. lion-on-safariSi nos quitas los coches y las armas, cualquier animal podría cazarnos fácilmente. Por lo que si algún animal da caza a un humano (en un safari por ejemplo) hay que sacrificarlo porque ha aprendido lo fácil que es cazar humanos y seguramente volverá a intentarlo. Pero no esta relacionado con el sabor de nuestra carne o sangre, de hecho, tenemos menos carne que cualquier animal salvaje que ellos puedan cazar.

Sigue leyendo “La sangre y el mundo animal”

Naturaleza y Biología

La primavera y el campo

A quien le guste el campo y el monte está de suerte, porque la primavera es una de las estaciones más idoneas para disfrutar de la Naturaleza. Los días son largos y los fines de semana apetece salir a pasear por el campo, y desconectar de la ciudad.

Desgraciadamente (en algunos casos), no somos los únicos seres vivos a los que nos gusta disfrutar del campo; quizá alguno ya conozca a nuestro invitado de hoy, la garrapata.

Los ixodoideos (Ixodoidea) son una superfamilia de ácaros, conocidos vulgarmente como garrapatas. Son ectoparásitos hematófagos, es decir, que se alimentan de sangre, y son vectores de numerosas enfermedades infecciosas entre las que destaca la enfermedad de Lyme. Son los ácaros de mayor tamaño.

Este post no es para asustar a nadie, pero es para dar a conocer una de las enfermedades que pueden transmitir estos pequeños animales.

 

Sigue leyendo “La primavera y el campo”

Naturaleza y Biología

NO JUEGUES CON FUEGO

Lo que se pierde en un incendio es incalculable.

Las imágenes de la semana pasada que nos llegaban desde Asturias, Galicia y Portugal hacían pensar lo peor. No sólo se han perdido vidas humanas, sino que los ecosistemas quedan destruidos.

Aunque los fuegos naturales puedan cumplir una función importante en el mantenimiento de la salud de ciertos ecosistemas, los incendios de la semana pasada, provocados, son una amenaza enorme para muchos bosques y su biodiversidad.

EFECTOS EN LOS ECOSISTEMAS A CAUSA DEL FUEGO

Los incendios forestales tienen muchas implicaciones para la diversidad biológica. A escala general son una fuente importante de carbono emitido, lo que contribuye al calentamiento global que podría conducir a más cambios en la biodiversidad. A nivel regional y local, conducen a cambios en las existencias de biomasa, alteran el ciclo hidrológico con efectos posteriores para los sistemas marinos, y afectan el funcionamiento de las especies de plantas y animales. El humo de los incendios puede reducir significativamente la actividad fotosintética y por supuesto puede ser perjudicial para la salud de humanos y animales.

Después de un incendio, las especies pirófitas, es decir, aquellas especies vegetales que tienen afinidad con el fuego, reemplazan las vastas áreas de bosque calcinado. El reemplazo de estas áreas de bosque con pastizales pirofíticos es uno de los impactos ecológicos más negativos de los incendios en los bosques. Lo que una vez fue un denso bosque de hoja perenne se convierte en un bosque empobrecido poblado por algunas especies de árboles resistentes al fuego y una cubierta de malezas de hierbas. Es decir, la biodiversidad se reduce.

El fuego puede matar prácticamente todas las plántulas, brotes, y árboles jóvenes, ya que no están protegidos por una corteza gruesa. El daño al banco de semillas, las plántulas y los retoños dificulta la recuperación de la especies originales.

EFECTOS DEL INCENDIO EN LA FAUNA FORESTAL

En bosques donde el fuego fue provocado, los impactos son  devastadores en las especies de vertebrados e invertebrados; no solo matándolos directamente, sino también causando efectos indirectos a largo plazo como estrés y pérdida de hábitat, pérdida de territorios, pérdida de refugio y falta de alimento. La merma de organismos clave en los ecosistemas forestales, como invertebrados, polinizadores y organismos encargados de la descomposición de la materia, puede ralentizar significativamente la tasa de recuperación del bosque.

Pérdida de hábitat, territorios y refugio

La destrucción de árboles con cavidades permanentes así como de troncos muertos en el suelo tiene efectos negativos en la mayoría de las especies de mamíferos pequeños (por ejemplo, musarañas, murciélagos) y en aves que anidan en cavidades.

Los incendios también pueden provocar el desplazamiento de aves y mamíferos hacia nuevos territorios, lo que puede alterar el equilibrio local de estos espacios.

Pérdida de comida

La pérdida de árboles frutales provoca una disminución general de las especies de aves y animales que dependen de las frutas como alimento principal.

Los bosques quemados se empobrecen de pequeños mamíferos, aves y reptiles, y los carnívoros tienden a evitar las áreas quemadas. La reducción de la densidad de los mamíferos pequeños, como los roedores, puede afectar negativamente el suministro de alimentos para otros carnívoros, como los zorros.

Los incendios también destruyen la hojarasca y su comunidad asociada de artrópodos, reduciendo aún más la disponibilidad de alimentos para omnívoros y carnívoros.

En resumen, una simple llama altera el equilibrio natural, y una vez más, nosotros somos los culpables.

Neurociencia

Moscas en la casa, arañas en la cara

¡Hola a tod@s, y buen inicio de curso!

Quizás algun@s sigáis de vacaciones, pero para los que no, hoy vamos a hablar de unos huéspedes muy curiosos, y también muy habituales. Más que de unos “veraneantes”, vamos a hablar de unos inquilinos, ya que estos huéspedes viven entre nosotros, y aún diré más, viven ¡con nosotros!

Hoy vamos a hablar de unas arañitas, los “demodex”, que viven en nuestra cara… ¡sí, sí!, lo habéis oído bien: en nuestra cara.
Demodex folliculorum, que así es su nombre en latín, es un ácaro minúsculo (menos de 0,4 mm) que vive en los poros y folículos del pelo de nuestra cara. Generalmente se puede encontrar en la nariz, la frente, la mejilla, la barbilla, y a menudo en las raíces de las pestañas. Tiene aspecto de lombriz (de ahí el dex, que significa gusano), y sus extremidades son meros tocones. Pero a pesar de su aspecto de lombriz, técnicamente es un ácaro.

Uno de sus descubridores fue un científico inglés llamado Richard Owen (1841).

Era la época de los primeros microscopios serios y los investigadores, valga la redundancia, empezaban a investigar el mundo microscópico.

Este ácaro vive cabeza abajo, en los folículos pilosos, alimentándose de secreciones y piel muerta. Cada hembra de Demodex puede poner hasta 25 huevos en un solo folículo. Las crías se aferran firmemente al pelo mientras crecen, y cuando está maduro, el ácaro sale del folículo y busca uno nuevo en el que poner sus huevos.Es decir, el ácaro abandona su hogar materno para buscar su propio hogar. Este ciclo suele llevar entre 14 y 18 días.

Estas pequeñas arañitas poseen unas garras minúsculas y una estructura en forma de aguja que hacen la función de boca con las que se alimenta de las células muertas de la piel. Su sistema digestivo apenas produce desechos, lo que hace que carezca de una abertura excretoria. Así que tranquilos, no “manchan” nuestra cara.

 

Son inofensivos y no transmiten enfermedades. Sin embargo, una sobrepoblación de Demodex podría causar trastornos de la piel, como la rosácea (una enfermedad de la piel, principalmente de la cara, caracterizada por enrojecimiento, infección de folículos pilosos, proliferación de vasos sanguíneos e inflamación).
Puede sonar un poco raro, pero son un inquilino más de nuestro cuerpo.

¡Feliz semana!

Naturaleza y Biología, Salud y bienestar

CÓMO SOBREVIVIR A LAS TEMPERATURAS EXTREMAS

El calor ya nos está golpeando desde hace días, y esto cada vez se vuelve más molesto. Los hay que harán tonterías, como vimos la semana pasada, y los que todavía no tienen el mar cerca, y tienen que trabajar, intentarán refrescarse de mil maneras, pero, ¿nadie se ha preguntado qué les pasa a los animals durante las temperaturas extremas? Hoy vamos a hacer un breve repaso sobre algunas de las adaptaciones de los animales a las altas temperaturas.

La adaptación más importante es cómo los animales regulan su temperatura corporal, es decir, lo que todos conocemos como “animales de sangre caliente” y “animales de sangre fría”.

Los animales de sangre caliente, aves y mamíferos en su mayoría, necesitan mantener una temperatura corporal constante o sufrirían consecuencias nefastas. Hay conseguido adaptarse sin que la temperatura exterior sea un impedimento, es decir, hay conseguido mantener una temperatura interna más o menos constante. Esta varía entre los individuos, pero suele oscilar entre los 36 ° C y los 40 ° C.

Por el contrario, los animales de sangre fría dependen de la temperatura exterior, ya que no mantienen una temperatura interna constante. Si por ejemplo fuera hay una tempeartura de 10 ° C, su temperatura corporal con el tiempo será de 10° C, mientras que si fuera hay 37°C, su temperatura subirá hasta esta cifra.

Pero lo que nos interesa más ahora mismo es, ¿cómo nos podemos mantener frescos?

La respuesta es ¡sudando!

Cuando hace calor, ¿qué es lo primero que pasa? Empiezas a sudar. El adulto promedio tiene 3 millones de glándulas sudoríparas. No es la sudoración lo que te enfría, sino más bien la evaporación de este sudor. La evaporación es un cambio de fase endotérmico, es decir, se produce con gasto de energía, la cual se extrae del cuerpo, y de esta manera lo enfría.

Cada vez que pierdas energía, es decir, cada vez que sudes, tu cuerpo se sentirá más fresco.

¿Y los animales sudan? La mayoría no, pero algunos lo hacen. Los perros sudan principalmente entre las almohadillas en la parte inferior de sus patas. Una excepción notable es el terrier sin pelo americano, que tiene glándulas sudoríparas por todo su cuerpo.

Los gatos no sólo tienen glándulas sudoríparas en las almohadillas de sus patas, sino también en sus lenguas, así que cuando veas que un gato se lame, puede ser que no se esté limpiando, sino que se esté refrescando, ya que esa saliva esparcida por todo su cuerpo se evaporaría sirviendo para refrescar al animal. Los canguros, por ejemplo, también se lamen los antebrazos con este mismo objetivo.

En cambio, los animales que viven en climas muy calientes no pueden permitirse el lujo de sudar, ya que el agua escasea en esos lugares, y tienen que prevenir esa pérdida de agua en forma de sudor, de sus cuerpos. Una gran cantidad de agua se pierde a través de la respiración, por lo que los animales del desierto se han adaptado expulsando el aire seco durante la respiración, y reabsorbiendo el agua presente en su aliento antes de ser completamente expulsada.

Mientras no tengamos otro tipo de adaptación, ¡a beber agua para sudar!

 

Curiosidades

Estupideces veraniegas… ¡Qué malo es el calor!

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!!

No sabemos dónde viviréis exactamente, pero creemos que podemos afirmar, sin miedo de equivocarnos demasiado, que sea donde sea: ¡estaréis tostados de calor! (Salvo aquellos de vosotros que nos leáis desde el hemisferio sur 😉 ).

Y es que, aunque estemos en junio, el verano ya está aquí, y eso nos ha hecho pensar en una de las mejores cosas que tiene el año: ¡las vacaciones!

Siempre es divertido elegir el lugar, planear qué se va a hacer, organizarlo con amigos… Pero a veces, el calor, la desconexión derebral o la presión social pueden hacernos cometer estupideces que de otra manera no haríamos.

Podríamos hablaros de las dietas, las rutinas imposibles de gimnasio para conseguir un cuerpo diez en una semana… pero, como hace calor, hemos decidido hacer un post ligerito de leer, y traeros algunas de las grandes estupideces que ha hecho la gente durante las vacaciones.

Damos fe de que son reales, aunque cueste creerlo.

Por ejemplo…. Imaginaos que estáis con unos amigos en el famoso parque nacional de Yellowstone, en Estados Unidos. Veis una de esas maravillosas fuentes termales multicolores… y, de pronto, a alguien se le ocurre: Hace calor, ¿Por qué no nos bañamos?

Lo creáis o no esto sucedió hace unos años, aunque el contexto fue un poco diferente.

Cuatro blogeros de High on Life se vieron envueltos en medio de un incendio mientras iban andando fuera de pista alrededor de una de las termas más populares de Yellowstone: el Grand Prismatic Spring. Es una de las más grandes de Estados Unidos y es un ecosistema muy delicado y curioso, en el que bacterias que crecen a diferentes temperaturas extremas le dan un colorido aspecto a la terma (como podéis ver en la imagen). Los blogeros acabaron un poco “escaldados”, porque, además de las quemaduras que sufrieron por la temperatura del agua, tuvieron que enfrentarse a la furia de los vigilantes del parque por poner en peligro, no solamente a ellos, sino al delicado ecosistema.

Pero no son los únicos que han dado quebraderos de cabeza a los vigilantes de Yellowstone. El pasado mayo una pareja de turistas encontró una cría de bisonte en medio de la carretera y “decidieron” que era una cría abandonada. ¿Y qué haría todo buen ciudadano al ver una cría de mamífero abandonada? ¡Exacto! En vez de dar parte a los guardas o dejar que la nautraleza siguiera su curso, decidieron meterla en la parte de atrás del coche para “rescatarlo”. Cuando los guardas detectaron la situación fueron al encuentro de los turistas y liberaron al pobre bisonte.

Si la pareja intentó hacerlo para salvar al bisonte, o se lo quisieron llevar de mascota, será algo que nunca sabremos, pero no serían los primeros que intentan llevarse la fauna local a su casa.

¿Qué creéis? ¿Será un osezno? ¿Un cervatillo? Vamos a daros una pista. El acontecimiento tiene lugar cada año en Shark Valley, en el parque nacional de los Everglades. Alguno de vosotros estará pensando: pero si ahí no hay osos, ni cervatillos, ahí lo que hay… ¡Ahí lo que hay son caimanes!

¡Exacto! Por estúpido que pueda parecer, cada año hay varios turistas que intentan robar crías de caimán. Más allá del peligro que puede entrañar tener éxito, que el caimán crezca y se coma al perro de tu vecino, las crías de caimán “lloran” cuando se ven amenazadas. Y este llanto atrae a las madres… cuya reacción os podéis imaginar.

Caimán 1 – Humanos 0.

Pero lo más estúpido que hemos encontrado es consecuencia no del calor, ni de las compañías, sino de la más absoluta desconexión cerebral… por llamarlo de alguna manera. Pongámonos en situación. Imaginad que estáis en Florida, y vais a ver un parque natural en el que hay árboles que tienen hasta 3500 años. En concreto, imaginad que estáis junto a un ciprés de esta edad conocido como “el Senador”. ¿Qué haríais? ¿Tumbaros al abrigo de su sombra? ¿Tiraros una foto para colgarla en vuestras redes sociales? ¿Admirar su grandeza? Puede ser… pero no es eso lo que decidió hacer una mujer estadounidense. De hecho… decidió que lo mejor que podía hacer era colocarse, y como fumar metanfetaminas es algo que ni está aceptado socialmente, ni es legal… Y el árbol estaba hueco… ¡Efectivamente! Decidió colocarse dentro del árbol hueco, con tan mala suerte que incendió el tronco, y quemó todo el árbol.

Así que ya sabéis, no dejéis que el calor os fría el cerebro y tened mucho cuidadito con lo que hacéis estas vacaciones, o podéis terminar siendo los protagonistas de uno de nuestros posts…

¡Disfrutad ConcienzudXs!