Curiosidades

ZZZ… ¡Madre mía qué sueño!

¡Feliz semana concienzudXs!

No sabemos si a vosotros también os pasa, pero estos días en que empieza a hacer frío, el cielo está más gris, y comienza a lloviznar… como que se nos hace un poco más cuesta arriba el levantarnos de la cama 😉

Y esto nos ha llevado a preguntarnos: ¿Quiénes son los más dormilones del planeta?

A pesar de que el perezoso está en lo alto del ranking, haciendo honor a su nombre con 20 horas de sueño al día, el mayor dormilón es el Koala, que duerme una media de 22 horas al día.

Las dos horas restantes las dedica a comer, moverse entre las ramas y asearse.

En el segundo puesto, durmiendo las mismas horas que el perezoso está el ratón de campo. A pesar de que en los periodos de vigilia estos animales están de lo más activos, duermen la mayor parte del día.

Les siguen el murciélago café, la zarigüeya  y el armadillo, ¡que duermen nada menos que 19 horas al día!

De nuestras mascotas habituales, los gatos ganan a los perros en lo que a dormir se refiere ya que pasan entre 12 y 16 horas dormidos. Aunque los cánidos no se quedan atrás y descansan sus 13 horitas diarias (como los leones).

Dan muuucha envidia, ¿verdad?

¿Y quién está en la otra punta del ranking? ¿Sabéis cuál es el animal que menos duerme?

 

¡El elefante y la jirafa!

Estudios acerca del comportamiento de estos animales han demostrado que los elefantes, en su hábitat natural apenas duermen 2 horas al día (y en periodos de sueño bastante cortos), y que llegado el momento, los elefantes pueden estar hasta 48 horas seguidas sin dormir.

Ahora vuestras 8 horitas diarias os parecen muchísimo, ¿a que sí?

¡Feliz semana!

 

Curiosidades, Naturaleza y Biología

¡Madre no hay más que una!

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Esta semana, con motivo del día de la madre, hemos decidido adelantar un día nuestro post semanal, y es que ¡madre no hay más que una! 😉

Todos entendemos que las madres son unos seres maravillosos que quieren y cuidan a su descendencia, anteponiendo las necesidades de sus vástagos a las propias, por algo que denominamos “instinto maternal”… pero… ¿es esto siempre así? Hoy os vamos a hablar de osas panda, cocodrilos, caballitos de mar, pulpos, koalas y elefantas… ¿quién será mejor madre?

Como de costumbre, la naturaleza es increíble y tenemos madres para todos los gustos, empezando por el oso panda. Todos tenemos en la cabeza una idea del oso panda como un ser adorable y achuchable, lento en sus movimientos y que se pasa todo el día comiendo bambú, pero ¿son las madres de oso panda igual de adorables? Pese a lo que cupiera esperar, la osa panda gigante ha sido catalogada como una de las peores madres de acuerdo con una lista elaborada por Scott Forbes (un biólogo de la Universidad de Winnipeg) para la revista National Geographic. ¿Cuál es el motivo? Pues bien, cuando las osas pandas tienen una cría no hay problema, pero cuando tienen dos, decide hacerse cargo tan sólo de una de ellas, abocando a la otra a la muerte. Puede sonar cruel, pero tiene un sentido biológico y es que es mejor tener un descendiente sano y fuerte antes que dos descendientes débiles cuya supervivencia se pueda ver comprometida. Una vez seleccionada la cría de la que se hará cargo, la madre dedica los siguientes ocho o nueve meses al cuidado del pequeño panda para después abandonarle a su  suerte.

¿Os parece poco tiempo?

Pues la siguiente especie tiene una infancia aún más “cruda” y es que la madre símplemente deja los huevos en una bolsa que tiene el padre, y es él el que los fecunda y los mantiene en su vientre entre 3 y 4 semanas. ¿Sabéis de quién se trata? ¡Efectivamente! Los caballitos de mar. Lo que no todo el mundo sabe es que en el momento en el que los caballitos de mar nacen el padre los abandona a su suerte.

Y siguiendo en el medio acuático ahora vamos a hablar del pulpo. A diferencia de otras especies las hembras de pulpo son capaces de poner hasta unos 50.000 huevos… De los que no se separa hasta que eclosionan. El periodo de incubación oscila desde 1-3 meses en aguas poco profundas hasta varios años en zonas más frías y oscuras. El récord lo tiene la especie Graneledone boreopacifica con 53 meses de incubación. Como os podéis imaginar, el no separarse de sus huevos implica que no puede cazar, con lo que para alimentarse puede llegar a comerse sus propios tentáculos, pero la muchas de las hembras de pulpo mueren tras la eclosión de sus huevos por el largo periodo de inanición. Sin embargo se quedan pegadas a ellos para protegerlos hasta que eclosionan.

En esta línea de buenas madres está la hembra del cocodrilo, y es que estas depositan los huevos en un nido construido cuidadosamente con vegetación en descomposición, para conseguir que se incuben a la temperatura adecuada sin necesidad de posarse sobre ellos, porque correrían el riesgo de aplastarlos. Una vez que nacen, la madre los lleva en su boca un par de semanas para protegerlos de otros depredadores (principalmente de su propia especie) y darles alimento y agua, hasta que son lo suficientemente grandes para valerse por sí mismos.

No se puede hacer un post de madres del mundo animal sin hablar de las elefantas, que son los mamíferos que tienen un mayor tiempo de gestación de sus crías, y es que tienen un embarazo de 22 meses (¡casi 2 años!) para que así sus crías tengan un mayor desarrollo cerebral. Además, las crías de elefante, al igual que las de humano, son totalmente dependientes durante los primeros meses de vida. Afortunadamente, debido a la estructura social de las manadas de elefantes, todas las hembras de la manada contribuyen al cuidado de los bebés.

Y por último vamos a hablar de koalas. ¿Serán buenas madres? Bueno, pues habría que preguntarles a los koalitas, porque tras un embarazo de unos 35 días, nacen ciegos, con un gramo de peso y dos centímetros de longitud, y permanecerán dentro de la bolsa de su madre alimentándose de su leche hasta los siete meses, momento a partir del cual… empiezan a comer una especie de pasta llamada pap que no es otra cosa que las heces de la koala. ¡Y vosotros quejándoos cuando vuestras madres os hacían comer pescado o lentejas! Por supuesto tiene una explicación biológica, y es que al ingerir las heces procesadas se transmiten los microorganismos del sistema digestivo de la madre a sus crías, lo que les permite ingerir sin riesgo las hojas de eucalipto, que para el resto de los mortales son tóxicas.

¿Qué os parece? ¿Tenemos suerte de haber nacido humanos? ¿O preferiríais haber sido de una de estas especies?

¡Feliz semana!

 

 

 

 

Naturaleza y Biología

Políticas animales: democracia y todos sus amigos

Buenos y resacosos días concienzudos! Y no digo resacosos porque me haya pasado el finde copazo tras copazo, si no porque después de tanto voto, campaña electoral, referéndum, brexit, dimisiones, encuestas y demás, creo que estoy borracha de política. Y esto parece que continúa.

Pero qué hacen otras especies animales cuando tienen que tomar decisiones en grupo? Decide un único individuo? Hay sociedades animales democráticas? Pues resulta que tenemos para todos los gustos.

Cuando un grupo de individuos de la misma especie tiene que enfrentarse a una decisión importante que marcará su destino, debe tener en cuenta que los costes pueden ser fatídicos y una equivocación puede tener consecuencias en su supervivencia.

Los CIERVOS ROJOS son un ejemplo de especie que lleva a rajatabla la “regla de la mayoría”, concretamente, el grupo sólo decide moverse si más del 60% de los ciervos se levantan. Todos los ciervos del grupo parecen tener la misma influencia en la decisión y podríamos decir que son muy democráticos.

ciervo_curiosoanimal.blogspot.com

Al contrario, en el caso de los ELEFANTES, las decisiones migratorias las toma de forma unilateral la hembra más vieja del grupo, una dictadura en toda regla.

Un caso intermedio son los CHIMPANCÉS, en los que aunque un único macho denominado “macho alfa” es el miembro dominante, sólo consigue y mantiene su dominancia si cuenta con el consenso de las hembras. Además, el puesto de “macho alfa” no es permanente y puede ser desafiado por cualquier otro macho. De manera parecida, en los MONOS BABUÍNOS las decisiones las llevan a cabo los machos y hembras más influyentes del grupo. Parece que chimpancés y monos babuinos se rigen por dictaduras sustentadas por uno o varios individuos.

Los BÚFALOS AFRICANOS deciden hacia dónde viajar en función de cuántas hembras se levantan en según qué dirección. Un “voto” de búfala africana equivale a levantarse en una dirección, estirarse y volver a tumbarse. Si una mayoría de hembras “votan” por seguir un camino concreto, toda la manada se levantará y aceptará esa decisión. Si por el contrario, alrededor de un 50% de hembras apuesta por un camino, y otro 50% apuesta por otro, la manada se divide y viaja durante la noche hacia caminos distintos.

En las colmenas de ABEJAS, aunque existe una abeja reina, ésta no ejerce una monarquía sobre el enjambre, es más, no participa en absoluto en la toma de decisiones. Según el investigador Thomas D. Seeley, cuando la colmena debe trasladarse a otro lugar, los encargados de decidir la mejor localización son un grupo de abejas adultas experimentadas y que constituyen un 5% del total. Normalmente sólo unas 200 abejas (del total de 10000 que forman la colmena) salen a explorar el ambiente y vuelven a la colmena para “convencer” al resto. Sólo una de las opciones será aceptada por el conjunto de abejas exploradoras y también por el resto de la colmena. En este caso una oligarquía experimentada decide y convence al conjunto de la población.

 Honey+Bee+-+Honeycomb+Yellow

Como veis, todo está ya inventado en el reino animal!

Pero es importante guardar las distancias y no confundir sistemas de funcionamiento en sociedades animales, con la toma de decisiones que llevamos a cabo los humanos. El antropomorfismo nos puede llevar a equívocos. Así pues, ni las comunidades de babuinos son influencers, ni las elefantas son dictadoras, ni los ciervos son demócratas, sencillamente porque no son comunidades humanas.

Sin embargo, podemos estudiar y entender el comportamiento jerárquico y social de las especies animales que nos rodean, de hecho, muchos investigadores trabajan en la modelización de estos mecanismos de decisión, ya que pueden sernos de gran ayuda en la comprensión de la fabricación de nuestras propias decisiones humanas. Hace poco una aplicación móvil, APPGREE, se ha lanzado al mercado prometiendo poner de acuerdo a miles de personas, una poderosa herramienta que mediante un algoritmo, escoge las opiniones mayoritarias en un grupo.

Youre-voting-delegates

¡¡Feliz lunes!!