Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Entradas etiquetadas como ‘comportamiento animal’

El lado oscuro de las jirafas

¡Buenos días concienzud@s!

Hoy toca hablar sobre unos animales muy entrañables: las jirafas. Estos mamíferos artiodáctilos son fácilmente reconocibles por sus largos cuellos, andares desgarbados y sus patrones de manchas oscuras sobre su piel de color amarillento, y en especial, por ser los animales más altos del mundo. La jirafa (Giraffa camelopardalis) se localiza en un área bastante dispersa, que se extiende desde Niger hasta Somalia (oeste a este) y de Chad a Sudáfrica (norte a sur). Respecto a su hábitat, las jirafas viven en sabanas, pastizales y bosques abiertos.

 

Se conocen su morfología y su distribución, la rapidez con la que pueden desplazarse, o lo alto que pueden llegar o la fuerza de sus cuellos, pero sólo en los últimos años se han publicado trabajos detallando su comportamiento. Los primeros estudios sugirieron que los grupos de jirafas no estaban estructurados, pero ahora se cree que siguen una dinámica semejante a los chimpancés o las hienas. Se sabe que las jirafas hembra mantienen relaciones estrechas entre sí, según un estudio publicado recientemente en la revista Animal Behavior. Concretamente, forman vínculos estrechos con un selecto grupo de compañeras, y además evitan a otras hembras con las que se llevan “menos bien”.

Los científicos explican que los individuos se asocian temporalmente, dando como resultado tamaños de grupo fluctuantes.

El grupo de investigación, perteneciente a la Universidad de Queensland (Australia), identificó y siguió la pista a diferentes individuos, claramente diferenciables por su patrón de manchas, que los hace únicos.

Las hembras elegían a miembros de un grupo, al que se asociaban, y evitaban intencionadamente a otros miembros y grupos. Esta conducta podría deberse al uso de las mismas localizaciones para alimentarse, aunque los integrantes del grupo de investigación no descartan que las jirafas se reconozcan mutuamente de cuando eran jóvenes y vivían en grupos (al estilo de las “guarderías”), algo ampliamente descrito en el mundo animal.

Sin embargo, los machos presentan un comportamiento menos gregario y muchos deciden vagar en solitario tan pronto como alcanzan la madurez. Si hay pocas oportunidades de apareamiento, algunos estudios sugieren que las jirafas macho pueden formar “amistades” entre sí, pero por norma general, los machos se caracterizan por ser solitarios y luchadores.

Normalmente un macho más viejo es retado por un joven para demandar el apareamiento por una hembra. En primer lugar se sitúan uno junto al otro, empujándose para juzgar cuál es el más fuerte. En peleas igualadas, es normal que se intercambien golpes brutales con los cuellos, y raramente utilizan los osiconos, estructuras similares a cuernos, aunque a veces pueden ocasionar lesiones. El desenlace más común es el de un macho victorioso y uno magullado, pero puede darse que uno de los contendientes acabe muerto.

Os dejamos un escalofriante vídeo:

Esperamos que os haya gustado. ¡Buena semana concienzud@s!

 

Fuentes:

  • Carter, Jennifer M. Seddon, Celine H. Frère, John K. Carter, Anne W. Goldizen. Fission–fusion dynamics in wild giraffes may be driven by kinship, spatial overlap and individual social preferences, Animal Behaviour, Volume 85, Issue 2, 2013, Pages 385-394, ISSN 0003-3472.
  • BBC Nature.

CÓMO SOBREVIVIR A LAS TEMPERATURAS EXTREMAS

El calor ya nos está golpeando desde hace días, y esto cada vez se vuelve más molesto. Los hay que harán tonterías, como vimos la semana pasada, y los que todavía no tienen el mar cerca, y tienen que trabajar, intentarán refrescarse de mil maneras, pero, ¿nadie se ha preguntado qué les pasa a los animals durante las temperaturas extremas? Hoy vamos a hacer un breve repaso sobre algunas de las adaptaciones de los animales a las altas temperaturas.

La adaptación más importante es cómo los animales regulan su temperatura corporal, es decir, lo que todos conocemos como “animales de sangre caliente” y “animales de sangre fría”.

Los animales de sangre caliente, aves y mamíferos en su mayoría, necesitan mantener una temperatura corporal constante o sufrirían consecuencias nefastas. Hay conseguido adaptarse sin que la temperatura exterior sea un impedimento, es decir, hay conseguido mantener una temperatura interna más o menos constante. Esta varía entre los individuos, pero suele oscilar entre los 36 ° C y los 40 ° C.

Por el contrario, los animales de sangre fría dependen de la temperatura exterior, ya que no mantienen una temperatura interna constante. Si por ejemplo fuera hay una tempeartura de 10 ° C, su temperatura corporal con el tiempo será de 10° C, mientras que si fuera hay 37°C, su temperatura subirá hasta esta cifra.

Pero lo que nos interesa más ahora mismo es, ¿cómo nos podemos mantener frescos?

La respuesta es ¡sudando!

Cuando hace calor, ¿qué es lo primero que pasa? Empiezas a sudar. El adulto promedio tiene 3 millones de glándulas sudoríparas. No es la sudoración lo que te enfría, sino más bien la evaporación de este sudor. La evaporación es un cambio de fase endotérmico, es decir, se produce con gasto de energía, la cual se extrae del cuerpo, y de esta manera lo enfría.

Cada vez que pierdas energía, es decir, cada vez que sudes, tu cuerpo se sentirá más fresco.

¿Y los animales sudan? La mayoría no, pero algunos lo hacen. Los perros sudan principalmente entre las almohadillas en la parte inferior de sus patas. Una excepción notable es el terrier sin pelo americano, que tiene glándulas sudoríparas por todo su cuerpo.

Los gatos no sólo tienen glándulas sudoríparas en las almohadillas de sus patas, sino también en sus lenguas, así que cuando veas que un gato se lame, puede ser que no se esté limpiando, sino que se esté refrescando, ya que esa saliva esparcida por todo su cuerpo se evaporaría sirviendo para refrescar al animal. Los canguros, por ejemplo, también se lamen los antebrazos con este mismo objetivo.

En cambio, los animales que viven en climas muy calientes no pueden permitirse el lujo de sudar, ya que el agua escasea en esos lugares, y tienen que prevenir esa pérdida de agua en forma de sudor, de sus cuerpos. Una gran cantidad de agua se pierde a través de la respiración, por lo que los animales del desierto se han adaptado expulsando el aire seco durante la respiración, y reabsorbiendo el agua presente en su aliento antes de ser completamente expulsada.

Mientras no tengamos otro tipo de adaptación, ¡a beber agua para sudar!

 

A los tiburones les gusta el rock

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Es curiosa la atracción que sentimos los humanos por las especies de depredadores que pueden acabar con nuestras vidas. Despiertan en nosotros un instinto primario de entre el pánico y la más profunda admiración difícil de describir. La lista es interminable: leones, tigres, panteras, osos… pero hoy os vamos a hablar de uno en concreto: el tiburón blanco, porque guardaba un secreto que se acaba de desvelar.

Si alguno de vosotros ha tenido la gran suerte de sumergirse en una jaula para ver nadar tiburones blancos alrededor, o si os lo habéis planteado alguna vez, sabréis que este tipo de actividades se hace en unas zonas concretas del planeta en las que el número de estos animales es muy elevado. Pero además de que haya suficientes tiburones en la zona, se les suele “incitar” a que se acerquen a las jaulas echando cebo al mar. Este cebo no es otro que restos y sangre de atún u otros peces, un poco putrefactos, para que el olor sea más intenso y captar la atención de los escualos.

Como os podéis imaginar, el cebo tiene un olor bastante desagradable para nuestras pituitarias, por lo que algunos intrépidos observadores de tiburones blancos se plantearon que cabía la posibilidad de atraer a los tiburones blancos hacia los barcos de turistas de alguna otra manera. Y no se les ocurrió otra cosa que… ¡probar a poner a todo volumen canciones de AC/DC!

La idea fue de Matt Waller, un operador de avistamiento de tiburones del sur de Australia, y observó que, cuando sonaba Shook Me All Night Long o Back in Black de la banda australiana por los altavoces sumergidos debajo de la jaula, los tiburones se acercaban rápidamente a la ella.

Estudios previos de grupos de investigación de la isla de Guadalupe (uno de los lugares del mundo con mayor población de tiburones) habían demostrado que la música afectaba al comportamiento de estos animales, pero nadie había observado una reacción tan marcada ante un tipo de música.

Seguramente, lo que capta la atención de los tiburones son las bajas frecuencias que aparecen en las composiciones de AC/DC, ya que los tiburones oyen mejor a frecuencias de 20 a 1000 Hz. Lo que lo hace más interesante aún es que canciones de otros clásicos del rock, como Led Zeppelin o los White Stripes, o incluso de grupos de death metal, generan una atracción similar. Sin embargo, los tiburones tienen preferencias por algunas canciones concretas, y una de las que más les atrae (y aunque parezca broma no lo es) es If You Want Blood (You Got It).

Como era de esperar, hay escépticos que afirman que lo que atrae a los tiburones a las jaulas es la novedad del sonido, y que otros tipos de música, al no emitir vibraciones a bajas frecuencias, les pasan desapercibidos.

En cualquier caso, a nosotros nos parece una genialidad de la naturaleza poder compartir gustos musicales con estos increíblemente temidos y majestuosos animales.

Si queréis echar un vistazo aquí os dejamos un link:

¡Feliz semana! 🙂

¿Por qué los pandas son blancos y negros?

¡Hola Concienzud@s!

Hoy hablaremos sobre un tema curioso donde los haya: ¡el color de los pandas!

El oso panda (Ailuropoda melanoleuca). Fuente: elblogverde.com

 

La coloración del panda ha sido objeto de estudio durante muchos años en el ámbito de la Zoología. A comienzos de este año, un artículo científico de Tim Caro y colaboradores ha arrojado algo de luz en el asunto y ha concluido que sirven para diferentes funciones. La mayor parte del pelaje del panda, que incluyen la cara, nuca, dorso, flancos y vientre, actúa como un mecanismo de mimetismo en ambientes con nieve, mientras que otras partes del cuerpo, como los hombros y las piernas, le sirven para mimetizarse en zonas de sombras.

Por otra parte, el estudio no ha mostrado pruebas concluyentes de que el cambio de color sea debido a decoloración o sirva como regulador de la temperatura. Algunos grupos han sugerido en los últimos años que los dos colores característicos del panda gigante se deben a su dieta, muy pobre nutricionalmente hablando, ya que no están preparados para digerir bien el bambú y extraer al máximo todos sus nutrientes. Este hecho no les permitiría alcanzar suficientes reservas para hibernar y necesitarían estar activos todo el año, por lo que estarían sujetos a numerosos ambientes y diferentes intensidades de luz y sombras, incluyendo paisajes nevados o la oscuridad del bosque tropical.

El trabajo de Caro y colaboradores propone que el oso panda es incapaz de realizar la muda del pelaje lo suficientemente rápido y tiene que llegar a un compromiso entre los dos colores del pelaje. Esta es una estrategia evolutiva alternativa para pequeños carnívoros, como el zorro del ártico, que tiene pelajes distintos para invierno y verano. Curiosamente, el conocido como carcayú (o “glotón”, Gulo gulo), es una especie que tampoco hiberna y es capaz de moverse largas distancias a través de diferentes hábitats, en numerosas ocasiones muestra un patrón de color similar al del panda.

 

Carcayú (Gulo gulo). Fuente: osfantasticos-animaisdoplaneta.blogspot.com

Pero esto no ocurre con todas las manchas del cuerpo. Caro y colaboradores sugieren que las manchas negras de los ojos del panda sirven para comunicarse entre ellos e identificarse, y no como camuflaje. Además, las orejas negras estarían relacionadas con una señal de ferocidad frente a situaciones de peligro.
Todo esto se muestra desde el punto de vista humano, pero otros estudios plantean la posibilidad de que estos animales y otros carnívoros posean una calidad de visión pobre para los colores, por lo que pasarían más inadvertidos si estuviésemos mirándolos con una visión escotópica, es decir, con condiciones de poca iluminación, como cuando nos levantamos de noche y solo somos capaces de percibir formas y contornos, en definitiva, poca información visual.

¡Esperamos que os haya gustado el post!

Fuente: Caro T, et al (2017). Why is the giant panda black and White? Behavioral ecology. DOI: 10.1093/beheco/arx008

No te fíes de un suricato

¡Buenos días concienzudos!

Hoy os venimos con una historia de violencia y patria. Hablaremos de violencia en el reino animal, donde veremos qué especies tienen más muertes producidas por animales de su misma especie. Y hablaremos de patria porque… Pues porque el estudio se ha publicado en la revista Nature y lo han hecho unos científicos de la Universidad de Granada [1]. Según está la ciencia en este país es como para sacar pecho, ¿no? 😉

La historia es que un equipo liderado por José María Gómez ha realizado un ambicioso estudio analizando más de cuatro millones de muertes en 1024 especies de mamíferos para descubrir si las relaciones de parentesco evolutivo entre ellas pueden explicar su historial de violencia. Lo primero que hicieron fue ordenar los animales según el porcentaje de muertes inflingidos por miembros de su misma especie y obtuvieron los siguientes resultados (todo el crédito de la gráfica se lo doy a Ed Yong, @edyong209, que fue quien la hizo).ctdqhtcusaeqoitLo más sorprendente es que en el número 1 de la lista están… ¡Los suricatos! Sí, Timón del Rey León. ¿Quién lo iba a decir? Con la carita tan tierna que ponen…

437655770_c0ab66c826_z

Pues hasta el 20% de sus muertes son debidas a otros suricatos. Y también sorprende ver que otra especie como los lemures está bastante alta en la lista. Es necesario comentar que los autores han contado como muerte violenta casos de infanticidio, ejecución, canibalismo y luchas de poder. Por ejemplo, en los suricatos se ha documentado que las madres asesinan a la descendencia de otras hembras para mantener la dominancia.

¿Y qué pasa con los humanos? Pues otro de los descubrimientos del artículo es la predicción de la tasa de muertes violentas que deberíamos tener como especie. Digamos que, estudiando la violencia de las especies según su relación de parentescco en la evolución, el trabajo predice que alrededor del 2% de las muertes humanas deberían ser causadas por otros humanos. Esta cifra es similar a la que se observa en primates y es similar al porcentaje de muertes que se conoce en tribus prehistóricas, de forma que parte de la violencia del ser humano se puede explicar por razones filogenéticas. Por suerte, las sociedades han evolucionado y nuestra proporción de muertes violentas es mucho más baja en las sociedades avanzadas. Sin embargo, hay muchos países en el mundo donde esta tasa es sin duda mucho más elevada, algo que podría acercarnos a los resultados del estudio.

Por favor, que no se me entienda mal, esto no es una incitación a la violencia. Aunque unos animales en apariencia tan simpáticos como los suricatos la practiquen, la violencia sigue siendo algo a evitar 🙂

¡Feliz y pacífica semana!

 

[1] The phylogenetic roots of human lethal violence. Nature 538, 233-237

[2] Murderous Meerkat Moms Contradict Caring Image, Study Finds. Natural Geographic News.

Que viene mamá paaato, pachín!

Un nuevo estudio publicado en la revista Science pone a prueba el razonamiento abstracto…. de los patitos.

Como nos cuenta Virginia Morell, los patitos, junto con muchos otros animales, aprenden a identificar a su madre poco después de la eclosión a través de un proceso llamado “impronta”. Esto les permite reconocer a su madre independientemente de si esta está caminando, volando o ligeramente sumergida, y así poderla seguir a cualquier parte. Sin embargo, los patitos son capaces de identificar como “su madre” a cualquier objeto en movimiento. Vamos, que cualquiera de vosotros podríais ser “mamá pato” siempre que aparecieseis en delante de un patito en el momento oportuno.

Entonces, ¿cómo funciona este proceso? ¿Simplemente hacen una foto mental de “su madre” o sus cerebros son capaces de entender conceptos abstractos? Nuestro cerebro, por ejemplo, es capaz de reconocer que algunas cosas tienen la misma forma o color (comparten las “mismas” propiedades), mientras que otras cosas son diferentes, ¿son los patitos capaces de esto?

Para averiguarlo, los científicos presentaron a patitos recién salidos del cascarón un par de objetos. Estos objetos podían ser iguales o diferentes en forma y color, y se movían en una trayectoria circular. A continuación analizaron la conducta de los patitos para ver qué pares de objetos que seguían.

Por ejemplo, si en una cría se habían improntado un par de objetos coincidentes en forma, entonces se le daba la elección entre seguir otro par de objetos coincidentes  en forma pero de otro color o un par de objetos de formas distintas.

Si los patitos son capaces de extraer la propiedad básica de la pareja original (misma forma), entonces cuando se presenten dos nuevas parejas de objetos deberán seguir la que tenga dos formas iguales, ya sean dos bolas, dos cubos o dos pirámides.

Como se puede ver en el vídeo, la mayoría de los patitos hicieron exactamente esto, demostrando que podían razonar con lógica acerca de las cosas que mantenían la misma propiedad y las que no.

Esta habilidad ya había sido demostrada en simios, cuervos y loros. El estudio muestra que los patitos tienen la capacidad innata de tratar con conceptos abstractos, haciéndolos mucho más inteligente de lo que se creía anteriormente.

Políticas animales: democracia y todos sus amigos

Buenos y resacosos días concienzudos! Y no digo resacosos porque me haya pasado el finde copazo tras copazo, si no porque después de tanto voto, campaña electoral, referéndum, brexit, dimisiones, encuestas y demás, creo que estoy borracha de política. Y esto parece que continúa.

Pero qué hacen otras especies animales cuando tienen que tomar decisiones en grupo? Decide un único individuo? Hay sociedades animales democráticas? Pues resulta que tenemos para todos los gustos.

Cuando un grupo de individuos de la misma especie tiene que enfrentarse a una decisión importante que marcará su destino, debe tener en cuenta que los costes pueden ser fatídicos y una equivocación puede tener consecuencias en su supervivencia.

Los CIERVOS ROJOS son un ejemplo de especie que lleva a rajatabla la “regla de la mayoría”, concretamente, el grupo sólo decide moverse si más del 60% de los ciervos se levantan. Todos los ciervos del grupo parecen tener la misma influencia en la decisión y podríamos decir que son muy democráticos.

ciervo_curiosoanimal.blogspot.com

Al contrario, en el caso de los ELEFANTES, las decisiones migratorias las toma de forma unilateral la hembra más vieja del grupo, una dictadura en toda regla.

Un caso intermedio son los CHIMPANCÉS, en los que aunque un único macho denominado “macho alfa” es el miembro dominante, sólo consigue y mantiene su dominancia si cuenta con el consenso de las hembras. Además, el puesto de “macho alfa” no es permanente y puede ser desafiado por cualquier otro macho. De manera parecida, en los MONOS BABUÍNOS las decisiones las llevan a cabo los machos y hembras más influyentes del grupo. Parece que chimpancés y monos babuinos se rigen por dictaduras sustentadas por uno o varios individuos.

Los BÚFALOS AFRICANOS deciden hacia dónde viajar en función de cuántas hembras se levantan en según qué dirección. Un “voto” de búfala africana equivale a levantarse en una dirección, estirarse y volver a tumbarse. Si una mayoría de hembras “votan” por seguir un camino concreto, toda la manada se levantará y aceptará esa decisión. Si por el contrario, alrededor de un 50% de hembras apuesta por un camino, y otro 50% apuesta por otro, la manada se divide y viaja durante la noche hacia caminos distintos.

En las colmenas de ABEJAS, aunque existe una abeja reina, ésta no ejerce una monarquía sobre el enjambre, es más, no participa en absoluto en la toma de decisiones. Según el investigador Thomas D. Seeley, cuando la colmena debe trasladarse a otro lugar, los encargados de decidir la mejor localización son un grupo de abejas adultas experimentadas y que constituyen un 5% del total. Normalmente sólo unas 200 abejas (del total de 10000 que forman la colmena) salen a explorar el ambiente y vuelven a la colmena para “convencer” al resto. Sólo una de las opciones será aceptada por el conjunto de abejas exploradoras y también por el resto de la colmena. En este caso una oligarquía experimentada decide y convence al conjunto de la población.

 Honey+Bee+-+Honeycomb+Yellow

Como veis, todo está ya inventado en el reino animal!

Pero es importante guardar las distancias y no confundir sistemas de funcionamiento en sociedades animales, con la toma de decisiones que llevamos a cabo los humanos. El antropomorfismo nos puede llevar a equívocos. Así pues, ni las comunidades de babuinos son influencers, ni las elefantas son dictadoras, ni los ciervos son demócratas, sencillamente porque no son comunidades humanas.

Sin embargo, podemos estudiar y entender el comportamiento jerárquico y social de las especies animales que nos rodean, de hecho, muchos investigadores trabajan en la modelización de estos mecanismos de decisión, ya que pueden sernos de gran ayuda en la comprensión de la fabricación de nuestras propias decisiones humanas. Hace poco una aplicación móvil, APPGREE, se ha lanzado al mercado prometiendo poner de acuerdo a miles de personas, una poderosa herramienta que mediante un algoritmo, escoge las opiniones mayoritarias en un grupo.

Youre-voting-delegates

¡¡Feliz lunes!!

El inconsciente colectivo o como los microbios controlan nuestro comportamiento.

ecc_MIB_bust_05_LRG

Hoy vamos a hablar de un tema que os resultará familiar a los que asististeis el sábado pasado a nuestro cóctel de ciencia, y a los que hayáis visto alguna vez anuncios de yogures, los parásitos. Muchos habréis oído hablar de las hormigas zombies, que son controladas por las esporas de un hongo… o del famoso Toxoplasma gondii, que para llegar a su destino final, los gatos, es capaz de infectar a un ratón y manipular su comportamiento de modo que este no tema a su depredador felino, pero… pueden estos microorganismos manipular también nuestra conducta?

Pues la respuesta es que sí, y lo hacen desde el nacimiento. Ya en el útero, ciertos microbios de la madre son transmitidos al bebé, iniciando así una colonización intestinal que será determinante en el comportamiento futuro de esa persona. El intestino humano alberga un ecosistema microbiano dinámico y complejo, que consiste en aproximadamente 1 kg de bacterias en el adulto promedio, aproximadamente el peso del cerebro humano. No obstante, algunos de estos huéspedes han evolucionado en el ser humano hasta tener una relación de simbiosis en la que ambos organismos resultan beneficiados (mutualismo). Nosotros les proveemos de una fuente constante de alimento y, a cambio, ellos nos ayudan a metabolizar ciertos alimentos como los carbohidratos complejos (la famosa fibra), a absorber nutrientes, sintetizar vitaminas y a inhibir patógenos… pero es eso todo?

En este caso la respuesta es que no. Los genes de la microbiota intestinal, denominados microbioma, superan significativamente los genes humanos en el cuerpo, y son capaces de producir una gran variedad de compuestos neuroactivos que afectarán de manera inconsciente en cuestiones fundamentales como el estrés y la interacción social. Es más, numerosos datos apuntan a que el desarrollo y evolución de la actividad cognitiva está críticamente determinada por la microbiota y su metabolismo. Estudios con ratones libres de gérmenes han demostrado por ejemplo, que la ausencia de las bacterias “normales” del intestino es capaz de producir déficits de memoria. Estos trabajos han llevado a algunos investigadores a postular que, sin la ayuda de estas bacterias, hongos, virus y otros organismos que conforman la microbiota, el ser humano no habría llegado a desarrollar su capacidad mental actual.

Y cómo puede la microbiota ejercer su poder sobre nosotros?

Pues a través de una red bidireccional que consta de diversas rutas. Por ejemplo, a través de:

Print

El Vago. Este nervio, al contrario de lo que su nombre indica, está muy ocupado inervando distintas vísceras como el corazón, bronquios, estómago, esófago, páncreas, hígado y, por supuesto, el intestino. Siendo mucho de los efectos de la microbiota dependientes de la activación del mismo.

El sistema inmune es otra de las dianas de nuestros habitantes de ahí dentro, colaborando ambos para mantener el equilibrio de la superficie intestinal. Además, el sistema inmune también tiene una comunicación directa con el cerebro, y puede ejercer su efecto sobre áreas como el hipotálamo, el principal regulador de las hormonas y coordinador de conductas esenciales como la ingesta de alimentos, el apareamiento, la agresividad y un largo etcétera.

Las bacterias intestinales tienen también la capacidad de producir determinadas sustancias que el cerebro emplea para enviar y recibir mensajes, los neurotransmisores. Por ejemplo, determinados Lactobacillus y Bifidobaceterium pueden generar GABA una molécula fundamental a la hora de inhibir la señalización de las neuronas. Bacillus produce Noradrenalina y Dopamina, sustancias necesarias para cosas tan básicas (y complejas) como moverse o como para regular el humor y la motivación. La Candida, Streptococcus, Escherichia y Enterococcus spp.  por su parte,  os pueden sonar porque pueden ser perjudiciales, pero también, en su justa medida, tienen que estar presentes en nuestro organismo, ya que son capaces de producir Serotonina, una molécula imprescindible para mantener nuestro estado de ánimo.

Y es por todo esto, que mantener un equilibrio en nuestra flora intestinal es fundamental para poder continuar nuestra relación con estos pequeños habitantes de forma pacífica y harmoniosa.

De hecho, cuando esto no sucede, hay que recurrir a casos extremos, como los trasplantes fecales… pero eso es otra historia.

Feliz Semana!

Basado en la revisión de Dinan et al. 2015

Machos o hembras, ¿cuáles son más bonitos?

¡Buenos días!

Hoy os traemos una historia tan colorida y bonita como estos pájaros (llamados carpodacos domésticos para los interesados):1.18735d

Me gustaría que no os fijarais en la apasionante discusión que están manteniendo sino más bien en el color de su plumaje. El de la izquierda es un macho y creo que coincidiréis conmigo en que es bastante más colorido que la hembra, a la derecha. Y de esto trata nuestro post de hoy, pues la semana pasada salió un artículo en la revista Nature que estudia qué razones evolutivas pueden haber para que se observen diferencias en el colorido entre machos y hembras de distintas especies de pájaros. ¿Por qué es tan relevante el estudio? Pues porque se ha hecho con alrededor de ¡6000 especies distintas de pájaros! Un estudio tan amplio es estupendo porque permite responder a distintas cuestiones planteadas en términos de evolución.

El primer resultado que obtuvieron es que las especies de mayor tamaño también presentan una pigmentación más colorida, algo ignorado hasta ahora. Además, demostraron que las especies tropicales presentan una mayor coloración en ambos sexos, algo que según los científicos es debido a que dichas especies son generalmente más territoriales y forman parejas estables, aumentando la competición entre individuos de la misma especie. Como ejemplo de especie tropical colorida os dejo el de la tangara cabecidorada, similar en ambos sexos:

1.18735c

En cuanto a diferencias de coloración por sexos, las hembras eran menos coloridas en las sociedades polígamas, donde un macho tiene más de una pareja. Esto viene motivado por el hecho de que la competencia entre hembras se reduce si el macho puede elegir varias veces y por tanto diferenciarse en colores no es evolutivamente rentable. Como ejemplo, la Tangara de Costa Rica (macho a la derecha y hembra a la izquierda):

1.18735e

Me encantaría hacer unas cuantas comparaciones con nuestra sociedad actual pero la verdad es que es un tema polémico. Así que es mejor que cada uno haga las suyas 😉

Vídeo

El ‘mejor’ Padre del Reino Animal

¡Hola Concienzudos! Con motivo del día del padre os queremos hablar del que es considerado uno de los mejores padres en el Reino Animal. Se trata del caballito de mar (Hippocampus) y tiene la peculiaridad de ser el macho el que guarda los huevos en su interior, a modo de útero. La hembra se encarga de poner los huevos previamente dentro del macho, y éste los fertiliza y mantiene en su interior durante 2-4 semanas, donde se desarrollan hasta adquirir la forma del adulto. En este video filmado en el acuario The Deep en Reino Unido, se muestra a un macho ‘dando a luz’ a sus crías.

Es importante comentaros de la existencia de la organización Proyecto Caballito de Mar, con sede en Vancouver (Canadá), y que se encarga del estudio y protección de esta especie altamente amenazada y que juega una gran papel en la conservación de mares y océanos. Esperemos que hayais aprendido un poco más sobre este fascinante pez. ¡Feliz día del Padre!

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: