divulgación, Salud y bienestar

Seguimos con el coronavirus: ¿cómo hay que lavarse las manos para evitar infecciones’

Hola concienzud@s,

Hoy os quiero hablar de cómo deberíamos lavarnos correctamente las manos para evitar infecciones.

Ya sabéis que esta es una de las medidas fundamentales que se han implantado desde la Consejería de Sanidad para intentar frenar la expansión del coronavirus.

De las posibles intervenciones para controlar la expansión de una infección, la correcta higiene de manos es una de las principales que reduce la transmisión de los patógenos nosocomiales.

coronavirus

 

Pero, ¿cuál es la manera correcta?

Parece ser que la clave consiste en hacerlo durante más tiempo.

Desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (agencias del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos) recomiendan que el proceso dure entre 20 y 30 segundos.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aumenta este tiempo entre 40 y 60 segundos y establece 6 pasos muy específicos.

1- Frotar las palmas una contra otra.

2- Frotar el dorso de cada mano contra las palmas.

3- Frotar las palmas con los dedos entrelazados.

4- Frotar las palmas una contra la otra mientras los dedos están entrelazados.

5- Frotar los dedos alrededor de cada uno de los pulgares.

6- Frotar cada palma con la punta de los dedos.

Os dejo una infografía que ya sabéis que una imagen vale más que mil palabras ;-P

lavado_manos

Lavarse las manos con agua y con jabón es la mejor forma de eliminar los patógenos. Si no es posible, la siguiente mejor opción es utilizar un gel desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol en su composición.

Podéis consultar toda la información oficial relativa al covid-19 en el siguiente enlace del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/home.htm

 

Ciao!!!

Salud y bienestar

Coronavirus para dummies

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Hemos decidido dedicar el post de esta semana a un ente minúsculo que está acaparando la atención de todo el mundo en los últimos tiempos: el coronavirus. Para empezar… ¿Qué es?

Este agente maligno está compuesto por una envuelta proteica con forma de “corona”, a la que debe su nombre, y ADN en su interior. A pesar de que algunos de nosotros sólo hemos sido conscientes de su existencia hace relativamente poco tiempo, lleva en nuestro planeta desde hace casi 10.000 años. Lo que pasa es que generalmente afecta a perros y gatos, por lo que los humanos le hemos prestado poca atención. El problema viene cuando el virus ha pegado un salto de especie, como sucedió con el SARS o el ébola. La forma mutada es el Novel Coronavirus 2019-nCoV y ahora afecta también a humanos, pudiendo provocar su muerte.

Al poder infectar a diferentes especies, todas ellas pueden propagarlo y contagiarse entre sí, por lo que su dispersión es muy fácil y rápida.

Otro aspecto que está generando gran alarma es cómo se desarrolla la enfermedad, ya que su curso clínico es muy similar al de una gripe, y vistas las fechas en las que estamos, es muy fácil pensar que podemos tenerlo.

De hecho la alarma es tal que hasta google maps ha sacado una web en la que puedes consultar a tiempo real los casos de coronavirus que hay en el mundo. Os dejamos el enlace por si queréis echar un vistazo: https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?mid=1S0vCi3BA-7DOCS13MomK7KebkPsvYl8C&shorturl=1&ll=31.871701981077088%2C87.21998724815205&z=3

Ahora sí, paranoias y alarmismos aparte, ¿cuál es la población más vulnerable?

Según un estudio realizado en China (donde apareció el brote inicial), las poblaciones de mayor riesgo de muerte son aquellos individuos de más de 70 años. Un reciente estudio publicado en The Lancet muestra que la mortalidad en niños es anecdótica y que el virus tampoco afecta preferentemente a embarazadas (que en un principio se consideraron población de riesgo), ni genera mortalidad en los fetos. De manera que sí, sed precavidos, tomad todas las precauciones que veáis oportunas, pero que no cunda el pánico.

¡Que tengáis buena semana!

Alimentación, Curiosidades, Salud y bienestar

Almidón resistente o como adelgazar comiendo pasta recalentada

Buenos días concienzud@s,

Ya estamos casi en primavera, el calor ha hecho acto de presencia y uno no puede dejar de pensar en las deseadas vacaciones de verano y en la casi obligada “operación bikini”. Ya no tenemos excusas para mantener esa capilla de grasa que tantas alegrías nos ha proporcionado durante las largas noches de invierno.

Como cualquier ayuda es poca en nuestra lucha común contra la báscula he pensado hablaros de un artículo que se publicó hace unos años en una revista científica. Los medios de comunicación se hicieron eco del tema con titulares como “comer pasta recalentada adelgaza”. Y, a pesar de que puede parecer un titular tremendamente sensacionalista hoy vamos a comprobar que tiene un trasfondo de verdad.

Supongo que ya estamos familiarizados con que la pasta en un alimento rico en carbohidratos de alto índice glucémico. Esto significa que cuando los comemos se van a transformar rápidamente en glucosa lo que va a provocar un pico de insulina para hacer que esa glucosa en sangre descienda nuevamente.

Está demostrado que estas subidas y bajadas bruscas hacen que volvamos a tener hambre en poco tiempo y a la larga están relacionadas con un aumento de peso.

De ahí la importancia de consumir alimentos con fibra, como los integrales, ya que este nutriente modera de alguna manera la absorción de estos hidratos.

Este pico de insulina del que os he hablado se produce especialmente con los llamados almidones o féculas que están presentes en alimentos como el arroz blanco, las patatas, la pasta, el pan y por supuesto en todo tipo de productos procesados como bollería, galletas y dulces en general.

Pero también existe otro tipo de almidón que es el llamado almidón resistente. Y ¿qué es el almidón resistente?

Pues como su nombre indica es un tipo de almidón que se “resiste” a la acción de las enzimas digestivas, viaja por nuestro intestino llegando más o menos intacto al colon donde es utilizado por nuestras bacterias colónicas como sustrato.

Es decir, el almidón resistente es un prebiótico. La importancia de enriquecer nuestra dieta con probióticos y prebióticos para asegurarnos una microbiota saludable es un tema que daría para otro post.

Pero hoy vamos a centrarnos en lo que nos interesa que son aquellos alimentos que nos pueden ayudar a ganarle la batalla a esos kilos de más.

El almidón resistente al no digerirse completamente contiene la mitad de calorías que el almidón normal, está demostrado que aumenta la saciedad, incrementa la oxidación de lípidos (movilizamos nuestras grasas para utilizarlas como fuente de energía) y pese a que no es la panacea parece que las últimas revisiones que se han publicado pintan muy bien.

Este nutriente está presente de manera natural en algunos alimentos como las legumbres, la avena, el plátano macho, la patata cruda (aviso a navegantes de que la patata cruda es tóxica)…y lo más interesante es que también podemos transformar parte de almidón normal en resistente con algo tan sencillo como calentar y enfriar.

Si cocemos, por ejemplo, patatas o arroz y lo enfriamos durante 12 horas en la nevera se produce una reacción llamada retrogradación del almidón que hace que parte de ese almidón se transforme en resistente. Según un estudio del 2015 la reducción calórica podría estar entre el 12 y el 50%.

Pero el artículo del que hoy hablamos dio un paso más porque a nadie le gusta comer unos macarrones fríos de la nevera, ¿no? Lo que hicieron básicamente fue cocinar la pasta, enfriarla, analizar el contenido en almidón resistente, recalentarla y ver qué había pasado.

Lo que se pensaba es que al calentarla se revertiría este proceso y el almidón volvería a ser completamente digerible, cosa que ocurrió cuando se utilizaron temperaturas normales de calentamiento. La sorpresa vino cuando se recalentaba la pasta a temperaturas moderadas (por debajo de 65ºC ya que no sólo no se perdía ese almidón resistente sino que el alimento se hacía aún más resistente.

De ahí la conclusión a la que llegaron los medios de comunicación de que comer pasta recalentada adelgaza.

Bueno concienzud@s, espero que os haya gustado este post y que a partir de ahora miréis con otros ojos esos restos de pasta que se quedan en nuestras neveras.

Saludos.

almidon_resistente.jpg

Salud y bienestar

¿Es posible frenar la calvicie?

 

homer-simpson

Un grupo de científicos cree que sí.

Homer-simpson-1280x1024

En un estudio publicado recientemente en la revista Nature Communications, Ralf Paus y colaboradores muestran como un compuesto sintético similar al sándalo es capaz de prolongar el crecimiento del cabello en fragmentos de piel sobrantes procedentes de “liftings” faciales.

Schematic-of-the-human-hair-follicle-The-hair-follicle-contains-both-mesenchymal-and_W640

Representación de un folículo piloso donde se puede apreciar papila dérmica (dermal papilla) y la matriz pilosa (hair matrix). Imagen tomada del artículo “The Hair Follicle: An Underutilized Source of Cells and Materials for Regenerative Medicine. Almquist et al. 2017”.

 

El Sandalore®, nombre con el que se conoce a este compuesto, activa un receptor olfativo llamado OR2AT4 que se encuentra en la vaina de la raíz de los folículos pilosos humanos.

dp
Imagen del artículo de Pau y colaboradores, donde podemos observar un corte de las estructuras mencionadas en la imagen del folículo piloso (DP papila dérmica, HM matriz) y la localización del receptor OR2AT4 marcado en verde mediante inmunofluorescencia.

 

La activación de este receptor da lugar a una disminución en la muerte celular, así como a un aumento de la disponibilidad de IGF-I, un factor de crecimiento semejante a la insulina que además también contribuye a frenar la apoptosis o muerte celular.

Aunque quizá nos sorprenda que existan receptores olfativos en otros tejidos alejados de las fosas nasales, esto no quiere decir que seamos capaces de oler con el pelo ni mucho menos. Los receptores olfativos forman parte de un sistema de señalización quimio-sensorial que se desarrolló, evolutivamente hablando, mucho antes que la sensación de olfato y, por tanto, estos receptores tienen diversas funciones en otras regiones.

Actualmente se está llevando a cabo un ensayo clínico con este compuesto para analizar su utilidad para evitar la pérdida de cabello en personas, pero no conoceremos los resultados hasta el año que viene.

Salud y bienestar

¿Sabéis lo que es el síndrome de olor a pescado?

¡Hola concienzudos! Este es un tema delicado y no se habla mucho de ello, ya que cuando se conoce a alguien con este síndrome muchos piensan que el motivo de que huelan así es que no se lavan.

COMO COMBATIR MALOS OLORES CORPORALES CON RECETAS CASERASY nada más lejos de la realidad. Resulta que es una enfermedad reconocida de la que se saben las causas pero que socialmente está muy mal vista debido a los síntomas que presenta. Con este síndrome tu sudor, aliento y orina huelen a pescado. O como dijo Shakespeare en La Tempestad: “Él huele como a pescado; un tremendamente antiguo y oloroso pescado….”. Así que como véis, es una enfermedad que lleva muchos años entre nosotros.

como-eliminar-el-olor-a-pescado-11

bromhidrosis-3-300x188

No hay que confundir esta enfermedad con la bromhidrosis, que es el mal olor corporal causado por la hipersudoración. El sudor en sí es inodoro, pero cuando sale empieza a ser poblado por bacterias que degradan el compuesto formando ácidos grasos y amonio que huelen muy mal.

¿Pero qué les pasa a estas personas que huelen a pescado?

El nombre de la enfermedad es trimetilaminuria(TMAU), y es un desorden metabólico que causa un defecto en la normal producción de la enzima flavinmonooxigenasa3 (FMO3).

Esta enzima metaboliza la trimetilamina (TMA), que es un compuesto que se encuentra en la dieta y la convierte en la forma inactiva “óxido de trimetilamina”. Cuando la enzima falla, la trimetilamina se acumula en el organismo y debe ser expulsada mediante las secreciones corporales como el sudor o la orina, y es la que da ese olor a pescado.

b2ap3_large_sindrome-de-olor-a-pescado

Este fallo en la enzima puede deberse principalmente por dos motivos. La primera es porque la persona haya heredado un gen mutado que haga que esta enzima no se forme, y a esto se le llama trimetilaminuria primaria. Para que este gen “defectuoso” tenga su efecto debe encontrarse en ambos pares de cromosomas, por lo que tiene un patrón de herencia autosómica recesiva. citrina7_herencia_autosomica_recesivaEs decir, que tus padres pueden ser personas sanas, pero que uno de los cromosomas tengan una copia del gen mutado (y en el otro no). Si la mujer (o el hombre) tienen también una copia en uno de los cromosomas, tienen una probabilidad del 25% de transferir esta mutación a la descendencia. Esto son los casos más comunes de trimetilaminuria.

Pero también puede producirse una TMAU secundaria, que se da cuando hay un fallo hepático que hace que la enzima no funcione correctamente.

Para diagnosticar esta enfermedad se mide la relación trimetilamina/trimenilamina oxidada en la orina. Y también se pueden hacer estudios genéticos para saber si tienes el gen mutado.

La mala noticia de todo esto es que la enfermedad no tiene cura, pero parece que ciertos cambios en la dieta como comer menos alimentos que contengan colina, carnitina, azufre y nitrógeno pueden ayudar. Además de tomar pequeñas dosis de antibióticos o lavarse con geles con pH ligeramente ácido.tma_01_x500

En 2004 salió un estudio que dice que la ingesta diaria de carbón activado y/o clorofilina de cobre pueden mejorar significativamente la enfermedad en estos pacientes. El problema del carbón activado es que aunque es bastante seguro, sólo se puede dar durante un corto periodo de tiempo y por lo tanto cuando dejas de tomarlo vuelve el problema. Por lo que definitivamente no hay muchas soluciones para el problemas.

¡¡¡Feliz Semana Concienzud@s!!!

Curiosidades, Descubrimientos y Tecnología, Salud y bienestar

¿Padeces el Síndrome del Impostor?

Quizás los siguientes pensamientos te suenen de algo:

  • Piensas que tus éxitos o logros no son merecidos, simplemente se deben al azar, la suerte, o la intervención de otras personas que han podido ayudarte a conseguirlos.
  • No confías en tus propias competencias, dudando de que sean capaces de ayudarte a conseguir tus éxitos.
  • Sientes miedo a que los demás se den cuenta de que eres un “impostor” en el ámbito académico, laboral e incluso personal.
  • Tienes expectativas de fracaso frente a situaciones que ya has superado con éxito.

Si en algún momento estos pensamientos han cruzado tu mente y han arraigado, es posible que padezcas el “Síndrome del Impostor”.

Sigue leyendo “¿Padeces el Síndrome del Impostor?”

Curiosidades, Salud y bienestar

¿No podrías vivir sin queso? Cuidado, puede ser una adicción de verdad

¿Cuántos de vosotros decís que el queso es el mejor alimento del mundo? ¿O que no podríais vivir sin queso? Es algo común, que le ocurre a mucha gente y no es sólo porque sea delicioso, sino que de verdad causa adicción.

la-adiccion-al-queso-es-tan-fuerte-como-a-las-drogas-1-620x349

Ya se sabía desde hace mucho que la comida es adictiva, ya que evolutivamente es algo necesario para el ser humano y el cerebro lo sabe. Cuando comemos, sea lo que sea, se activa la ruta de adicción del cerebro para así preservar la supervivencia humana. Pero sobre todo ocurre con los alimentos muy calóricos, ya que son los que van a dar más energía por más tiempo y eso en la época en la que había que cazar o recorrer largas distancias para encontrar alimento, era muy beneficioso. Sigue leyendo “¿No podrías vivir sin queso? Cuidado, puede ser una adicción de verdad”