Blog de divulgación científica

Entradas etiquetadas como ‘curiosidades’

¿Moda o ciencia?

¿Qué diríais que tienen estas mujeres en común? Son guapas, ricas, famosas, y todas han confesado haberse comido su propia placenta después del parto.

Hoy hablamos de la placentofagia, que es el término usado para describir el acto, frecuente entre los mamíferos, de comer la placenta después del parto.

Hay numerosos estudios que barajan varias teorías para la placentofagia en mamíferos no humanos. Con el tiempo se han desarrollado varias hipótesis sobre el por qué de este mecanismo; una, diseñada para explicar la placentofagia en especies principalmente herbívoras, es que la madre sufre un cambio en la preferencia de los alimentos hacia la carnivoría en el momento del parto. Lehrman caracterizó el comportamiento de los herbívoros en el parto como “vorazmente carnívoro”. Otra hipótesis es que las madres consumen la placenta después del parto para saciar el hambre, es decir, que la anorexia antes del parto conduce a la placentofagia como un medio para mantener los requerimientos homeostáticos de ingesta de alimentos. En la literatura se ha observado que las perras evitan activamente la comida y el agua durante las últimas 24 horas de embarazo, y que la yegua con frecuencia muestra anorexia durante el parto. Una tercera hipótesis es que la placentofagia es una respuesta al hambre específica, es decir, una respuesta a necesidades nutricionales específicas u hormonales que pueden satisfacerse consumiendo la placenta. Se supone que las necesidades en cuestión son producto de cambios metabólicos o endocrinos asociados con el embarazo tardío y el parto. Una cuarta hipótesis es que las madres comen la placenta para mantener la limpieza del sitio y para evitar atraer depredadores.

En humanos, esta práctica se está poniendo cada vez más de moda en las sociedades occidentales, entre mujeres de clase media/alta. Estas mujeres consumen la placenta después del parto en batidos, cruda, o deshidrata, alegando numerosos supuestos beneficios como prevenir la depresión postparto, reducir el dolor y la hemorragia postparto, aumentar la producción de leche materna y mejorar la vinculación madre-hijo.

Sin embargo, no hay evidencias científicas que apoyen este tipo de práctica en humanos. Y no sólo eso, sino que sí hay estudios que alertan del problema de este tipo de práctica, como el ejemplo de un recién nacido en Oregón, EEUU, que sufrió una infección de estreptococos del grupo B infantil, de inicio tardío, asociada con el consumo materno de cápsulas que contienen placenta deshidratada infectada con esta bacteria.

No nos dejemos guiar por las modas sin antes consultar.

¡Buen inicio de semana!

Fuentes: Genevieve L. Buser, MDCM1; Sayonara Mató, MD2; Alexia Y. Zhang, MPH3; Ben J. Metcalf, PhD4; Bernard Beall, PhD4; Ann R. Thomas, MD3.

Neuroscience & Biohehavioral Reviews, Vol. 4, pp. 141–150. Placentophagia: A Biobehavioral Enigma (or De gustibus non disputandum est). MARK B. KRISTAL

Anuncios

Romper el cascarón. ¿Cómo es posible que los dinosauros provengan de… huevos?

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

¿A quién no le fascinan o le han fascinado en algún momento de su vida los dinosaurios?

Esos seres majestuosos, prehistóricos y monstruosamente grandes (en su mayoría) en comparación con nosotros los humanos, que despiertan en nosotros un instinto muy primario: entre atracción y curiosidad desmedidas y miedo visceral a coincidir con ellos en el tiempo y en el espacio (salvo que esas circunstancias se den en la “seguridad” de un parque de atracciones, como hemos visto en múltiples películas). (más…)

La primavera y el campo

A quien le guste el campo y el monte está de suerte, porque la primavera es una de las estaciones más idoneas para disfrutar de la Naturaleza. Los días son largos y los fines de semana apetece salir a pasear por el campo, y desconectar de la ciudad.

Desgraciadamente (en algunos casos), no somos los únicos seres vivos a los que nos gusta disfrutar del campo; quizá alguno ya conozca a nuestro invitado de hoy, la garrapata.

Los ixodoideos (Ixodoidea) son una superfamilia de ácaros, conocidos vulgarmente como garrapatas. Son ectoparásitos hematófagos, es decir, que se alimentan de sangre, y son vectores de numerosas enfermedades infecciosas entre las que destaca la enfermedad de Lyme. Son los ácaros de mayor tamaño.

Este post no es para asustar a nadie, pero es para dar a conocer una de las enfermedades que pueden transmitir estos pequeños animales.

 

(más…)

¿Por qué roncamos?

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

¿A quien no le ha pasado alguna vez que se ha despertado sobresaltado por un ronquido?

IMG_8984

El origen podemos ser nosotros mismos o un compañero de habitación, de vagón de tren o inclusio alguien de una toalla cercana si estamos tumbados bajo el sol en la playa.

Es más… ¿quién no tiene un amigo con el que evita compartir habitación en los viajes grupales, porque sus ronquidos son casi como rugidos de un oso?
Y es que roncar es una actividad muy extendida. Se estima que un 45% de la población ronca de manera ocasional, y un 25% lo hace cada noche. Curiosamente, los hombres roncan el triple que las mujeres (un 75% frente a un 25%).
Sin embargo, el ronquido no es algo exclusivo de los humanos, es un proceso bastante extendido en el reino animal: desde perros hasta patos pasando por elefantes.
Si queréis echar un vistazo a los ronquidos en el reino animal, aquí os dejamos un link: http://www.youtube.com/watch?v=_ubP5zHnlrE

Pero… ¿por qué roncamos? (más…)

PAN DE CENTENO Y LSD

Ahora que vivimos en una sociedad globalizada, quizá a nadie le sorprenda tomar pan de centeno, pero la historia no siempre ha sido así.

Durante siglos (sobre todo durante la Edad Media), en Europa se produjeron numerosas intoxicaciones alimentarias, entre las que se encontraba una muy grave y de gran extensión, que era originada por el pan elaborado con harina de centeno. Esta harina estaba contaminada por una toxina derivada de un hongo, conocido como claviceps purpurea, que se manifestaba en forma de cornezuelo negro en las espigas del centeno.

El hongo parásito de la planta de cereal produce unas micotoxinas que contienen numerosos alcaloides (ergometina, ergosina, ergotamina, ergocornina, ergocriptina, ergocristina, agroclavina, elimoclavina, lisergol, etc.) que se asemejan al LSD y tienen importantes efectos neurológicos. (De hecho, el LSD fue sintetizado por Albert Hofmann, un químico suizo, cuando intentaba purificar e identificar los principios activos del cornezuelo).

El envenenamiento por cornezuelo se conoce probablemente desde hace más de 2.500 años, siendo la primera mención conocida en una tablilla asiria en el año 600 a.C. Esta tablilla habla de una “pústula nociva en la espiga del grano”. (más…)

De calvicie, eyaculaciones y cáncer de próstata

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Es posible que muchos de vosotros conozcáis la web “Spurious Correlations”, en la que demuestran continuamente que si estrujas lo suficiente los datos podrás encontrar correlaciones incoherentes del tipo de que el estreno de películas de Nicolas Cage correlaciona con un aumento en las muertes por ahogamiento en piscina, o que la cantidad de miel producida en EEUU correlaciona perfectamente con el número de ejecuciones por pena de muerte en este país. Estas correlaciones se consiguen sin ningún tipo de planteamiento científico detrás, símplemente comparando cuáles han sido los eventos que aumentan o disminuyen a la vez en un año determinado, sin que necesariamente tengan nada que ver.

Sin embargo… Hay estudios científicos con hipótesis concretas y planteamientos meramente científicos que han desvelado correlaciones tan chocantes como reales, y es que… ¿Os imagináis que quedarse calvo a los 20 años, o el número de eyaculaciones entre los 20 y los 29 años estuvieran relacionados con la incidencia de cáncer de próstata?

(más…)

2001: Odisea (de unos gusanos) en el espacio

¡Buenos días concienzud@s!

Hoy hablaremos de unos individuos que, a priori, pueden parecer asquerosos o simplemente repulsivos, pero que son un modelo de estudio muy utilizado para medicina regenerativa. Por supuesto, hablamos de nuestros amigos los gusanos, en este caso gusanos planos, y que realizaron un viaje envidiable (que solo unos afortunados han realizado), soñado por muchos: el espacio.

Planarias (gusanos planos)

Traemos esto a colación debido a la publicación de un artículo científico, que os explicaremos a continuación. Un grupo de investigación de la Universidad de Tufts (Boston, EEUU), dirigido por el Dr. Michael Levin, se encarga del estudio de sistemas biológicos, biología sintética y medicina regenerativa, entre otras líneas de investigación. Para ello utilizan gusanos planos, que pueden regenerar partes amputadas de su cuerpo, por lo que son sujetos ideales para entender cómo sistemas vivos pueden autorregenerarse. Los resultados se podrían aplicar a regeneración de tejidos dañados debido a una enfermedad, debido a heridas o tejidos afectados por causas congénitas. (más…)

Viscum album

Quizás os suene este nombre, pero supongo que a la mayoría no os dirá nada. Es el nombre científico de la planta comunmente llamada muérdago, y que podemos ver creciendo en las ramas de otros árboles.

Esta Navidad estaba viajando por la autopista, y una vez más me llamó la atención el muérdago. Se caracteriza porque son como unas bolas de hojas que crecen en las ramas de otros árboles.

(más…)

¿Por qué crecen más las uñas en verano que en invierno?

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Seguramente la mayoría de vosotros ya habéis sufrido en vuestras carnes la llegada del tan esperado frío invernal. Además de los clásicos catarros, gripes, abrigos e incluso bolas de nieve, el frío trae consigo otra serie de cosas de las que es posible que no nos hayamos percatado, como por ejemplo de la que tratamos hoy aquí: las uñas crecen a un ritmo más lento en invierno que en verano.

¿Por qué?

Parémonos un segundo a pensar en las uñas en sí, y es que, si lo pensamos… ¡nacemos con ellas!

En realidad es muy curioso, porque las uñas empiezan a formarse aproximadamente a los 3 meses y medio del desarrollo del bebé, y crecen a una velocidad de 0,55 mm por semana hasta el momento del nacimiento. A partir de ese momento, las uñas de las manos crecen el doble de rápido que las uñas de los pies (la media está en 3 mm al mes para las uñas de las manos y 1,5 mm para las de los pies).

¿Por qué? Pues esta diferencia es debida a que las uñas de las manos están más expuestas y sufren más agresiones que las de los pies, de manera que fisiológicamente “necesitamos” que el recambio sea más rápido.

Pero volvamos al tema que nos ocupa: ¿por qué crecen más rápido en verano?

Pues hay varios factores que influyen, desde la exposición al sol hasta la temperatura. En verano, por lo general, nuestra exposición al sol es mayor, de manera que la cantidad de vitamina D que sintetiza nuestro cuerpo es mayor, lo cual repercute positivamente en la producción de queratina por nuestro cuerpo.

Además, la temperatura ambiente afecta a nuestra circulación sanguínea, en verano va más deprisa para disipar el calor, y en invierno se ralentiza para mantenerlo, de manera que la velocidad a la que llegan los nutrientes y oxígeno  de la sangre a las uñas se reduce, disminuyendo la velocidad a la que crecen las uñas durante el invierno.

Un dato curioso, que os animamos a comprobar, es que las uñas de la mano dominante crecen más rápido que las de la mano opuesta, en ambas estaciones.

Curioso… ¿verdad? ¡Feliz semana!

El descubrimiento de la penicilina

Estrenamos semana, y qué mejor forma de hacerlo que leyendo la entrada seminal que la Asociación Con/Ciencia os acerca. Hoy volvemos a escribir sobre una de esas historias curiosas, un descubrimiento científico que abrió las puertas a un mundo de investigación médica y que evitó millones de muertes a partir de entonces. Quizá muchos conozcáis la historia del descubrimiento de un antibiótico, la penicilina, pero hoy más que nunca cobra importancia el conocimiento sobre éste y muchos más, y cómo hacer un buen uso de ellos.

Como hemos dicho, el descubrimiento de la penicilina supuso un cambio en la historia del ser humano, ya que fue una herramienta fundamental para combatir infecciones y que hasta esos momentos conllevaba el peor de los destinos, la muerte.

 

El doctor Alexander Fleming analizando una placa de Petri con Staphilococcus aureus.

Todo empezó la mañana de un nuboso 28 de septiembre de 1928, en el hospital Santa María de Londres. El Dr. Alexander Fleming, un bacteriólogo que ejercía en el hospital antes mencionado, volvía de las vacaciones de verano en Escocia. Después de hacer algunas verificaciones, comprobó el estado de colonias de Staphylococcus aureus. Su semblante cambió cuando algunas de las placas de Petri estaban contaminadas con Penicillium notatum. Pero como buen científico, más allá de quedarse en el simple hecho de haber perdido su cultivo, echó un vistazo a dichas placas bajo el microscopio. Algo curioso estaba pasando. El hongo ocupaba gran parte de la placa, pero alrededor del Penicillium no crecían bacterias. Es decir, el hongo liberaba algún tipo de sustancia que mataba las bacterias que lo rodeaban. Tendría que replicar el experimento para probar esta nueva teoría. Le llevó unas semanas crecer suficiente Penicillium para comprobar de nuevo que algo impedía el crecimiento de los estafilococos. Pero la brillantez de su descubrimiento no se quedó ahí. Hay que ser capaz de ver más allá, y él fue capaz. Esta sustancia podría utilizarse para combatir las enfermedades infecciosas.

Tuvieron que pasar 14 años para que Anne Miller, en 1942, fuese la primera persona civil en ser tratada satisfactoriamente con la penicilina en un hospital de Connecticut, después de abortar y desarrollar una infección.

El Dr. Fleming solo dio el primer paso, pero no tenía ni los recursos ni los conocimientos químicos para dar el siguiente paso: aislar el compuesto activo del Penicillium, purificarlo y descubrir contra qué bacterias era efectivo y cómo usarlo.

Así que nuestro siguiente protagonista es el Dr. Florey, profesor de la Universidad de Oxford, que en 1938 y gracias a los trabajos de Fleming, consiguió desentrañar la ciencia que había detrás de lo que Fleming catalogó como “acción antibacteriana” del Penicillium.

Pero el verdadero potencial de la penicilina se vio durante la Guerra. Desde tiempos inmemoriales, la principal causa de muerte durante las guerras era presentar una infección debido a las heridas de batalla. En la I Guerra Mundial, la tasa de muerte debido a pneumonía bacteriana fue del 18%, en la II Guerra Mundial, menor del 1%.

Esto es solo el comienzo de la historia, si os ha gustado hay muchísima información en la red para que indaguéis. ¡Feliz comienzo de semana!

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: