Naturaleza y Biología

¿Puede hablar el intestino con el corazón a través del sistema inmune?

¡Buenos días concienzud@s!

Las bacterias que residen sobre nuestra piel y dentro de nuestros cuerpos, como por ejemplo en el intestino, vagina, etc., son conocidas por tener una influencia significativa en nuestra salud. Una nueva investigación, sobre la que hablaremos a continuación, sugiere que eliminar la microbiota intestinal (el conjunto de microorganismos que viven en nuestro intestino) podría mejorar el funcionamiento del corazón y disminuir potencialmente el daño cardíaco debido a una insuficiencia cardíaca.

Esta investigación se basa en la idea de que los microorganismos que viven en el tracto gastrointestinal afectan a la insuficiencia cardíaca, al aumentar la producción de linfocitos T, un tipo de célula del sistema inmunitario. Los investigadores encontraron que los ratones con insuficiencia cardíaca inducida redujeron dicha insuficiencia si fueron tratados con un cóctel  de antibióticos de amplio espectro durante 5 semanas, para esterilizar el intestino (OJO! No hacer en casa!). Sigue leyendo “¿Puede hablar el intestino con el corazón a través del sistema inmune?”

Anuncios
Naturaleza y Biología

¿Te harías un trasplante de pene?

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Hoy vamos a hablaros de los trasplantes. Según la RAE trasplantar es “trasladar un órgano o un tejido vivo desde un organismo donante a otro receptor, para sustituir en este al que está enfermo o inútil”. El hecho de que el tejido que se va a trasplantar tenga que estar “vivo” es uno de los factores más limitantes a la hora de acceder a órganos que se puedan trasplantar, ya que implica que o bien se hace directamente de un donante vivo, o bien se hace al poco tiempo de que el donante haya sufrido una muerte cerebral o una parada cardiaca de la que no se les ha podido reanimar.

Transplant

Afortunadamente para nosotros, vivimos en un país en el que la población está muy concienciada de los beneficios que donar órganos tiene para la sociedad, y el número de donantes de órganos es muy elevado. Hay una multitud de órganos que se pueden trasplantar: los riñones, el corazón, el hígado, los pulmones… Generalmente es un tema que tratamos con la seriedad que se merece, ya que la calidad de vida de la persona receptora mejora de una manera radical. No obstante hay ciertos trasplantes que nos dibujan una sonrisa pícara y hacen que soltemos una risita nerviosa. Y es de esos trasplantes de los que vamos a hablar hoy.

Cuando pensamos en un trasplante, solemos pensar en el trasplante de órganos sólidos (riñones, corazón…) o de médula ósea (en el que se trasplantan progenitores hematopoyéticos). Sin embargo, también existe un tercer tipo de trasplantes: el de tejidos blandos (brazos, piernas, manos…), y es este el que nos genera un sentimiento más controvertido, sobre todo dos de sus tipos: el trasplante de cara y el trasplante de pene.

¿Por qué nos generan estos “sentimientos encontrados”?human organ for transplant

Huelga decir que nuestra cara nos autodefine, es lo que vemos cada mañana en el espejo y aquello con lo que nos identificamos no sólo a nosotros mismos, sino también a las personas que conocemos, mucho más que otras partes de nuestros cuerpos que también estén visibles (como las manos). Pero ¿qué pasa con el pene? ¿Por qué nos genera este sentimiento de “sonrojo” hablar de un trasplante de este miembro?

Posiblemente todos aquellos hombres que estén leyendo este post estéis haciendo una lista mental de los motivos por los que vuestro pene es una parte irreemplazable de vuestro cuerpo, no tan identificable por las personas de vuestro entorno como la cara, pero igual de importante (si no más para algunos). Pero básicamente, el motivo por el que nos genera conflicto es algo tan obvio como que es porque son nuestros genitales y están directamente relacionados con el sexo. Somos animales, no lo olvidéis, y el sexo es una parte muy importante de nuestras vidas, ya que más allá de la mera reproducción en sí y de ser una manera de establecer lazos emocionales con otros individuos de nuestra especie, apela a nuestro lado más irracional y nos lleva a tomar decisiones “viscerales” sin fijarnos mucho en el contenido (como muestra, mirad las campañas publicitarias).

Para que os hagáis una idea de hasta qué punto la implicación psicológica que tiene el pene es importante, os vamos a dar un dato: el primer trasplante de pene que se hizo en el mundo se quitó porque generó un “trauma psicológico” en el receptor y en su pareja. El trasplante tuvo lugar en septiembre de 2006 en un hospital militar en Guangzhou, China. El paciente (un hombre de 44 años que había perdido la mayor parte de su pene en un accidente), recibió el pene de un hombre de 22 años con muerte cerebral. A pesar del éxito quirúrgico, el paciente exigió que le quitaran el trasplante tan sólo 15 días después de la intervención porque les suponía un trauma psicológico a él y a su pareja. La decisión de extirpárselo generó mucha controversia en el mundo de la urología, ya que dos semanas no son tiempo suficiente para recuperar la totalidad de las funciones del pene (micción, erección, orgasmo y eyaculación), para lo que se estima que se pueden tardar hasta dos años desde la fecha del trasplante.

transplant surgeonsEl segundo trasplante de pene no se hizo hasta 8 años después, en diciembre de 2014, y se llevó a cabo en Sudáfrica. El paciente de 21 años había perdido su pene tras una circuncisión que fue mal y que le habían realizado tres años antes. El resultado en esta ocasión fue muy diferente al del primer trasplante, y es que ya en marzo de 2015, apenas 3 meses después de la operación, el receptor había recuperado por completo las funciones del pene (cosa que los médicos no esperaban que ocurriera hasta diciembre de 2016), y ese mismo año dejó embarazada a su pareja.

El tercer trasplante de pene que se ha realizado en el mundo ha tenido lugar este mismo mes en el Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, y a pesar de que la cirugía fue un éxito aún se desconoce cuál será el resultado final para el paciente.

Todo esto nos ha generado una pregunta bastante obvia: ¿Por qué se han hecho únicamente tres trasplantes de pene en toda la historia de la humanidad (que sepamos)? La respuesta es muy sencilla: tradicionalmente, la cirugía que se realiza en mutilaciones o pérdidas accidentales de pene son las reconstrucciones. Principalmente porque los trasplantes tienen un riesgo muy importante de rechazo por el sistema inmune del paciente receptor, para lo que hay que suministrarles medicación inmunosupresora. Además existe un riesgo de fracaso importante, a pesar de los análisis previos de compatibilidades de HLA, y pueden generar problemas de segundas neoplasias. Las reconstrucciones de pene evitan todas estas complicaciones, ya que se realizan a partir de músculo y piel del propio paciente, y además tienen el componente psicológico para el paciente de que la reconstrucción de su pene se está realizando con partes de él mismo.

¿Y qué tiene que decir la ciencia de todo esto? En otros posts os hemos hablado de brazos biónicos, hay prótesis de manos, de piernas… ¿Hay algún tipo de investigación científica básica al respecto? Como os podéis imaginar la respuesta es sí. De hecho, creemos que os va a sorprender, y es que el grupo de investigación del Dr. Atala en el Wake Forest Institute de Medicina Regenerativa en Carolina del Norte, Estados Unidos, lleva desde 1992 estudiando el diseño y construcción de “penes de laboratorio”, mediante bioingeniería y a partir de células propias. Su grupo ha conseguido trasplantar este tipo de penes en conejos, y han observado que eran funcionales e incluso que el 33% de los conejos habían tenido descendencia. Sin embargo el pene de humanos es diferente al de los conejos, por lo que siguen investigando al respecto. El objetivo del Dr. Ayala es conseguir un “pene de laboratorio” obtenido a partir de células del propio paciente para mitigar tanto los problemas inmunológicos como los psicológicos, ya que sería “parte de ellos”.

¿Llegaremos a ver autotransplantes de pene en un futuro? Es pronto para saberlo, pero seguiremos pendientes para manteneros informados 🙂

¡Feliz semana!

Neurociencia

El inconsciente colectivo o como los microbios controlan nuestro comportamiento

ecc_MIB_bust_05_LRG

Hoy vamos a hablar de un tema que os resultará familiar a los que asististeis el sábado pasado a nuestro cóctel de ciencia, y a los que hayáis visto alguna vez anuncios de yogures, los parásitos. Muchos habréis oído hablar de las hormigas zombies, que son controladas por las esporas de un hongo… o del famoso Toxoplasma gondii, que para llegar a su destino final, los gatos, es capaz de infectar a un ratón y manipular su comportamiento de modo que este no tema a su depredador felino, pero… pueden estos microorganismos manipular también nuestra conducta?

Pues la respuesta es que sí, y lo hacen desde el nacimiento. Ya en el útero, ciertos microbios de la madre son transmitidos al bebé, iniciando así una colonización intestinal que será determinante en el comportamiento futuro de esa persona. El intestino humano alberga un ecosistema microbiano dinámico y complejo, que consiste en aproximadamente 1 kg de bacterias en el adulto promedio, aproximadamente el peso del cerebro humano. No obstante, algunos de estos huéspedes han evolucionado en el ser humano hasta tener una relación de simbiosis en la que ambos organismos resultan beneficiados (mutualismo). Nosotros les proveemos de una fuente constante de alimento y, a cambio, ellos nos ayudan a metabolizar ciertos alimentos como los carbohidratos complejos (la famosa fibra), a absorber nutrientes, sintetizar vitaminas y a inhibir patógenos… pero es eso todo?

En este caso la respuesta es que no. Los genes de la microbiota intestinal, denominados microbioma, superan significativamente los genes humanos en el cuerpo, y son capaces de producir una gran variedad de compuestos neuroactivos que afectarán de manera inconsciente en cuestiones fundamentales como el estrés y la interacción social. Es más, numerosos datos apuntan a que el desarrollo y evolución de la actividad cognitiva está críticamente determinada por la microbiota y su metabolismo. Estudios con ratones libres de gérmenes han demostrado por ejemplo, que la ausencia de las bacterias “normales” del intestino es capaz de producir déficits de memoria. Estos trabajos han llevado a algunos investigadores a postular que, sin la ayuda de estas bacterias, hongos, virus y otros organismos que conforman la microbiota, el ser humano no habría llegado a desarrollar su capacidad mental actual.

Y cómo puede la microbiota ejercer su poder sobre nosotros?

Pues a través de una red bidireccional que consta de diversas rutas. Por ejemplo, a través de:

Print

El Vago. Este nervio, al contrario de lo que su nombre indica, está muy ocupado inervando distintas vísceras como el corazón, bronquios, estómago, esófago, páncreas, hígado y, por supuesto, el intestino. Siendo mucho de los efectos de la microbiota dependientes de la activación del mismo.

El sistema inmune es otra de las dianas de nuestros habitantes de ahí dentro, colaborando ambos para mantener el equilibrio de la superficie intestinal. Además, el sistema inmune también tiene una comunicación directa con el cerebro, y puede ejercer su efecto sobre áreas como el hipotálamo, el principal regulador de las hormonas y coordinador de conductas esenciales como la ingesta de alimentos, el apareamiento, la agresividad y un largo etcétera.

Las bacterias intestinales tienen también la capacidad de producir determinadas sustancias que el cerebro emplea para enviar y recibir mensajes, los neurotransmisores. Por ejemplo, determinados Lactobacillus y Bifidobaceterium pueden generar GABA una molécula fundamental a la hora de inhibir la señalización de las neuronas. Bacillus produce Noradrenalina y Dopamina, sustancias necesarias para cosas tan básicas (y complejas) como moverse o como para regular el humor y la motivación. La Candida, Streptococcus, Escherichia y Enterococcus spp.  por su parte,  os pueden sonar porque pueden ser perjudiciales, pero también, en su justa medida, tienen que estar presentes en nuestro organismo, ya que son capaces de producir Serotonina, una molécula imprescindible para mantener nuestro estado de ánimo.

Y es por todo esto, que mantener un equilibrio en nuestra flora intestinal es fundamental para poder continuar nuestra relación con estos pequeños habitantes de forma pacífica y harmoniosa.

De hecho, cuando esto no sucede, hay que recurrir a casos extremos, como los trasplantes fecales… pero eso es otra historia.

Feliz Semana!

Basado en la revisión de Dinan et al. 2015

Descubrimientos y Tecnología

Primer tratamiento con virus contra el cáncer

(Fuente de la foto: http://www.worldbulletin.net)

Después de la semana pasada, un poco convulse con todo el tema de la relación entre el consumo de carnes procesadas y el cáncer, os traemos una buena noticia sobre el tratamiento del cáncer, en melanomas de piel y ganglios linfáticos.

La incidencia en el mundo de este tipo de cáncer de piel, el melanoma, es de unos 160.000 nuevos casos al año, siendo una proporción 1:1 entre hombres y mujeres. Normalmente, este tipo de cáncer se da en zonas en las que hay una gran irradiación solar y que presentan una población blanca no autóctona, como se da, por ejemplo, en Sudáfrica, EEUU, Australia, Nueva Zelanda y el norte de Europa (fuente: AECC).

Pues bien, el pasado 27 de octubre de 2015 la FDA norteamericana aprobó el Imlygic (talimogene laherparepvec), un herpes virus oncolítico modificado genéticamente. Imlygic se utiliza en los casos en los que no se puede retirar el melanoma mediante cirugía, y el procedimiento consiste en inyectarlo directamente en la lesión, donde el virus se replica y hace que las células tumorales mueran. Después de la primera inyección, es necesario otra a las tres semanas, seguida de una adicional cada dos semanas durante los seis siguientes meses.

Todo esto se sabe por un estudio de seguridad y eficacia que se ha realizado en más de 400 participantes con melanoma metastático que no se podía eliminar mediante cirugía. El estudio ha mostrado que el 16,3% de los participantes experimentaron un descenso en el tamaño de sus lesiones, comparado con un 2% de los participantes que fueron tratados mediante otros tratamientos. Sin embargo, no se ha comprobado que el melanoma no se extienda a otros órganos como el cerebro, hueso, hígado, pulmones, etc.

Es el primer tratamiento con virus contra el cáncer que se aprueba, y seguramente abrirá muchas puertas a nuevas terapias, pero es necesaria más investigación para ello. Os dejamos el link de la FDA por si queréis leer más sobre el tema.

http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm469571.htm

¡Feliz comienzo de semana!

Naturaleza y Biología

¿Por qué las moscas?

¡Hola concienzudos! Hoy en día los científicos utilizan diversos organismos modelo con los que realizar su labor investigadora, desde los más pequeños como las bacterias hasta los de mayor tamaño como los propios seres humanos. Todos y cada uno de ellos son importantes por diferentes motivos. Pero, qué ocurre en particular con Drosophila melanogaster, comunmente conocida como la mosca de la fruta. ¿Por qué tiene tanto éxito este pequeño invertebrado? En este video realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Manchester se explica el por qué. ¡Esperemos que os guste!

Curiosidades, Salud y bienestar

El espacio debilita el sistema inmune

¡Hola a todos! Esta semana os mostramos la imagen de una mosca del género Drosophila que los científicos han enviado al espacio exterior a bordo del transbordador espacial ‘Discovery’.  El objetivo del estudio era ver la relación que tiene la falta de gravedad en el sistema imnune comparado con las moscas que crecen en la Tierra. El resultado fue que la mosca se desarrolló con normalidad pero acababa siendo recubierta por un hongo que le daba este aspecto blanquecino.

fungus fruit flyDeborah Kimbrell/UC Davis

Este resulatado apoya las observaciones de los astronautas que hasta la fecha decían que el espacio debilitaba el sistema imnune. Como solución parece que sometiendo a las moscas a condiciones de mayor gravedad durante el desarrollo, se consigue evitar este debilitamiento asociado a la falta de gravedad.

Bueno, esperemos que os haya parecido interesante la noticia y os deseamos que paséis un feliz miércoles ¡Hasta la semana que viene!

Salud y bienestar

¡¡Luchemos contra las superbacterias!!

Cuando afrontamos cada año el habitual resfriado, dolor de garganta, infección vírica… y acudimos al médico por estas enfermedes o síntomas, ¿esperamos automáticamente que nos receten antibióticos? Muchos de nosotros seguramente sí. Y puede que incluso nos enfademos si salimos de la consulta del médico con las manos vacías, pero puede que nuestro médico nos esté haciendo un favor.

Pero existe una realidad que muestra que muchos de los medicamentos que se prescriben o se dispensan, los pacientes no los toman correctamente y/o los usan de forma excesiva o insuficiente. Este uso inadecuado conlleva al término que hemos podido oír, la “resistencia a los antibióticos”.

Esta resistencia hace que las bacterias sean más fuertes o simplemente que los antibióticos que tomamos no sean totalmente efectivos. Y como se explica en el siguiente artículo, la exposición a bacterias que hay en hospitales o que haya pacientes con el sistema inmune debilitado hace que las “superbacterias” hagan más daño. Debemos concienciarnos para un uso adecuado de los medicamentos para evitar estas situaciones.  Para acceder a este interesantísmo artículo podeis hacer click en el siguiente enlace:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/07/23/actualidad/1374576604_690462.html