Blog de divulgación científica

¿Qué diríais que tienen estas mujeres en común? Son guapas, ricas, famosas, y todas han confesado haberse comido su propia placenta después del parto.

Hoy hablamos de la placentofagia, que es el término usado para describir el acto, frecuente entre los mamíferos, de comer la placenta después del parto.

Hay numerosos estudios que barajan varias teorías para la placentofagia en mamíferos no humanos. Con el tiempo se han desarrollado varias hipótesis sobre el por qué de este mecanismo; una, diseñada para explicar la placentofagia en especies principalmente herbívoras, es que la madre sufre un cambio en la preferencia de los alimentos hacia la carnivoría en el momento del parto. Lehrman caracterizó el comportamiento de los herbívoros en el parto como “vorazmente carnívoro”. Otra hipótesis es que las madres consumen la placenta después del parto para saciar el hambre, es decir, que la anorexia antes del parto conduce a la placentofagia como un medio para mantener los requerimientos homeostáticos de ingesta de alimentos. En la literatura se ha observado que las perras evitan activamente la comida y el agua durante las últimas 24 horas de embarazo, y que la yegua con frecuencia muestra anorexia durante el parto. Una tercera hipótesis es que la placentofagia es una respuesta al hambre específica, es decir, una respuesta a necesidades nutricionales específicas u hormonales que pueden satisfacerse consumiendo la placenta. Se supone que las necesidades en cuestión son producto de cambios metabólicos o endocrinos asociados con el embarazo tardío y el parto. Una cuarta hipótesis es que las madres comen la placenta para mantener la limpieza del sitio y para evitar atraer depredadores.

En humanos, esta práctica se está poniendo cada vez más de moda en las sociedades occidentales, entre mujeres de clase media/alta. Estas mujeres consumen la placenta después del parto en batidos, cruda, o deshidrata, alegando numerosos supuestos beneficios como prevenir la depresión postparto, reducir el dolor y la hemorragia postparto, aumentar la producción de leche materna y mejorar la vinculación madre-hijo.

Sin embargo, no hay evidencias científicas que apoyen este tipo de práctica en humanos. Y no sólo eso, sino que sí hay estudios que alertan del problema de este tipo de práctica, como el ejemplo de un recién nacido en Oregón, EEUU, que sufrió una infección de estreptococos del grupo B infantil, de inicio tardío, asociada con el consumo materno de cápsulas que contienen placenta deshidratada infectada con esta bacteria.

No nos dejemos guiar por las modas sin antes consultar.

¡Buen inicio de semana!

Fuentes: Genevieve L. Buser, MDCM1; Sayonara Mató, MD2; Alexia Y. Zhang, MPH3; Ben J. Metcalf, PhD4; Bernard Beall, PhD4; Ann R. Thomas, MD3.

Neuroscience & Biohehavioral Reviews, Vol. 4, pp. 141–150. Placentophagia: A Biobehavioral Enigma (or De gustibus non disputandum est). MARK B. KRISTAL

Anuncios

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

¿Quién no ha oído alguna vez que nos comemos una media de entre 10-20 bichos a lo largo del año mientras dormimos? ¡Pues bien! Hoy vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este tema 🙂

Todo viene de una publicación de una revista francesa de hace ya casi 20 años, en la que se afirmaba que un estudio científico estimaba que ingeríamos una media de 15 insectos al año mientras dormíamos, sin especificar ni su tamaño ni su especie. Para vuestra tranquilidad: la realidad es que la mayoría de estos insectos suelen ser ácaros inofensivos que viven en nuestra cama, así que no hay de qué preocuparse. Sin embargo, lo que más preocupa a la gente es que este bicho sea de un tipo concreto: arañas.

Si bien es cierto que cuando dormimos al aire libre la probabilidad de que un mosquito/hormiga/bichito de campo acabe en nuestra boca abierta se incrementa exponencialmente, para aquellos de vostros con un poco de aracnofobia, tenemos que deciros que los bichos que podemos llegar a ingerir mientras dormimos poco tienen que ver con las arañas. Esto tiene una base científica, y es que cuando dormimos tendemos a respirar de manera sincrónica e incluso roncamos, de manera que emitimos vibraciones rítmicas cuyo foco es nuestra boca. Las arañas son muy sensibles a cualquier vibración y generalmente tienden a huir de ellas, ya que las asocian con posibles depredadores.

Para aquellos que necesitéis más pruebas de que no nos comemos arañas mientras dormimos, aquí os dejamos un video en el que ponen diferentes tipos de arañas sobre la cara de un voluntario para ver si entrarían en su boca mientras finge dormir (no apto para aracnófobos, pero está gracioso).

Sin embargo, tenemos que deciros que sí que comemos muchos insectos sin ser conscientes de ello, pero estando despiertos. ¿Escalofriante? No tanto, ya sabréis que la FDA (Food and Drug Administration, la agencia del gobierno de EEUU responsable de la regulación de alimentos entre otros) propuso hace tiempo la incorporación de insectos en nuestra comida habitual como una fuente de proteínas sustitutiva de carnes o pescados. Y ha sido esta misma organización la que ha calculado que consumimos 453 y 907 gramos de insectos al año sin darnos cuenta. ¿Cómo es esto posible? En primer lugar porque cualquier producto agrícola que consumamos no se da en un entorno aséptico, de manera que puede contener insectos de pequeño tamaño que pasen desapercibidos al lavarlo y acaben en nuestro estómago.

Si queréis más datos se estima que el brócoli congelado puede tener pulgones o ácaros y que el chocolate puede tener trazas de exoesqueletos de insectos, pero lo que más ha llamado nuestra atención son los “límites legales”. Por ejemplo, 227 mililitros de zumo de naranja pueden contener legalmente cinco moscas de la fruta; 100 gramos de espinacas congeladas, 50 ácaros, pulgones y un poco de oruga; un vaso de zumo de tomate puede contener cinco huevas de mosca y un gusano; pero lo más impactante es el caso de las setas: 20 gusanos por cada 100 gramos de champiñones escurridos o por 15 de setas secas.

Así que ya sabéis, aunque seáis escrupulosos podéis dormir a pierna suelta, pero eso sí, tened cuidado con lavar bien las verduras 😛

¡Feliz semana!

 

¡Buenos días ConCienzud@s!

En los últimos tiempos hemos oído por todas partes la contribución negativa que tiene el calentamiento global para la vida en nuestro planeta, algo que por desgracia ocurre inexorablemente y cada vez con más rapidez. Lo que no pensamos, y no queremos ponernos catastrofistas, es que de buenas a primeras cualquier día puede ocurrir algo que cambie repentinamente la vida de la Tierra: una erupción volcánica de dimensiones épicas.

Lee el resto de esta entrada »

¡¡Hola concienzudos!! Hoy la cosa va de sangre pero ¿qué es la sangre? Pues es un TEJIDO CONECTIVO líquido que circula por capilares, venas y arterias y está formada por glóbulos rojos, blancos, plaquetas y plasma sanguíneo. Sus principales funciones son el intercambio de gases (como el CO2 y el O2), la defensa frente a Todo-lo-que-no-sabías-sobre-la-sangre-y-debes-conocer-1-e1501891718729infecciones y la distribución de nutrientes a todo el organismo. Esto es algo que más o menos todo el mundo sabe pero quizás haya algunos datos que son totalmente desconocidos. Cuando hablamos de sangre, pensamos normalmente en seres humanos, pero los animales también tienen sangre y a veces es algo distinta si la comparamos con la del humano. Eso sí, en prácticamente todas las especies de animales, las funciones de la sangre son las mismas. ¿Para qué cambiar algo que funciona?

  1. ¿Hay que sacrificar a un animal después de probar la sangre humana? Seguro que alguna vez habéis oído en las noticias eso de que si un animal prueba la sangre humana hay que sacrificarlo. ¿Pero por qué? ¿Es realmente necesario? Se ha planteado varias veces cuando por ejemplo una persona con perro fallece en casa y éste después de muchos días se lo empieza a comer ¿Qué pasa luego con ese perro? Lo cierto es que no hay mucha información sobre el tema, pero parece ser que realmente no habría por qué hacerlo. Sobre todo con animales no agresivos que han tenido que consumir carne humana por necesidad. Como hicieron los jugadores de rugby en Los Andes.accidente-avion Los que sobrevivieron no se volvieron adictos a la carne humana (espero). Esto ocurre más con los animales salvajes. Los seres humanos somos realmente presas muy fáciles de cazar. lion-on-safariSi nos quitas los coches y las armas, cualquier animal podría cazarnos fácilmente. Por lo que si algún animal da caza a un humano (en un safari por ejemplo) hay que sacrificarlo porque ha aprendido lo fácil que es cazar humanos y seguramente volverá a intentarlo. Pero no esta relacionado con el sabor de nuestra carne o sangre, de hecho, tenemos menos carne que cualquier animal salvaje que ellos puedan cazar.

Lee el resto de esta entrada »

¿Alguna vez habéis querido saber cómo funciona el cerebro, qué partes lo forman, cómo se estudia y qué falsos mitos hay acerca de él? Pues no os perdáis nuestra próxima actividad “Neurociencia para dummies” el sábado 16 de junio a las 12.30 en el Instituto Cajal. Reservas en asoc.conciencia@gmail.com
Indícanos tu nombre y el número de acompañantes (plazas limitadas) ¡Os esperamos!

33785663_1325651407579172_6982596811512872960_o

Con la última portada de National Geographic en mente #planetorplastic (planeta o plástico), tenemos que empezar la semana hablando del problema de los residuos.

El tema de los residuos y dónde terminan no es un tema de discusión común; de hecho, a menudo se trata como un tema tabú. Sin embargo, está empezando a ser muy necesario examinar este tema debido a los crecientes problemas ecológicos causados por la recolección de basura dentro de nuestros océanos. La gran isla de basura del Pacífico (The Great Pacific Garbage Patch), ha crecido bastante y ahora está afectando la salud de las personas. Lee el resto de esta entrada »

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

¿A quién no le fascinan o le han fascinado en algún momento de su vida los dinosaurios?

Esos seres majestuosos, prehistóricos y monstruosamente grandes (en su mayoría) en comparación con nosotros los humanos, que despiertan en nosotros un instinto muy primario: entre atracción y curiosidad desmedidas y miedo visceral a coincidir con ellos en el tiempo y en el espacio (salvo que esas circunstancias se den en la “seguridad” de un parque de atracciones, como hemos visto en múltiples películas). Lee el resto de esta entrada »

Buenos días concienzud@s,

Hoy os quiero hablar de donde tenemos que dirigirnos para obtener información sobre ciencia.

Los que nos seguís en facebook os distéis cuenta de que sólo hace falta un video visualmente atractivo y un mensaje sobresaturado de tecnicismos y terminología científica para que no nos preguntemos nada más y demos por válida la información.

Internet es un arma de doble filo, por un lado, es una herramienta con un potencial descomunal que nos permite acceder a cualquier información en cualquier momento y en cuestión de segundos (podríamos decir que si algo no aparece en el buscador de google es que no existe), pero como cualquier herramienta también podemos darle un mal uso. Lee el resto de esta entrada »

¡Buenos días concienzud@s!

Las bacterias que residen sobre nuestra piel y dentro de nuestros cuerpos, como por ejemplo en el intestino, vagina, etc., son conocidas por tener una influencia significativa en nuestra salud. Una nueva investigación, sobre la que hablaremos a continuación, sugiere que eliminar la microbiota intestinal (el conjunto de microorganismos que viven en nuestro intestino) podría mejorar el funcionamiento del corazón y disminuir potencialmente el daño cardíaco debido a una insuficiencia cardíaca.

Esta investigación se basa en la idea de que los microorganismos que viven en el tracto gastrointestinal afectan a la insuficiencia cardíaca, al aumentar la producción de linfocitos T, un tipo de célula del sistema inmunitario. Los investigadores encontraron que los ratones con insuficiencia cardíaca inducida redujeron dicha insuficiencia si fueron tratados con un cóctel  de antibióticos de amplio espectro durante 5 semanas, para esterilizar el intestino (OJO! No hacer en casa!). Lee el resto de esta entrada »

A quien le guste el campo y el monte está de suerte, porque la primavera es una de las estaciones más idoneas para disfrutar de la Naturaleza. Los días son largos y los fines de semana apetece salir a pasear por el campo, y desconectar de la ciudad.

Desgraciadamente (en algunos casos), no somos los únicos seres vivos a los que nos gusta disfrutar del campo; quizá alguno ya conozca a nuestro invitado de hoy, la garrapata.

Los ixodoideos (Ixodoidea) son una superfamilia de ácaros, conocidos vulgarmente como garrapatas. Son ectoparásitos hematófagos, es decir, que se alimentan de sangre, y son vectores de numerosas enfermedades infecciosas entre las que destaca la enfermedad de Lyme. Son los ácaros de mayor tamaño.

Este post no es para asustar a nadie, pero es para dar a conocer una de las enfermedades que pueden transmitir estos pequeños animales.

 

Lee el resto de esta entrada »

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: