Curiosidades

Carmín, ácido carmínico, E-120

Quizá os ha pasado como a mi, o quizá ya lo sabiáis, pero sino, aquí mismo os lo cuento…

¿Alguna vez alguien se planteó de dónde venía el nombre de “carmín”?

El carmín es un color intenso, algo purpúreo, semioscuro, que es específico del pigmento homónimo. Supongo que os sonorá, porque en cosmética, reciben el nombre de “carmín” las pastas rojas y rojizas con que se fabrican los lápices de labios, por ejemplo,  y polvos para el rostro.

El término proviene del latín medieval carminium, del árabe qirmiz (carmesí), y éste del sánscrito krimiga (producido por insectos). Y aquí está lo sorprendente, ése “producido por insectos”.

El ácido carmínico, también conociddo como E-120, es una sustancia química compleja utilizada como colorante rojo extraído principalmente de la cochinilla (Dactylopius coccus) u otros insectos. Como ya hemos dicho, se utiliza como colorante en cosméticos (pintalabios, etc.) pero también como el colorante E-120 en la industria alimenticia para dar un color rojo a los alimentos o a bebidas. Sigue leyendo “Carmín, ácido carmínico, E-120”

Anuncios
Curiosidades, Eventos y Premios

Y tú… ¿Qué has soñado hoy?

¡Feliz comienzo de semana!

Seguramente la mayoría de vosotros ya os hayáis incorporado a vuestra rutina habitual después de un verano genial y estaréis soñanado con que llegue el siguiente 😉

Y justamente es de este proceso onírico de lo que vamos a hablar hoy. Y es que… ¿Qué son los sueños? El proceso por el cual nuestro cerebro es capaz de generar imágenes y sensaciones diferentes mientras estamos dormidos, no es un mecanismo fácil de descifrar. A día de hoy, la ciencia entiende que los sueños son una manera de procesar y almacenar en nuestra memoria lo que nos ha ocurrido durante el día.

Sigue leyendo “Y tú… ¿Qué has soñado hoy?”

Alimentación, Descubrimientos y Tecnología

Huevos fritos congelados: ¿genialidad o postureo?

Hola concienzud@s,

Hoy os traigo una noticia que de manera cíclica aparece en las redes sociales y es la imagen del huevo frito congelado que provoca risas y cabreos a partes iguales.

A continuación, os muestro el susodicho en cuestión:

Como podéis ver se trata de un huevo con aspecto de huevo frito y congelado. Si leemos las instrucciones se puede cocinar al horno (6 minutos), en el microondas (45 segundos) o en la sartén (1 minuto). De aquí vienen las risas:

¿¿¿¿Quién se va a comprar un huevo congelado para cenar y que tarda más tiempo en cocinarse que si coges directamente uno fresco de la nevera y lo fríes???? Pues obviamente nadie. Pero es que este huevo frito congelado no fue concebido con esa finalidad.

A parte de las risas que siempre provoca su publicación están los cabreos normalmente basados en el uso indiscriminado de los plásticos. Muy en la línea de la reciente polémica cuando se viralizó la foto en un conocido supermercado que tuvo esta vez sí la ingeniosa idea de pelar naranjas quitándoles su envoltura natural para venderlas dentro de botes de plástico.

naranjas_plastico

Entonces, ¿dónde podría ser útil un huevo frito congelado? Pues en restauración colectiva (colegios, hospitales, restaurantes de comida rápida…) que es precisamente donde su creador, el cocinero español Javier Yzuel, tiene su mercado.

De hecho, este producto no se puede comprar en supermercados y es muy poco probable que se comercialice en un futuro para uso doméstico.

Las ventajas son el ahorro de tiempo. Si cocinamos un huevo en el horno tardamos 6 minutos, pero si hacemos 10 huevos en una bandeja de cocción también empleamos 6 minutos y si usamos un horno profesional multinivel podemos cocinar 200 huevos en sólo 6 minutos. Esto no sería posible hacerlo si freímos los huevos de 1 en 1 o de 2 en 2 que es lo habitual.

Y lo más importante, nos aseguramos ofrecer un producto problemático desde el punto de vista sanitario, como es el huevo, con total tranquilidad. Los huevos se cocinan y antes de congelarse se someten a un proceso de pasteurización para eliminar posibles patógenos.

Hasta ahora no había ningún producto parecido, ya que los huevos que se utilizan en restauración son la famosa “huevina” y es un producto líquido. Válido para tortillas, postres, masas y otro tipo de recetas, pero no para huevos fritos.

Hace un par de años la empresa que los comercializa (Food Style) firmó un contrato con la cadena de comida rápida Burguer King©. Así que ahora ya sabéis a quien tenéis que agradecer que las nuevas incorporaciones a la carta de estos restaurantes sean hamburguesas rematadas por un huevo frito. Los que los han probado comentan que la clara está muy conseguida, pero la yema no es líquida y tiene una textura como mantequilla.

Parece ser que los huevos de Yzuel no son “de toma pan y moja” pero no todo podía ser perfecto.

burguer_huevo

Con esto me despido hasta la próxima. Y cuando vuelva a surgir la polémica sobre los huevos congelados, ¿genialidad o postureo?, tendréis una visión más amplia y un par de argumentos para intervenir en el debate.

Saludos.

Descubrimientos y Tecnología

Los diez mejores descubrimientos accidentales

Por norma general, la ciencia sigue unas reglas estrictas de reflexión, búsqueda bibliográfica, planteamiento de hipótesis y desarrollo con el fin llegar a una conclusión que pueda ser contrastada por cualquier otro experimentador. Sin embargo, no todos los descubrimientos científicos siguen este patrón. A veces, el azar juega poderosas bazas que, afortunadamente, también ha contribuido a cambiar nuestro día a día.

¿Quieres ver algunos ejemplos de estos descubrimientos accidentales?

bacterias

  1. La penicilina

Es uno de los casos más populares de descubrimiento científico “accidental”. El relato suele centrarse en un científico descuidado llamado Alexander Fleming que, en 1928, se dejaría una placa de bacterias abierta encima de su mesa del laboratorio y se iría de vacaciones. A su regreso, encontraría la placa llena de moho y, lo que es más importante, descubriría que dicho moho – Penicillium – había matado a las bacterias. Lo que la historia no suele recordar es que Fleming llevaba años dirigiendo una investigación para encontrar agentes antimicrobianos, pero tenía enormes dificultades para purificarlos, y sería este “accidente” el que permitiría que se realizasen investigaciones posteriores para conseguir la penicilina. La ciencia nunca es trabajo de una sola persona.

Sigue leyendo “Los diez mejores descubrimientos accidentales”

Naturaleza y Biología

Plantas vigilantes

Es muy probable que muchos de vosotros tengáis alguna plantita en casa. Además del componente estético, tener vegetación en el interior de los edificios puede resultar beneficioso, ya que las plantas metabolizan el dióxido de carbono resultante de la respiración humana y aumentan la concentración de oxígeno. Sin embargo, como nos cuentan Stewart y colaboradores en un artículo publicado recientemente en la revista Science, las plantas podrían hacer mucho más por nosotros

Sigue leyendo “Plantas vigilantes”

Curiosidades, Salud y bienestar

¿No podrías vivir sin queso? Cuidado, puede ser una adicción de verdad

¿Cuántos de vosotros decís que el queso es el mejor alimento del mundo? ¿O que no podríais vivir sin queso? Es algo común, que le ocurre a mucha gente y no es sólo porque sea delicioso, sino que de verdad causa adicción.

la-adiccion-al-queso-es-tan-fuerte-como-a-las-drogas-1-620x349

Ya se sabía desde hace mucho que la comida es adictiva, ya que evolutivamente es algo necesario para el ser humano y el cerebro lo sabe. Cuando comemos, sea lo que sea, se activa la ruta de adicción del cerebro para así preservar la supervivencia humana. Pero sobre todo ocurre con los alimentos muy calóricos, ya que son los que van a dar más energía por más tiempo y eso en la época en la que había que cazar o recorrer largas distancias para encontrar alimento, era muy beneficioso. Sigue leyendo “¿No podrías vivir sin queso? Cuidado, puede ser una adicción de verdad”

Alimentación, Salud y bienestar

¿Moda o ciencia?

¿Qué diríais que tienen estas mujeres en común? Son guapas, ricas, famosas, y todas han confesado haberse comido su propia placenta después del parto.

Hoy hablamos de la placentofagia, que es el término usado para describir el acto, frecuente entre los mamíferos, de comer la placenta después del parto. Sigue leyendo “¿Moda o ciencia?”