Descubrimientos y Tecnología

Terapias contra el cáncer que van al meollo del asunto

¡Feliz comienzo de semana ConcienzudXs!

Seguramente muchos de vosotros leeríais la semana pasada una noticia muy prometedora en lo que se refiere a la terapia contra el cáncer, y es que un grupo de investigación del Vall d’Hebrón, en concreto el de la Dra. Laura Soucek, publicó un artículo científico con unos resultados pre-clínicos muy prometedores después de tratar tumores de pulmón en ratones con un fármaco que se llama Omomyc, que inhibe el oncogen MYC.

¿Qué es lo que aporta este fármaco que no aporten ya otros?

Bueno, pues lo novedoso de este fármaco es que actúa directamente sobre el oncogen. Para aquellos que os hayáis quedado igual que estabais, MYC es un factor de transcripción que está presente en todas las células de nuestro organismo, y regula de alguna manera (potenciando o inhibiendo) el funcionamiento de casi una cuarta parte del total de nuestros genes. Es crucial en los tumores porque está implicado en los procesos de multiplicación de las células, que son clave para la renovación de los tejidos y el crecimiento del organismo. Por esto mismo, un mal funcionamiento del oncogen MYC está implicado en la malignización y potencial invasividad de muchos tumores diferentes, pero hasta ahora se consideraba que una terapia contra esta proteína podía tener un elevado riesgo de generar efectos secundarios importantes, ya que, como hemos dicho, está implicado también en el funcionamiento y supervivencia normal de todas nuestras células.

Sin embargo, lo que este grupo ha encontrado ha dejado boquiabierta a la comunidad científica, y es que al parecer, MYC facilita el ciclo de multiplicación de las células, pero NO ES IMPRESCINDIBLE. En las células normales lo único que pasa es que la división es más lenta, pero al final se produce, con lo que siguen viviendo. Por el contrario, la supervivencia de las células tumorales, al tener alterada la actividad de MYC, sí que depende de este oncogen, con lo que mueren si se tratan con Omomyc.

Otra dificultad de hacer terapias contra MYC es que este factor se encuentra en el núcleo de las células, pero estudios previos de la primera autora del artículo, Marie-Eve Beaulieu, demostraban que el fármaco puede penetrar hasta el núcleo de las células tumorales tanto en ensayos in vitro como in vivo.

 

 

En esta imagen se puede ver cómo el fármaco administrado intranasalmente llega perfectamente a los pulmones del ratón.

 

Lo impactante de este descubrimiento es que los autores demuestran que el tratamiento con Omomyc es efectivo en varios modelos animales de cáncer, tanto si se administra por vía intranasal como intravenosa, y si se administra tanto solo como en combinación con quimioterapia (en modelos animales de cáncer de pulmón), lo que abre la posibilidad de desarrollar ensayos clínicos con esta terapia. Además, los efectos secundarios que produce en ratones son leves, tolerables y reversibles, lo que ha animado a la industria farmacéutica a realizar el primer ensayo clínico en este hospital a finales de 2020.

¡Desde luego son buenas noticias! ¡Os mantendremos informados! 😉

Para aquellos que queráis echar un vistazo más a fondo al artículo, os dejamos el link: DOI: 10.1126/scitranslmed.aar5012

 

 

Anuncios
Curiosidades, Neurociencia

¿Por qué los tartamudos cantan sin tartamudear?

tartamudo_porky352Cuando de pequeños escuchábamos a Porky despedir un capítulo de dibujos de la Looney Tunes, con su archiconocida frase: < eso es to-, eso es to-, eso es toooodo amigos! > , o cuando ahora lo repetimos nosotros mismos en tono jocoso entre colegas, ¿te has preguntado alguna vez qué provoca este defecto en el habla? ¿sabes que una persona tartamuda puede cantar sin ninguna dificultad? ¿conoces a algún cantante tartamudo?.

Empezando por el principio, te diré que la tartamudez es un trastorno de la comunicación que afecta a 70 millones de personas en el mundo.

¿Qué causa la tartamudez? A día de hoy se piensa que no hay un único efecto causante, si no que en su aparición participan tanto factores genéticos, aunque sin una pauta hereditaria clara, como factores ambientales, (ansiedad, estrés, vergüenza, culpa, miedo, ira… etc.).

Las personas tartamudas encuentran problemas a la hora de hablar ya que producen repeticiones, prolongaciones o incluso bloqueos de la voz cuando quieren comunicarse.

thinkstockphotos-465520267-835x415

Es bien conocido que la actividad cerebral de un tartamudo es diferente, y estudios de tomografía de positrones, que permiten una observación en directo de la activación de las distintas áreas del cerebro, así lo han probado. El hemisferio izquierdo, específicamente en la llamada Área de Broca, hay una menor actividad en los cerebros de personas tartamudas.

Además, se ha encontrado que el hemisferio cerebral derecho de un tartamudo muestra hiperactividad, lo que podría tratarse de un mecanismo compensatorio, para “ayudar” en la menor actividad del hemisferio izquierdo.

Así, lo que parece claro es que hay un cambio en cómo se procesa la información sensorial en un cerebro de un tartamudo respecto a un cerebro no tartamudo.

Para ayudar en la comprensión de este trastorno, hace un año se descubrió que niños con problemas de tartamudez también encontraban dificultades a la hora de percibir y mantener el ritmo de ciertos tipos de música (Trabajo realizado en la State University of Michigan, en el grupo de investigación de Devin McAuley).

¿Y si pudiésemos solventar el problema del ritmo a una persona tartamuda, qué ocurriría? Pero sobre todo… ¿cómo podemos evitar el problema de la percepción y mantenimiento del ritmo durante el habla? …  con     M Ú S I C A

2015_07_09_interview_music_art_the_brain_english_6

La música nos aporta un ritmo constante, fijo, y que podemos aprender.

Cuando una persona tartamuda en vez de hablar, canta, su tartamudez desaparece como por arte de magia. Esto es lo que muchos cantantes y hasta actores han utilizado como truco durante años, y es una de las terapias más conocidas frente a los problemas de la tartamudez. Seguramente te suenen cantantes como Ed Sheeran, John Scatman, Marc Anthony, Noel Gallagher, B.B. King, Elvis Presley, o actores como Bruce Willis, Nicole Kidman, o Marilyn Monroe. Todos ellos eran tartamudos y consiguieron que su tartamudez no supusiese ningún problema en su exitosa vida profesional.

Además se piensa que al tratarse la música de letras aprendidas de memoria, los factores ambientales como el estrés, la ansiedad, el miedo, pueden aplacarse, liberando la tensión que pueden provocar en los músculos de la boca y la garganta.

También se piensa que la circuitería de la actividad cerebral necesaria en el habla y en el canto son distintas, por lo que una persona tartamuda al cantar, estaría “bypaseando” el circuito dañado (el del habla), pero llegando a controlar igualmente la musculatura de la voz.

Hay aún muchas preguntas abiertas, tanto en la comprensión y tratamiento de la tartamudez, como en el uso de la música como terapia en enfermedades neurológicas, pero por hoy….

 eso-es-todo-amigos

Aquí os dejo el enlace de una Ted Talk presentada por la cantante Megan Washington. Como siempre con las Ted… súper recomendable!

¡Feliz Viernes!

Descubrimientos y Tecnología

Primer tratamiento con virus contra el cáncer

(Fuente de la foto: http://www.worldbulletin.net)

Después de la semana pasada, un poco convulse con todo el tema de la relación entre el consumo de carnes procesadas y el cáncer, os traemos una buena noticia sobre el tratamiento del cáncer, en melanomas de piel y ganglios linfáticos.

La incidencia en el mundo de este tipo de cáncer de piel, el melanoma, es de unos 160.000 nuevos casos al año, siendo una proporción 1:1 entre hombres y mujeres. Normalmente, este tipo de cáncer se da en zonas en las que hay una gran irradiación solar y que presentan una población blanca no autóctona, como se da, por ejemplo, en Sudáfrica, EEUU, Australia, Nueva Zelanda y el norte de Europa (fuente: AECC).

Pues bien, el pasado 27 de octubre de 2015 la FDA norteamericana aprobó el Imlygic (talimogene laherparepvec), un herpes virus oncolítico modificado genéticamente. Imlygic se utiliza en los casos en los que no se puede retirar el melanoma mediante cirugía, y el procedimiento consiste en inyectarlo directamente en la lesión, donde el virus se replica y hace que las células tumorales mueran. Después de la primera inyección, es necesario otra a las tres semanas, seguida de una adicional cada dos semanas durante los seis siguientes meses.

Todo esto se sabe por un estudio de seguridad y eficacia que se ha realizado en más de 400 participantes con melanoma metastático que no se podía eliminar mediante cirugía. El estudio ha mostrado que el 16,3% de los participantes experimentaron un descenso en el tamaño de sus lesiones, comparado con un 2% de los participantes que fueron tratados mediante otros tratamientos. Sin embargo, no se ha comprobado que el melanoma no se extienda a otros órganos como el cerebro, hueso, hígado, pulmones, etc.

Es el primer tratamiento con virus contra el cáncer que se aprueba, y seguramente abrirá muchas puertas a nuevas terapias, pero es necesaria más investigación para ello. Os dejamos el link de la FDA por si queréis leer más sobre el tema.

http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm469571.htm

¡Feliz comienzo de semana!

Descubrimientos y Tecnología

Bacterias radiactivas contra el cáncer

Durante los últimos 25 años, la ciencia no ha conseguido ningún avance significativo contra el cáncer de páncreas, que sigue siendo uno de los más mortíferos (la supervivencia a cinco años es inferior al 4% de los pacientes) debido a que la mayor parte de tumores sólo se detectan en fases muy avanzadas, cuando ya se ha extendido a otros órganos.

A menudo, la quimioterapia o la radioterapia son consideradas tratamientos ineficaces ya que sus efectos pueden dañar las células sanas de otros órganos y debilitar aun más el sistema inmunitario del paciente.

Ahora, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York parece haber encontrado un método capaz de disminuir los efectos secundarios de dichos tratamientos. Según publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los científicos han conseguido curar células tumorales localizadas en el páncreas de ratones de laboratorio sin afectar sus tejidos sanos.

Para ello, han combinado algunos microorganismos responsables de provocar infecciones graves con isótopos radiactivos. Han utilizado formas atenuadas de bacterias Listeria monocytogenes (responsable de la enfermedad listeriosis) como vectores para llevar renio-188, un isótopo terapéutico, hasta los órganos afectados por las células cancerosas.listeria

Los investigadores han dotado así a los patógenos de anticuerpos radiactivos y los han inyectado en ratones afectados por cáncer de páncreas. Los ratones que han recibido las bacterias radiactivas han mostrado una disminución de metástasis del 90 por ciento en comparación con aquellos que han sido sometidos a un tratamiento tradicional así como no presentar efectos secundarios. Además, puesto que el sistema inmunitario elimina los patógenos del tejido sano mientras las células tumorales inhiben esta reacción natural del organismo, las bacterias radiactivas tienden a permanecer solo en la zona afectada por el tumor. De esa manera, los investigadores han conseguido someter las células dañinas a una exposición continua a los radioisótopos, pero salvando los tejidos sanos de los animales.

Con todo, diferentes expertos han cuestionado algunos de los resultados publicados en el artículo. James Abbruzzese, de la Universidad de Texas, afirma que los niveles de radiación registrados en el hígado y en otros órganos de los animales analizados resultan muy elevados, aunque los responsables del estudio aseguran que los valores utilizados en los experimentos están por debajo del umbral de seguridad permitidos para los seres humanos.

Según Joseph Herman, de la Universidad Johns Hopkins en Baltimora, el enfoque del nuevo estudio resulta muy innovador, puesto que plantea un nuevo método para eliminar células dañinas de un cáncer prácticamente invulnerable. No obstante,  recuerda que son necesarias más pruebas para validar su eficacia. Los científicos esperan afinar aún más el tratamiento y mejorar su efectividad, perfeccionando las dosis o añadiendo agentes antitumorales adicionales al vector de ataque.

Para más información, aquí os dejamos el nombre del artículo completo:

Nontoxic radioactive Listeriaat is a highly effective therapy against metastatic pancreatic cancer. Wilber Quispe-Tintayaa,1, Dinesh Chandraa,1, Arthee Jahangira, Matthew Harrisb, Arturo Casadevalla,Ekaterina Dadachovab,2Claudia Gravekampa,2 Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) March 15, 2013.