Alimentación, Naturaleza y Biología

La química del Oktoberfest

Mañana, como cada tercer sábado del mes de Septiembre, comienza el Oktoberfest, la fiesta por excelencia de la cerveza y que pone fin al caluroso verano. El festival tiene su origen en la celebración que tuvo lugar en Munich con motivo del enlace matrimonial entre los reyes de Baviera en 1810, y que con el paso de los años se ha ido convirtiendo en uno de los festivales más populares en todo el Mundo.

En otra ocasión ya os hablamos de las similitudes entre la espuma de la cerveza con una erupción volcánica. Hoy os queremos enseñar que componentes están involucrados en dar a la cerveza su característico sabor amargo y afrutado:

  • Ácidos alpha y beta: ambos provienen del lúpulo y dan el gusto amargo a la cerveza, el cual puede ser controlado según el tiempo de fermentación y  maduración.
  • Aceites esenciales: nuevamente son aportados por el lúpulo y son responsables de la mayor parte del aroma y sabor de la cerveza. Dependiendo de la variedad de lúpulo tendremos unos aromas u otros.
  • Ésteres: son producto de la reacción entre los ácidos del lúpulo y el alcohol producido en el proceso de fermentación. Éstos son responsables del sabor afrutado de la cerveza.

Os invitamos a que mireis el siguiente infográfico creado por Compound Interest para así conocer con más detalle la química de la cerveza.

The-Chemistry-of-Beer-v3.png

Esperamos que os haya parecido interesante el post, y de este modo, cuando esteis bebiendo una cerveza bien fresquita (siempre con moderación) podreis relacionar su sabor y olor con sus componentes.

¡Buen fin de semana!

Anuncios
Curiosidades

¿Existe el olor a viejo?

¡Feliz comienzo de semana concienzudos!

Ya tenemos con nosotros las primeras lluvias del otoño. Es curioso cómo la humedad ambiental favorece que lleguen a nuestras fosas nasales olores más intensos, en especial los malos olores.

Sobre tdancing rainodo en esta época de entretiempo nos encontramos con que alguna gente se pone mucha ropa de abrigo y acaba sudando, lo que genera un “tufillo” característico que todos hemos sufrido alguna vez con un compañero de metro. Este olor desagradable se debe a las bacterias que pueblan nuestro cuerpo, que al entrar en contacto con el sudor sintetizan una serie de compuestos químicos que huelen mal. Afortunadamente, esto es algo temporal y de fácil solución: con una duchita y un poco de desodorante todo vuelve a la normalidad.

mal olorSin embargo, a medida que los humanos nos hacemos mayores, adquirimos un olor “especial”. Sí, concienzudos, el “olor a viejo” no es algo psicológico, o algo debido por completo al afán de las abuelas de usar bolitas de antipolillas para la ropa ni a los muebles viejos.

En 2012, un grupo de investigadores de Filadelfia, confirmaron que efectivamente los ancianos tienen un olor diferente y distintivo que la gente de diferentes edades es capaz de identificar con los ojos cerrados exponiéndose únicamente al olor.

Para hacer el estudio expusieron a 41 voluntarios jóvenes (de entre 20 y 30 años) a diferentes muestras de olor que se habían tomado de tres grupos de edad diferentes: “joven” (de 20 a 30 años), “de mediana edad” (de 45 a 55 años) y “viejo” (de 75 a 95 años). Les pidieron que evaluaran la intensidad y el agrado de cada olor, y también que indicasen la edad o el rango de edad que creían que tenía el individuo en cuestión.

Los voluntarios fueron capaces de diferenciar claramente las muestras de personas “viejas” con respecto del resto. Sin embargo, tenían problemas en distinguir entre las muestras de los individuos “jóvenes” y los de “mediana edad”.

Curiosamente, a pesar de ser un olor único e identificable, en contra de lo que dicta el estereotipo, el olor de “viejo” no es algo malo. Los participantes lo valoraron como menos intenso y menos desagradable que el olor de individuos “jóvenes”. Si lo separamos por género, los participantes valoraron el olor de hombres de “mediana edad” como el más desagradable, mientras que el de “viejo” era el más agradable y el menos intenso. Sin embargo, en el caso de las mujeres, las de “mediana edad” tenían un olor más agradable que las “viejas”.

Esta capacidad de distinguir entre el olor natural de personas mayores con respecto de individuos más jóvenes no se debe a las situaciones tensas que todos hemos sufrido cuando a los 4 años venían las amigas de nuestras abuelas a darnos besos y retorcernos los mofletes mientras nos decían lo monísimos que éramos. De hecho, tiene una razón de ser bastante más primaria. ¿Más primario que una reacción de pánico-huida? Estaréis pensando. ¡Pues sí! Estos científicos han propuesto que la capacidad de diferenciar la edad mediante el olor es una ventaja evolutiva, ya que los animales puedes diferenciar entre el olor de los individuos jóvenes y saludables, que se pueden comer o lo pueden atacar, de los viejos o enfermos, que preferirán evitar cazar. Este suceso no sólo nos pasa a los humanos, los ratones, conejos, búhos y monos también modifican su olor corporal a medida que se hacen mayores.

pareja viejos feliz

A nivel científico, esto implica que la síntesis de compuestos químicos por el cuerpo, en este caso para generar un olor corporal, puede transmitir una información social muy útil, ya que permite, por ejemplo, la elección de una pareja sana. Sin embargo, la explicación biológica del olor no está clara, ya que el olor corporal proviene de una interacción compleja entre las secreciones de glándulas de la piel, la actividad bacteriana y la composición y secreción de las glándulas sudoríparas, que varía con la edad. Y a pesar de todos estos factores, el olor de una persona anciana en Suecia es muy similar al de una persona anciana en Estados Unidos, a pesar de que los estilos de vida hayan sido diferentes.

Este estudio abre la puerta de otros muchos, como por ejemplo, hasta qué punto nos influyen otras fuentes de olor corporal, como el de la piel o el aliento, o hasta qué punto los perfumes que utilizamos afectan de alguna manera a nuestras relaciones sociales.

Curioso, ¿verdad?

Alimentación, Naturaleza y Biología

La mosca de los cítricos

¡Hola concienzudos! Hoy os mostramos esta ilustración donde podeis ver cómo la famosa Drosophila melanogaster o ‘mosca del vinagre’ y otras especies del mismo género, puede considerse tambien como la ‘mosca de los cítricos’. El trabajo científico donde han descubierto esta preferencia de la mosca por poner sus huevos en frutos cítricos, comenta que tiene como función la protección de los huevos de la mosca ante el ataque de posibles depredadores como las avispas y que detestarían el olor de las naranjas y similares.

Drosophila citricosPara los más curiosos podeis encontrar más información en este enlace: http://www.natureworldnews.com/articles/5221/20131207/fruit-flies-hide-eggs-oranges-protect-parasitic-wasps.htm