Alimentación, Curiosidades, Salud y bienestar

Almidón resistente o como adelgazar comiendo pasta recalentada

Buenos días concienzud@s,

Ya estamos casi en primavera, el calor ha hecho acto de presencia y uno no puede dejar de pensar en las deseadas vacaciones de verano y en la casi obligada “operación bikini”. Ya no tenemos excusas para mantener esa capilla de grasa que tantas alegrías nos ha proporcionado durante las largas noches de invierno.

Como cualquier ayuda es poca en nuestra lucha común contra la báscula he pensado hablaros de un artículo que se publicó hace unos años en una revista científica. Los medios de comunicación se hicieron eco del tema con titulares como “comer pasta recalentada adelgaza”. Y, a pesar de que puede parecer un titular tremendamente sensacionalista hoy vamos a comprobar que tiene un trasfondo de verdad.

Supongo que ya estamos familiarizados con que la pasta en un alimento rico en carbohidratos de alto índice glucémico. Esto significa que cuando los comemos se van a transformar rápidamente en glucosa lo que va a provocar un pico de insulina para hacer que esa glucosa en sangre descienda nuevamente.

Está demostrado que estas subidas y bajadas bruscas hacen que volvamos a tener hambre en poco tiempo y a la larga están relacionadas con un aumento de peso.

De ahí la importancia de consumir alimentos con fibra, como los integrales, ya que este nutriente modera de alguna manera la absorción de estos hidratos.

Este pico de insulina del que os he hablado se produce especialmente con los llamados almidones o féculas que están presentes en alimentos como el arroz blanco, las patatas, la pasta, el pan y por supuesto en todo tipo de productos procesados como bollería, galletas y dulces en general.

Pero también existe otro tipo de almidón que es el llamado almidón resistente. Y ¿qué es el almidón resistente?

Pues como su nombre indica es un tipo de almidón que se “resiste” a la acción de las enzimas digestivas, viaja por nuestro intestino llegando más o menos intacto al colon donde es utilizado por nuestras bacterias colónicas como sustrato.

Es decir, el almidón resistente es un prebiótico. La importancia de enriquecer nuestra dieta con probióticos y prebióticos para asegurarnos una microbiota saludable es un tema que daría para otro post.

Pero hoy vamos a centrarnos en lo que nos interesa que son aquellos alimentos que nos pueden ayudar a ganarle la batalla a esos kilos de más.

El almidón resistente al no digerirse completamente contiene la mitad de calorías que el almidón normal, está demostrado que aumenta la saciedad, incrementa la oxidación de lípidos (movilizamos nuestras grasas para utilizarlas como fuente de energía) y pese a que no es la panacea parece que las últimas revisiones que se han publicado pintan muy bien.

Este nutriente está presente de manera natural en algunos alimentos como las legumbres, la avena, el plátano macho, la patata cruda (aviso a navegantes de que la patata cruda es tóxica)…y lo más interesante es que también podemos transformar parte de almidón normal en resistente con algo tan sencillo como calentar y enfriar.

Si cocemos, por ejemplo, patatas o arroz y lo enfriamos durante 12 horas en la nevera se produce una reacción llamada retrogradación del almidón que hace que parte de ese almidón se transforme en resistente. Según un estudio del 2015 la reducción calórica podría estar entre el 12 y el 50%.

Pero el artículo del que hoy hablamos dio un paso más porque a nadie le gusta comer unos macarrones fríos de la nevera, ¿no? Lo que hicieron básicamente fue cocinar la pasta, enfriarla, analizar el contenido en almidón resistente, recalentarla y ver qué había pasado.

Lo que se pensaba es que al calentarla se revertiría este proceso y el almidón volvería a ser completamente digerible, cosa que ocurrió cuando se utilizaron temperaturas normales de calentamiento. La sorpresa vino cuando se recalentaba la pasta a temperaturas moderadas (por debajo de 65ºC ya que no sólo no se perdía ese almidón resistente sino que el alimento se hacía aún más resistente.

De ahí la conclusión a la que llegaron los medios de comunicación de que comer pasta recalentada adelgaza.

Bueno concienzud@s, espero que os haya gustado este post y que a partir de ahora miréis con otros ojos esos restos de pasta que se quedan en nuestras neveras.

Saludos.

almidon_resistente.jpg

Anuncios
Alimentación, Salud y bienestar

Zumos detox que nos intoxican

Buenos días concienzud@s,

Hoy os quiero hablar de una moda que se está extendiendo desde hace unos años y es la de los zumos detox.

Estos zumos son esos brebajes de color verde no muy agradable y textura grumosa que es fácil encontrar en cualquier revista de la mano de una celebrity.

 

zumo-verde-famosas

 

Normalmente son licuados de espinacas, acelgas, frutas, la TODOPODEROSA kale, semillas de lino o de chia y agua de coco o leche de almendras. Sus adeptos se hacen llamar “juicers” (no comment) y su gurú espiritual es un australiano que se sometió a una cura de estos zumos durante 60 días de la que resurgió cual ave fénix detoxificado, depurado, desintoxicado, purgado y con una empresa multimillonaria cuyo producto estrella es una licuadora que se vende al módico precio de 2000 euros.

El éxito de este tipo de dietas radica en que hoy en día nos gustan las cosas rápidas, fáciles y que nos supongan un esfuerzo mínimo. ¿Puedo eliminar 1 año de excesos comiendo mal, fumando, bebiendo, sin hacer deporte haciendo una dieta de 3 días a base de zumos? Lo compro.

Lo siento concienzud@s pero las cosas desgraciadamente no funcionan así.

Es cierto que en el procesamiento de lo que comemos, bebemos, respiramos se generan una serie de moléculas nocivas que debemos eliminar, pero ya tenemos órganos específicos para eso. De esta función se encargan principalmente los riñones y el hígado.

Así que, si no eres capaz de eliminar correctamente las toxinas de tu organismo, no necesitas un zumito, necesitas un trasplante.

Y ya la vuelta de tuerca, la ironía máxima es que dependiendo de la frecuencia de consumo de estos zumos te puedes literalmente intoxicar. Sí, así como estáis oyendo: “Zumos detox que son tox” sería mi slogan para este producto.

La EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) ha incluido a los batidos verdes entre los 13 riesgos emergentes de la salud e incluso ha emitido una recomendación especial para Alemania, país en el que ha triunfado esta moda y que en los últimos años ha visto como se duplicaban los casos de afectados por cálculos renales.

¿Y cómo puede ser esto estaréis pensando? Al fin y al cabo, estos batidos son frutas y verduras licuadas.

Pues bien, los vegetales de hoja verde, especialmente las espinacas y las acelgas, tienen un compuesto que es el ácido oxálico que se considera un antinutriente. Forma complejos estables con el calcio y otros minerales esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo e impide que se absorban.

El oxalato de calcio (complejo ácido oxálico – calcio) se elimina a través de la orina y forma parte del 80% de los cálculos renales diagnosticados.

¿Debemos dejar de comer entonces estos vegetales?

En nutrición pocas cosas hay blancas o negras. Al igual que contienen este antinutriente son ricos en muchos compuestos beneficiosos como vitaminas y minerales. Entonces en el marco de una dieta sana, saludable y sobre todo variada no debemos preocuparnos, ya que, nuestro organismo tiene mecanismos para eliminar estas sustancias no deseables (os acordáis de los riñones, ¿no?).

Ahora la pregunta del millón, ¿cuántas espinacas crudas podemos comer de un tirón, digamos en una ensalada?

Yo diría que unos 50g y si me apuras 100g.

¿Cuántas ensaladas de espinacas crudas comemos en una semana?

Pongamos que 2 ó 3 o si ya eres super fan de las espinacas crudas, 4 ensaladas. Esto hace que como mucho en una dieta normal estemos consumiendo unos 400g de espinacas crudas a la semana. Cantidad perfectamente procesable e inocua, incluso beneficiosa para nuestro organismo.

Pues bien, muchos de estos batidos incluyen 500g de espinacas crudas, eso sí, mezcladas con frutas y otras verduras que enmascaran su sabor amargo para poder bebérnoslos.

Si hacemos una dieta de 3 días (no hablemos ya de dietas de 5, 7 o más días) tomando 5 de estos batidos al día en cada uno de los cuales hemos añadido 500g de espinacas y además hemos utilizado leche de almendras que es rica en calcio… Podéis ver adonde quiero llegar, ¿no?

Tus riñones van a tener que procesar una cantidad brutal de oxalato de calcio y si encima tienes predisposición a formar cálculos, lo más probable es que acabes en urgencias con unas preciosísimas piedras en los riñones.

Y aquí me quedo no sin antes recordaros que en nutrición y salud no hay fórmulas mágicas, sólo ciencia.

Saludos.

 

detox

 

Curiosidades, Salud y bienestar

‘Pene’ Femenino

 

¡Hola concienzudos! Esta semana os mostramos una imagen donde se puede ver cómo el aparato reproductor del macho y de la hembra están cambiados, es decir, la hembra posee un ‘pene’ y el macho una ‘vagina’. Este hecho tan peculiar no lo es para un insecto de la especie Neotrogla, descubierto en 2010, y que habita en unas cuevas de Brasil. Muchos os preguntareis el por qué de este cambio en la forma de los órganos reproductores (la función sigue siendo la misma). Para contestar a la pregunta, un grupo de investigadores ha publicado recientemente un estudio que demuestra lo que parece ser una estrategia de la hembra para recoger todo el esperma posible y, lo novedoso, todos los nutrientes que lo acompañan. De esta manera, la hembra se asegura otra fuente de nutrientes para poder desarrollar sus huevos con normalidad gracias al cambio en la morfología de su órgano reproductor (cambio en tamaño y desarrollo de unos ganchos). El hecho de habitar en una cueva, donde excasean los recursos, hacen de este sistema clave para la supervivencia de esta especie.

プリント Kazunori Yoshizawa y col. Current Biology, 2014