Descubrimientos y Tecnología, Naturaleza y Biología

Proyecto Seabin

¡Hola a todos! Este fin de semana abrirán muchas piscinas, quedando inaugurada la temporada de verano de manera extra-oficial y podremos refrescarnos en los calurosos días venideros. Pero hoy no os hablaremos de piscinas, sino del proyecto Seabin o papelera marítima que funciona de forma similar a los mecanismos que se utilizan en la recogida de hojas y residuos flotantes en las piscinas.

La papelera Seabin succiona la suciedad que flota en superficie, del tipo bolsas de plástico, papeles e incluso manchas de aceite y detergentes, filtrando un agua limpia de restos. El dispositivo, en un principio, está concebido para su uso en puertos deportivos, donde no hay un fuerte oleaje y además puede conectarse a una fuente eléctrica, debido al uso de una bomba para la función succionadora.

Esta claro que lo primero que deberíamos hacer es no contaminar nuestros mares, pero como todos sabemos esto no es así, por lo tanto, sistemas de este tipo son más que bienvenidos para ayudar a que nuestros mares estén un poco más limpios.

Seabin

Anuncios
Curiosidades

El grafeno como filtro de agua

Estructura del grafeno (fuente de la foto: wikipedia)

Desde el descubrimiento del grafeno, éste se ha perfilado como un material con un futuro increíble, con muchísimas aplicaciones. Y ahora parece que hemos encontrado otra.Debido a su finísimo grosor, de tan solo un átomo, es un candidato idóneo para utilizarlo como filtro para el agua.

Este avance, publicado en la revista Nano Letters, lo han realizado el equipo de Rohit Karnik, formado por ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), junto con el laboratorio nacional de Oak Ridge (ORNL) en Tennessee (EEUU), y la Universidad Rey Fahd de Petróleo y Minerales (Arabia Saudí). Y es que tras realizar pequeños poros en la capa de grafeno, únicamente es capaz de dejara pasar el agua, y no las moléculas de gran tamaño, siendo igual de eficaz que los filtros desalinizadores utilizados habitualmente. Pero de momento el tamaño de este filtro es el de una moneda.

Tendremos que esperar un tiempo para ver si esta aplicación consigue llegar a las plantas desalinizadoras.

Para más información, consultar el artículo original (en inglés): http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/nl404118f