Feliz Comienzo de Semana

Viscum album

Quizás os suene este nombre, pero supongo que a la mayoría no os dirá nada. Es el nombre científico de la planta comunmente llamada muérdago, y que podemos ver creciendo en las ramas de otros árboles.

Esta Navidad estaba viajando por la autopista, y una vez más me llamó la atención el muérdago. Se caracteriza porque son como unas bolas de hojas que crecen en las ramas de otros árboles.

Sigue leyendo “Viscum album”

Anuncios
Feliz Comienzo de Semana

CONCIENCIA

Con la llegada del frío, y de diciembre, cada vez se sienten más cerca las fiestas navideñas. Es una época de reencuentros, pero no sólo eso, esta época cada vez se caracteriza más por la vorágine de compras que conlleva. Compras de todo tipo, tanto materiales, como de comida.

Este post no pretende ser un credo, pero sí una reflexión para intentar consumir de forma más responsable, desde alguno de los miles de puntos de vista. Intentemos aportar nuestro granito de arena.

¿Y qué tendrán que ver las navidades con el medio ambiente?

Pongamos un ejemplo.

Borneo y Sumatra, en Asia, constituyen una de las regiones con más biodiversidad del planeta. Más de 300 000 especies animales han sido encontradas en sus bosques. Actualmente un tercio de las especies de mamíferos de Indonesia están en peligro crítico debido al desarrollo insostenible de los cultivos que están sustituyendo sus hábitats. Estos cultivos de los que hablamos, son en su mayoría de aceite de palma.

Si el ritmo de deforestación continúa, los orangutanes, junto con otras especies, podrían extinguirse en la naturaleza en los próximos 10 años.

El orangután ha llegado a ser el icono de la deforestación de Borneo y Sumatra. Su situación es representativa de otras miles de especies que se ven arrastradas al mismo destino en el sudeste asiático. Entre 1000 y 5000 orangutanes (y esto son muchos orangutanes), mueren cada año como consecuencia de la pérdida de hábitat.

Alrededor de 50 orangutanes son asesinados cada semana debido a la deforestación. Sumado a las muertes directas por inanición, muchas veces sufren tratos crueles, siendo quemados vivos, asesinados con machetes, pistolas y otras armas. En muchos casos las compañías de aceite de palma dan recompensas por los orangutanes ya que son considerados una peste debido a que a menudo destruyen las plantas de palma jóvenes para encontrar comida.

Sigo sin ver la relación con la Navidad…

El aceite de palma en sí mismo no es el problema, (sólo estamos hablando desde un punto de vista medioambiental, quizás otro día entremos a valorar el sanitario), sino que el mayor problema es el modo en que se produce y manufactura.

Algunos de los efectos de esta producción y manufactura los leemos a continuación:

Efectos sobre los ecosistemas. Los bosques vírgenes de Malasia e Indonesia están siendo diezmados a una velocidad alarmante debido al gran aumento en la demanda de aceite de palma. La situación es tan drástica que se estima que el 98% del área forestal de Indonesia será destruída antes del 2022.

Efectos sobre el cambio climático. La deforestación para cultivar aceite de palma contribuye significativamente al cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero, debido al drenaje de los suelos ricos en carbono y la quema de rastrojos.

Sin olvidarse de los efectos ya comentados sobre la fauna silvestre.

Nuestro granito de arena viene ahora, cuando está en nuestra mano intentar “romper” la rueda, y salirse un poco del sistema. Está en nuestra mano, por ejemplo, pensar que las navidades pueden ser un buen punto de partida para hacer este esfuerzo. Sabemos que puede ser muy abstracto relacionar ese producto que tenemos en las manos en el supermercado y la destrucción de la naturaleza. Pero es así.

Os invitamos a que en estas fechas intentéis ser más conscientes de lo que compráis, e intentéis evitar los productos que contengan aceite de palma. En algún lugar remoto del planeta, ese pequeño gesto será agradecido. Nosotros mismos lo agradeceremos.

Para reconocer el aceite de palma en las etiquetas, basta con reconocer algunos de sus derivados:

– Nombres del aceite de palma en etiquetas

  • Aceite de palma
  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal (palma)
  • Sodium Palmitate
  • Palmoleina u Oleina de palma (Palmolein)
  • Manteca de palma

¡Felices fiestas con conciencia!

Feliz Comienzo de Semana

El sacacorchos

Con este título, evocando la última resaca navideña, os queremos felicitar las fiestas, ¡feliz navidad!

Érase una vez una isla en un país muy lejano, Canadá. Era una isla pequeña, de apenas 42 km de largo y tan sólo 1.5 km de ancho. Por su peculiar forma, dicen algunos, o sus arenas blancas, dicen otros, recibe el nombre de Isla de Sable.

sable_island

En esta remota isla, entre los años 1993 y 2001, 4906 cadáveres de foca fueron encontrados. Año tras año aparecían comidos con una peculiar forma, como si los cuerpos de las focas hubiesen sido mordidos por un sacacorchos gigante. Los científicos, al principio, atribuyeron estas muertes a los tiburones blancos, pero pronto se dieron cuenta que por las características de los cadáveres, y al haber sido encontrados en aguas de Alaska, esto no era posible. Por más que buscaron en la bibliografía nunca antes se había descrito nada igual.

focas-sacacorcho

En 1983, habían sido descritos ataques de tiburones a focas en la Isla de Sable, pero no se había identificado el tipo de tiburón.

Así que en 1993, los científicos se ponen manos a la obra para intentar descubrir qué tipo de tiburón está atacando a las focas.

Muchas veces las focas llegan a la isla al poco tiempo de ser atacadas, por lo que se deduce que los ataques ocurren muchas de las veces cerca de la playa. Las heridas son descritas como si se hubiesen hecho con una herramienta afilada, así que el desconcierto de los científicos no hace más que aumentar.

A través de años de estudio, los científicos fueron descartando las especies de tiburones que no podían ser responsables de los ataques, bien porque no se habían registrado en esas aguas, o bien por otras razones: sólo se habían avistado juveniles, el tamaño del tiburón hacía imposible un ataque de ese tipo, etc. Poco a poco iban quedando menos opciones; el tiburón mako, el tiburón azul y el tiburón de Groenlandia fueron los últimos candidatos.

Investigaciones más profundas empezaron a descartar a la mayoría de ellos, bien porque algunos de ellos sólo se divisaban en la zona determinados meses al año, mientras que los ataques ocurrían durante todos los meses del año, o bien porque no se encontraban en sus estómagos restos de ninguna foca.

Como si de Gran Hermano se tratase, al final sólo pudo quedar uno:  el tiburón de Groenlandia, un viejo conocido.

Fue el único depredador capaz de causar ese tipo de heridas, con forma de sacacorchos, en las focas. Estos tiburones presentan una mandíbula muy características; los dientes de la mandíbula superior son muy delgados y puntiagudos, carentes de serraciones que actúan como un ancla mientras que la mandíbula inferior hace el corte. Los dientes inferiores se entrelazan y son anchos y cuadrados, conteniendo cúspides cortas y lisas que apuntan hacia fuera. Los dientes de las dos mitades de la mandíbula inferior están fuertemente inclinados en direcciones opuestas.

greenland_shark_dentition

Por tanto, los patrones de heridas encontrados en los cadáveres de focas en la isla de Sable sugieren que el tiburón de Groenlandia sería el principal depredador. Los dientes de la mandíbula superior agarrarían la presa, facilitando su manipulación, mientras que con los dientes de la mandíbula inferior la cortarían.

focas2

A quien le falte plan para hoy, aquí un documental.

 

Fuente: TWO SHARK SPECIES INVOLVED IN PREDATION ON SEALS AT SABLE ISLAND, NOVA SCOTIA, CANADA ZOE N LUCAS and LISA J NATANSON. Proceedings of the Nova Scotian Institute of Science (2010)Volume 45, Part 2, pp. 64-88.