Alimentación, Curiosidades

El tomate… ¿Es una fruta o una verdura?

¡Feliz vuelta de puente concienzudXs!

Se aproximan estrepitosamente las fiestas navideñas, y con ellas, además de grandes momentos con familiares y amigos, surgen cuestiones trascendentales recurrentes, que vienen de tiempos lejanos, en las que no pensamos el resto del año y a las que no buscamos respuesta.

En este post vamos a resolveros una de ellas y es que… el tomate… ¿es una fruta o una verdura?

De hecho, la confusión viene de que es un producto de la huerta, con lo cual es una hortaliza, y que no se toma de postre, pero si nos ponemos técnicos, botánicamente la fruta es la parte de la planta proviniente del ovario de la flor que contiene las semillas. Y cualquiera que haya disfrutado de un sabroso tomate se habrá percatado del montón de semillas que encierra su pulpa.

Como os predecíamos, la cuestión de si el tomate es una fruta o una verdura viene de tiempo atrás, y no surgió de la mente retorcida de un cuñado sabelotodo, surgió por el deber o no de pagar un impuesto en Estados Unidos a finales del siglo XIX. ¿A que esto no lo sabíais?

Pues resulta que en 1887, se aprobó una ley en Estados Unidos por la cual todas las hortalizas importadas debían pagar un impuesto… del que las frutas quedaban exentas. Las compañías que importaban tomates alegaron que, pese a que se cultivaban en huertos, eran la fruta de la planta del tomate.

Por desgracia para ellos, la Corte Suprema decidió que, como no se tomaban de postre eran hortalizas, y que, por tanto, las compañías importadoras debían pagar el impuesto.

¿Cómo os quedáis? A nosotros nos ha hecho plantearnos más dudas trascendentales, como… El pimiento, la calabaza o la berenjena provienen del ovario de la flor y tienen semillas… ¿Entonces? ¿También son frutas?

¡Pues efectivamente!

Esperamos no haber volado vuestras mentes post-minivacacionales 😉

¡Feliz semana!