Física, Química y Astronomía

Wow! Señal desde el espacio exterior

¡¡¡Hola concienzudos!!! Hoy vamos a hablar de un hecho que ocurrió en agosto de 1977. Se recibió una señal muy fuerte desde la constelación de Sagitario, que fue captada mediante el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.)

tumblr_inline_nj3tkreDw81r3y6do

Después, la señal recibida se pasaba a una computadora de IBM (como la que podéis ver abajo) que se encargaba de convertir los datos recibidos a una serie de caracteres alfanuméricos.

4513PH01_16

Las transmisiones de radio procedentes del espacio constaban de una serie de números y letras que eran el resultado de cuentas matemáticas que básicamente servían para diferenciar lo que eran señales auténticas del ruido del espacio. Así, la traducción sería:

  • Si el valor era un 0, se representaba mediante un espacio en blanco, lo que quería decir que sólo era ruido.
  • Los valores entre el 1 y el 9 eran puestos tal cual.
  • Los enteros del 10 al 35 eran representados con las letras mayúsculas que van de la A a la Z respectivamente.
  • Si alguna señal tenía una intensidad de 36 o superior, el programa simplemente empezaba de nuevo desde 0 (no inclusive). Por ejemplo el 38 sería el 3.

 

Wow_signal

Como podéis ver lo que aparece en la foto es la secuencia 6EQUJ5, que fue el mótivo de la exclamación del profesor Jerry R. Ehman, escribiendo el famoso Wow!

La letras Q y U, corresponderían a valores numéricos muy altos, en concreto la Q sería el 26 y la U el 30. ¿Qué quiere decir? Pues que la señal en esos casos estaba hasta 30 veces por encima de la señal del ruido de fondo (producido por el Big Bang). Así que es una señal muy muy alta.

¿Entonces estamos ante una señal que proviene de una civilización avanzada?

Bueno, pues esa fue una de tantas teorías que se barajó entonces. También se pensó que podría haber sido un satélite o un reflejo desde la propia tierra al incidir en basura espacial. El propio Jerry R. Ehman opinaba que lo de que proviniera de una cultura extraterrestre avanzada era poco probable ya que se volvió a buscar la señal más de 50 veces y no la volvieron a encontrar.

Pues bien, 40 años después, a principio de junio de 2017, se ha resuelto el misterio. Los encargados de hacerlo han sido Antonio Paris y Evan Davis. Su teoría es que la señal segurante proviniese de un asteroide que pasaba por allí. Ya que tanto el asteroide 266P/Christensen como el P/2008 Y2 pasaron por el sistema solar en esas fechas. Ambos asteroides tienen una nube de hidrógeno a su alrededor. La señal Wow! se detectó en la frecuencia de 1420MHz, que es la correspondiente a la del hidrógeno, así que podría ser posible.

Pero ahora toca demostrar su teoría. En este enlace, podéis encontrar el artículo original que explica todo el proceso. En él, analiza la trayectoria del cometa 266P/Christensen en la época del descubrimiento de la señal y la señal producida por su nube de hidrógeno, la cual es muy similar a la del Wow!

Imagen1

 

Esto nos recuerda a lo que ocurrió en 1998 en Australia. Los astrónomos del radiotelescopio Parkes llevaban recibiendo  desde entonces una señal de 1,4 GHz y de 250 ms, de origen terrestre. En 2015 descubrieron de donde procedía publicándolo en un artículo llamado Identifying the source of perytons at the Parkes radio telescope.  Y el origen eran dos microondas muy antiguos, tenían más de 27 años de antigüedad y cuando se abrían antes de que acabara el tiempo de descuento cuando se usaba, emitía una pequeña señal.

Así que ya veis que a veces las explicación más sencilla suele ser la acertada. Aún así quedan escépticos por el mundo, ya que por ejemplo, la teoría de Paris y Davis no es concluyente al 100%.

¡¡Feliz semana!!

Anuncios