Alimentación, Curiosidades

¿Por qué es blanca la espuma de la cerveza?

¡Feliz comienzo de semana concienzudXs!

Hoy os vamos a revelar uno de los secretos mejor guardados de nuestra vida cotidiana, y es que… ¿alguna vez os habéis fijado en que la espuma de la cerveza es siempre blanca o, como mucho, de un color crema? Lo “lógico” sería esperar que fuera así en una cerveza rubia, y que el color fuera oscureciéndose a medida que varía el color de la cerveza, pero la realidad es que independientemente de si la cerveza es rubia, roja, tostada, o incluso negra (como la clásica Guinness) la espuma es blanca.

 

¿Cómo es esto posible?

La realidad es que si observamos la espuma de la cerveza a través de un microscopio, a diferencia de otras espumas como por ejemplo la del jabón, que están formadas por burbujas de múltiples tamaños que se pegan entre sí, la espuma de la cerveza está formada principalmente por burbujas esféricas de unos 0.1 a 0.2 mm de diámetro, que se encuentran en suspensión en la cerveza en sí.

Cada burbuja actúa como una pequeña esfera que refleja la luz que incide directamente sobre ella, y a su vez el reflejo de la luz dispersada en las burbujas de alrededor hace que se forme una “red” que potencia la reflexión. Al estar formadas por aire (que tiene un índice de reflexión menor que el de la cerveza en sí), el resultado es que la luz que incide sobre la superficie de la espuma se dispersa en todas las direcciones al entrar en contacto con las burbujas, de manera que la luz que nos devuelve a la vista es de un color blanco. En realidad, es el mismo principio por el que vemos las nubes con una forma definida y de color blanco (aunque en realidad estén formadas por gotas de agua en suspensión). Para aquellos de vosotros que queráis profundizar en el tema, en física este concepto se conoce como la teoría de Mie, también llamada teoría de Lorenz-Mie o teoría de Lorenz-Mie-Debye, que trata del análisis de las ecuaciones de Maxwell para la dispersión de la radiación electromagnética por partículas esféricas.

Nunca te acostarás sin saber una cosa más 😛

¡Feliz semana!

 

Anuncios
Alimentación, Naturaleza y Biología

La química del Oktoberfest

Mañana, como cada tercer sábado del mes de Septiembre, comienza el Oktoberfest, la fiesta por excelencia de la cerveza y que pone fin al caluroso verano. El festival tiene su origen en la celebración que tuvo lugar en Munich con motivo del enlace matrimonial entre los reyes de Baviera en 1810, y que con el paso de los años se ha ido convirtiendo en uno de los festivales más populares en todo el Mundo.

En otra ocasión ya os hablamos de las similitudes entre la espuma de la cerveza con una erupción volcánica. Hoy os queremos enseñar que componentes están involucrados en dar a la cerveza su característico sabor amargo y afrutado:

  • Ácidos alpha y beta: ambos provienen del lúpulo y dan el gusto amargo a la cerveza, el cual puede ser controlado según el tiempo de fermentación y  maduración.
  • Aceites esenciales: nuevamente son aportados por el lúpulo y son responsables de la mayor parte del aroma y sabor de la cerveza. Dependiendo de la variedad de lúpulo tendremos unos aromas u otros.
  • Ésteres: son producto de la reacción entre los ácidos del lúpulo y el alcohol producido en el proceso de fermentación. Éstos son responsables del sabor afrutado de la cerveza.

Os invitamos a que mireis el siguiente infográfico creado por Compound Interest para así conocer con más detalle la química de la cerveza.

The-Chemistry-of-Beer-v3.png

Esperamos que os haya parecido interesante el post, y de este modo, cuando esteis bebiendo una cerveza bien fresquita (siempre con moderación) podreis relacionar su sabor y olor con sus componentes.

¡Buen fin de semana!