Naturaleza y Biología

Biodepuración

Esta semana os mostramos el innovador sistema de biodepuración de aguas residuales y ríos denominado aQuarQ, que ha sido desarrollado por la empresa española OGESA y recientemente premiado en la Feria del Agua SMAGUA 2016.

ogesa helofitas iam9
Sistema aQuarQ en balsa de residuos

El sistema consiste en la instalación, en balsas de residuos, de plantas helófitas (familia  gramíneas) que se distribuyen en una lámina flotante de polietileno con una estructura que favorece el entramado de las raíces. Además, el sistema contiene bacterias nitrificantes, que actuan a modo de filtro transformando el amonio de las aguas residuales en nitratos, gracias al oxígeno que aportan las raíces de las plantas. Estos nitratos a su vez serán asimilados por las plantas, cerrándose el ciclo del nitrógeno. Una vez depurada el agua, podrá ser reincorporada al ecosistema en los cursos altos de los ríos.

Para el desarrollo de dicho sistema de depuración fue necesario un estudio previo, en colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), consistente en la modelización matemática, hidráulica y cinética de las reacciones de nitrificación para un desarrollo óptimo del sistema. Todos los municipios españoles de menos de 5000 habitantes, y que hasta la fecha utilizaban sistemas más costosos y perjudiciales para el medio ambiente, podrán beneficiarse de este avance biotecnológico.

Como podréis observar se trata de un gran ejemplo de investigación y desarrollo de un sistema sostenible que utiliza recursos naturales. Esperamos que os haya parecido interesante. ¡Buen fin de semana!

Anuncios
Salud y bienestar

Los beneficios del tabaco

Hola concienzud@s!

Si alguno de vosotros había pensado que íbamos a hablar sobre los múltiples beneficios que supone fumar, me temo que se va a llevar una gran decepción. Fumar mata, como todos sabemos, sólo hace falta ver una de las imágenes espeluznantes con las que decoran los paquetes de tabaco para hacernos una idea. Al hilo de esto se me ocurre preguntarme porqué no hay fotos de operaciones de bypass gástrico en el envoltorio de un Big Mac® o imágenes de accidentes de coche en las latas de cerveza. Pero quizás me estoy adentrando en terreno pantanoso y no es la intención del post de hoy.

Lo dicho, fumar mata cada año a casi seis millones de personas. Y sólo en España los gastos que suponen tratar las enfermedades derivadas del consumo de esta droga legal ascienden a 6000 millones de euros según un estudio realizado por la Universidad Pompeu Fabra.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda, tenemos que las plantas que dieron origen a esta pandemia autoinflingida tienen un gran potencial para mejorar la vida humana.

Investigadores del Instituto Noruego para la Investigación Agraria y Medioambiental (Bioforsk), están desarrollando una técnica para sustituir, al menos de forma parcial, el petróleo por la biomasa de los bosques. En la actualidad este proceso es complicado ya que es necesario utilizar muchas enzimas caras de producir para descomponer la madera debido a las características de las células que la componen.

El proyecto de Bioforsk, llamado Bioboost, trabaja con plantas de tabaco transgénicas como “biofábricas” más baratas y sostenibles aprovechando su capacidad para transformar la energía del sol y el CO2 de la atmósfera sin coste económico.

Según afirma la investigadora Jihong Liu Clarke, directora del proyecto, “la planta del tabaco es ideal para este propósito porque tiene una buena cantidad de biomasa en sus hojas, abundantes y grandes. Además, crece rápido y se puede cosechar tres veces al año”.

Una vez más hemos comprobado como los avances en Ciencia y Tecnología son la base para el futuro. En este caso encontrando utilidades alternativas en la planta del tabaco, como el sostenimiento energético, más allá de ser quemado para inhalar el humo.

Saludos.

tabaco

Curiosidades

¡Café para todos!

taza_de_cafe_y_granos_muralesyvinilos_32282345__Monthly_XXL

¡Buenos días Concienzudos!


Hoy vamos a tratar de aprender algo nuevo sobre eso que te acabas de tomar hace un par de horas, eso que te ayuda a levantarte de la cama, eso que te da energías para estudiar, o eso que te quita parte de la resaca, el café.

                Explicaré a grandes rasgos esta bebida obtenida de los granos de café. Lo primero que se nos viene a la cabeza es ese sabor especial que tiene, además de que es una bebida de consumo masivo, y nunca queda del todo aclarado cuánto debemos tomar, si es mejor solo o con leche… Ahora bien, ¿Cómo nos afecta? Este hecho se debe a que el café, al igual que el té o la guaraná, contiene en mayor o menor medida un alcaloide llamado cafeína. Este alcaloide es un estimulante metabólico y del sistema nervioso central, de esta forma, se incrementa nuestro estado de alerta. Principalmente el mecanismo de acción es de antagonista no selectivo del receptor de adenosina. Y ahora en cristiano, la cafeína evita que nuestro cuerpo reciba señales de cansancio, por decirlo de otro modo. Como antes he puesto “no selectivo”, implica que tiene otra serie de funciones, ya que afecta en más ciclos bioquímicos que el de la adenosina. Por ello se puede decir que la cafeína tiene “efectos secundarios” que os sonarán a todos; incremento de jugos gástricos (ardor estomacal), broncodilatación (respiramos mejor), cronotropismo e inotropismo positivo (nos late el corazón más rápido y más fuerte), es diurético (ganas de orinar) y también aumenta el peristaltismo (vas más al baño de aguas mayores),  así como muchas más funciones demostradas o en proceso de demostrarse científicamente, siendo las más sonadas, la protección frente a la aparición de la enfermedad de Alzheimer o de Diabetes tipo II. También hay que destacar los contras de esta sustancia, que se suelen asociar a su exceso de consumo, como puede ser insomnio, taquicardia, nerviosismo… y lo peor de todo… ¡a largo plazo se te quedan los dientes amarillos! Teniendo en cuenta estos efectos, es normal que se hable de este alcaloide como droga psicoactiva, aunque este término implica cierta controversia, puesto que genera una gran dependencia, pero no una adicción, tal y como se entiende por las sustancias de abuso.

                Esto es todo amigos, espero que os haya gustado y os animo a preguntar cualquier cosa que se os ocurra sobre esta bebida, como… ¿Por qué no es del todo recomendable en niños? ¿Por qué genera dependencia y si no lo tomo un día me duele la cabeza? Yo mientras tanto estaré tomándome un delicioso capuchino con tres de azúcar ¡hasta la próxima!