Curiosidades

El grafeno como filtro de agua

Estructura del grafeno (fuente de la foto: wikipedia)

Desde el descubrimiento del grafeno, éste se ha perfilado como un material con un futuro increíble, con muchísimas aplicaciones. Y ahora parece que hemos encontrado otra.Debido a su finísimo grosor, de tan solo un átomo, es un candidato idóneo para utilizarlo como filtro para el agua.

Este avance, publicado en la revista Nano Letters, lo han realizado el equipo de Rohit Karnik, formado por ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), junto con el laboratorio nacional de Oak Ridge (ORNL) en Tennessee (EEUU), y la Universidad Rey Fahd de Petróleo y Minerales (Arabia Saudí). Y es que tras realizar pequeños poros en la capa de grafeno, únicamente es capaz de dejara pasar el agua, y no las moléculas de gran tamaño, siendo igual de eficaz que los filtros desalinizadores utilizados habitualmente. Pero de momento el tamaño de este filtro es el de una moneda.

Tendremos que esperar un tiempo para ver si esta aplicación consigue llegar a las plantas desalinizadoras.

Para más información, consultar el artículo original (en inglés): http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/nl404118f

Anuncios
Alimentación, Curiosidades

¿Por qué flotan los limones sobre el agua?

¡Feliz comienzo de semana, concienzudos!

Parece que la temporada de calorcito ha venido para quedarse, y como una de las mejores maneras de hacerle frente es tomarse algo en una terracita,os vamos a contar una curiosidad de uno de los elementos que no suele faltar en vuestro vaso: el limón. Y es que los limones flotan en el agua…¡Pero sólo cuando no están pelados!

¿CÓÓÓMO?

No, no nos hemos vuelto locos, ¡es pura física! Y si no os lo creéis podéis hacer la prueba en casa.

El experimento es muy sencillo: si llenáis un recipiente con agua y añadís dos limones, uno pelado y otro sin pelar, veréis como el primero se va al fondo del recipiente, mientras el segundo permanece en la superficie del líquido.

¿Pero por qué?
Pues bien, cuando ponemos el limón sobre un líquido se están ejerciendo dos fuerzas sobre él: la de su peso,que tira de él hacia el fondo, y la fuerza de resistencia del agua, que empuja el limón hacia arriba.
El empuje que sufre un cuerpo en una sustancia líquida depende de tres factores: la densidad del líquido en que está sumergido, el volumen del cuerpo que se encuentra sumergido y la gravedad.aperturetarget1b
Cuando el limón está entero, flota porque en la piel tiene zonas huecas llenas de aire haciendo que su densidad sea menor que la del agua.
Sin embargo, si le quitamos la piel, nos deshacemos de estas cámaras de aire, el volumen disminuye y la densidad aumenta, asi que el limón se hunde.
Curioso, ¿verdad?