Curiosidades, Salud y bienestar

¿No podrías vivir sin queso? Cuidado, puede ser una adicción de verdad


¿Cuántos de vosotros decís que el queso es el mejor alimento del mundo? ¿O que no podríais vivir sin queso? Es algo común, que le ocurre a mucha gente y no es sólo porque sea delicioso, sino que de verdad causa adicción.

la-adiccion-al-queso-es-tan-fuerte-como-a-las-drogas-1-620x349

Ya se sabía desde hace mucho que la comida es adictiva, ya que evolutivamente es algo necesario para el ser humano y el cerebro lo sabe. Cuando comemos, sea lo que sea, se activa la ruta de adicción del cerebro para así preservar la supervivencia humana. Pero sobre todo ocurre con los alimentos muy calóricos, ya que son los que van a dar más energía por más tiempo y eso en la época en la que había que cazar o recorrer largas distancias para encontrar alimento, era muy beneficioso.

La ruta típica de la adicción es la mesolímbicocortical, que comienza en el área tegmental ventral y avanza hasta el sistema límbico, en concreto el núcleo accumbens, amígdala e hipocampo. via.jpgAcabará en la corteza frontal, culminando en la realización física de comer o administrarse otra dosis de la adicción que se tenga. Además, esta vía va a controlar las emociones y recuerdos que tenemos al comer algo (de la misma manera que ocurre con  las drogas, el sexo, o cualquier otra adicción).

 

¿Pero qué pasa con el queso? Resulta que el queso, al igual que casi todos los productos derivados de la leche, tiene caseína. Al ingerirse y pasar por los jugos gástricos se va a transformar en algo llamado casomorfina. La casomorfina es un tipo de exorfina, o dicho de otra manera, un tipo de opioide exógeno que va a pasar al intestino, donde se absorberá e irá al sistema nervioso central. Estos opiáceos, SÍ, OPIÁCEOS, van a activar los receptores de dopamina de la ruta mesolímbicocortical, de la que hemos hablado antes, creando una adicción.

queso

A pesar del parecido con la morfina, es 10 veces menos potente, así que la adicción es mucho más leve.

56e19a94a57e4e2e79edb689f3e69f19_XL

¿Y entonces las endorfinas? Pues son parecidas, pero en el que caso de las endorfinas, estas son producidas por el cuerpo de manera natural, no se adquieren de fuera por la alimentación y por lo tanto se autorregulan y se controlan.

Este descubrimiento es importante, porque una vez más se relaciona lo que ingerimos con el cerebro y por lo tanto lo que comemos puede cambiar la manera en la que nos sentimos y pensamos.

 

Como dato, que sepáis que también existen otras exorfinas como la sojamorfina (producida por la soja), la rubiscolina (producido por las espinacas) y la gluteomorfina (producido por el gluten).

Así que ya sabéis, ¡¡a controlar lo que se come!!

¡Feliz comienzo de semana Concienzudos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s