Naturaleza y Biología

¿Puede hablar el intestino con el corazón a través del sistema inmune?


¡Buenos días concienzud@s!

Las bacterias que residen sobre nuestra piel y dentro de nuestros cuerpos, como por ejemplo en el intestino, vagina, etc., son conocidas por tener una influencia significativa en nuestra salud. Una nueva investigación, sobre la que hablaremos a continuación, sugiere que eliminar la microbiota intestinal (el conjunto de microorganismos que viven en nuestro intestino) podría mejorar el funcionamiento del corazón y disminuir potencialmente el daño cardíaco debido a una insuficiencia cardíaca.

Esta investigación se basa en la idea de que los microorganismos que viven en el tracto gastrointestinal afectan a la insuficiencia cardíaca, al aumentar la producción de linfocitos T, un tipo de célula del sistema inmunitario. Los investigadores encontraron que los ratones con insuficiencia cardíaca inducida redujeron dicha insuficiencia si fueron tratados con un cóctel  de antibióticos de amplio espectro durante 5 semanas, para esterilizar el intestino (OJO! No hacer en casa!).

“Nuestro laboratorio estudia cómo el intestino habla con el corazón a través de los linfocitos T”, dijo Francisco J Carrillo-Salinas, investigador postdoctoral en la Universidad de Tufts (Boston, EEUU) (y miembro de esta Asociación!!). “Dado que el intestino es el reservorio tanto de linfocitos T como de bacterias más grande del cuerpo, modulando la microbiota intestinal podríamos modular la activación de los linfocitos T y los cambios en el corazón que conducen a la insuficiencia cardíaca”.

La insuficiencia cardíaca es un complejo síndrome en la cual el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Casi 6 millones de estadounidenses y más de 24 millones de personas a lo largo del mundo padecen esta enfermedad, y aproximadamente la mitad de las personas diagnosticadas fallecen en los cinco años posteriores a su diagnóstico.

El grupo de la doctora Pilar Alcaide, en el que trabaja el autor de este trabajo, ha demostrado en el pasado que los linfocitos T se infiltran en el corazón en pacientes con insuficiencia cardíaca. La inflamación, que es una consecuencia de la respuesta inmune, también se sabe que juega un papel importante en la enfermedad cardíaca.

Otras publicaciones han sugerido que la disbiosis intestinal (este término hace alusión a crear alteraciones en las poblaciones de microorganismos) puede afectar la salud cardiovascular, viéndose alterada por el mal uso de antibióticos o cambios en la dieta, entre otras factores de riesgo.

En esta infografía, titulada “¿Habla el intestino con el corazón a través de los linfocitos T?”, el autor describe algunos datos sobre la insuficiencia cardíaca y el proyecto en el que está involucrado.

“Debido a que la esterilización completa del intestino ha demostrado mejorar algunos modelos experimentales de enfermedades mediadas por linfocitos T, nuestros resultados estuvieron de acuerdo con nuestra hipótesis inicial”, dijo Carrillo-Salinas. “El hecho de que veamos una función cardíaca totalmente protegida es sorprendente, y estamos estudiando lo que sucede en el corazón una vez que las bacterias recolonizan el intestino”.

Los resultados sugieren que los linfocitos T se actina en los ganglios linfáticos ubicados cerca del corazón, migran hacia el corazón y posteriormente contribuyen a la progresión de la insuficiencia cardíaca, liberando moléculas de señalización llamadas citoquinas, e induciendo un aumento del tamaño del corazón y la formación de tejido fibrótico. Todos estos cambios se evitaron en los ratones que recibieron el cóctel de antibióticos.

“Comprender cómo la microbiota intestinal regula directamente la función de órganos distantes del intestino, como el corazón, arrojará nueva luz sobre posibles nuevos enfoques terapéuticos en pacientes recientemente diagnosticados con insuficiencia cardíaca, y así evitar la progresión de la enfermedad” dijo Carrillo-Salinas.

Aquí os dejamos las fuentes:

https://www.fasebj.org/doi/10.1096/fasebj.2018.32.1_supplement.287.3

https://www.sciencedaily.com/releases/2018/04/180423190553.htm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s