Naturaleza y Biología

Un animal de sangre azul


Buenos días concienzudxs!

Normalmente pensamos que la sangre azul es algo propio de la realeza, pero sorprendentemente la familia real no es la única especie con esta característica. Hoy os voy a hablar de un curioso animal llamado Limulus polyphemus, o cangrejo de herradura, aunque está más emparentado con las arañas que con los cangrejos. Este artrópodo quelicerado, considerado un fósil viviente, recuerda mucho al monstruo de la película Alien, y se caracteriza por un caparazón duro en forma de herradura sobre el que normalmente se adhieren diferentes moluscos y algas. Su hábitat se extiende a lo largo del Atlántico Norte y del Golfo de México, aunque existen especies muy similares en Asia.

download.jpg
Alien buscando víctimas en la playa

La historia de aportaciones a la ciencia de este animal se inicia en 1967, con la concesión del premio Nobel de Medicina o Fisiología a Ragnar Granit, Haldan Keffer Hartline y George Wald por sus investigaciones en el campo de la fisiología y mecanismos de la visión. Para sus investigaciones emplearon ejemplares de cangrejo de herradura, que presenta un total de 9 ojos repartidos por el cuerpo. Sin embargo, no es el número de ojos lo que le ha dado la fama, sino su sangre.

La sangre (o hemolinfa para ser correctos) de este artrópodo no contiene hemoglobina como la sangre humana, sino hemocianina, que presenta cobre en vez de hierro. Esta es la razón de su color azul intenso y característico, aunque lo verdaderamente importante en su sangre es un tipo celular propio, denominado amebocito. Estas células, que tienen una función similar a la de los leucocitos en el ser humano, reaccionan con las endotoxinas bacterianas dando lugar a coágulos. Las endotoxinas son fragmentos moleculares presentes en la membrana externa de algunas bacterias que son capaces de desencadenar una fuerte respuesta inmunitaria. La pregunta lógica que surge ahora es, ¿pero para qué puede ser esto útil?.

recoleccion.jpg
Extracción de la hemolinfa

Los medicamentos que se administran por vía parenteral (que incluye varias vías, intravascular, intramuscular, intraarterial o subcutánena entre otras) deben pasar una serie de exigentes controles de calidad. Uno de ellos es la prueba de detección de endotoxinas bacterianas, ya que la contaminación de un medicamento que va a estar en contacto directo con la sangre u otros fluidos (como líquido cefalorraquídeo) puede suponer un riesgo para el paciente. Originariamente esta prueba se realizaba con conejos, a los que se les administraba una dosis del medicamento a testar y se comprobaba si producía fiebre o no a lo largo de un periodo de tiempo. El problema de este test es que era muy caro, lento e impreciso, ya que no era específico para endotoxinas.

Es por estas reacciones que actualmente la industria farmacéutica usa un preparado conocido como LAL (lisado de amebocitos de limulus) para la detección de estas endotoxinas, formándose un coágulo en caso de que la reacción sea positiva. Para la extracción no se mata al cangrejo, sino que se le extrae aproximadamente el 30% de su hemolinfa a través del pericardio, tras lo cual se recuperan. Otra aplicación de este lisado es un kit de detección de infecciones usado por los astronautas en sus misiones.

lysaet
Lisado liofilizado

Hoy en día el número de cangrejos de herradura se encuentra en declive, algunas voces consideran que es debido a los cambios en el ecosistema producidos por el cambio climático, mientras que otros sectores acusan a la industria farmacéutica de una sobreexplotación de la especie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s