Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Hola concienzud@s,

Recientemente he estado en unas charlas de nutrición y me gustaría hablaros sobre el trastorno de pica o alotriofagia.

La pica es considerada un tipo de trastorno alimentario en el que existe un deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas.

Aunque no existen datos epidemiológicos de la población general, sí se ha observado que este tipo de trastorno se produce en mayor medida en niños desnutridos. De hecho, puede afectar entre el 10% y el 32% de los niños de 1 a 6 años de edad aunque no se incluye como trastorno en el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, publicado periódicamente por la American Psychiatric Association) hasta los 24 meses de edad.

Además se manifiesta en personas con discapacidad intelectual, con trastornos del desarrollo y en niños con hogares carentes de afecto. El trastorno disminuye con la edad aunque puede haber una reincidencia fuerte en ancianos.

Se han identificado hasta 29 tipos de sustancias no comestibles, siendo las más frecuentes hasta tener un nombre propio que las catalogue, las siguientes:

Geofagia: tierra                                                                       Tricofagia: pelos

Foliofagia: papel                                                                     Coprofagia: heces

Pagofagia: hielo                                                                       Litofagia: piedras

Xilifagia: madera                                                                     Cautopirofagia: cerillas usadas

Amilofagia: harina                                                                   Onicofagia: uñas

Stachtofagia: cenizas de cigarros

Y por fin, la que da título a la entrada de esta semana, la coniofagia que se da en personas que lamen el polvo de las persianas.

Para terminar sólo recordaros que aunque el post de hoy os haya arrancado una sonrisilla, estamos hablando de trastornos en el comportamiento y en la alimentación. Además para que una conducta sea considerada patológica debe provocar sufrimiento y malestar personal y una falta de adaptación al entorno.

Saludos!!

lamer

Anuncios

Comentarios en: "El hombre que lamía el polvo de las persianas" (2)

  1. Angela dijo:

    No sólo de trastornos mentales se alimenta la pica, hay parásitos que alteran el comportamiento del hombre para que desarrolle pica. Ese es el caso de las uncinarias. Tal es la geofagía que pueden llegar a producir que en EEUU se llegó a vender arena en puestos itinerantes

  2. Muchas gracias por tu aportación Angela. Es bueno saber que si detectamos este comportamiento en alguna persona tendríamos que plantearnos una posible infección parasitaria. Aunque en ambos casos se debe pensar en la pica como un trastorno de alimentación. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: