Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Con el verano en su cénit, y el calor apretando, desde el blog queremos recomendar que os hidratéis, y por favor, toméis mucha fruta.

Muchos os acordaréis, allá por el año 1993, cuando Bom Bom Chip también recomendaba tomar mucha fruta. Así que desde aquí nos unimos a esta recomendación, toma mucha fruta, mucha fruta fresca, tómala y disfruta como te parezca. Puesdes exprimirla para hacerte zumos. Puedes compartirla con más de uno.

 

Últimamente se ha escuchado mucho la palabra smoothie, ¿pero qué es este zumo realmente?, ¿aporta lo mismo que la fruta sin triturar?; un smoothie (del inglés smooth: suave) es un batido de fruta. Es una bebida cremosa no alcohólica preparada a base de trozos y zumos de fruta, concentrados o congelados, mezclados tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado.

Los batidos de fruta están cada vez más presentes en la vida de las personas interesadas en seguir una dieta saludable. Además, aportan una importante cantidad de agua y sales minerales contenidas en los vegetales y las frutas utilizados para las recetas, constituyendo un elemento eficaz contra la temida deshidratación. La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde más agua de la que ingiere, es decir, cuando el balance hídrico es negativo. A menudo se acompaña de cambios en el equilibrio de sales minerales o electrolitos en el cuerpo, especialmente el sodio y el potasio. En verano, con el calor, se ve agravada.

Los smoothies, no sólo nos van a ayudar a mantenernos hidratados, sino que también se ha demostrado que ayudan a conseguir la ingesta diaria de frutas y verduras recomendada. (Sí, también les puedes añadir verdura).

En resumen, estos batidos son una alternativa excelente y conveniente para promover el consumo diario de frutas y verduras, y para mantenernos hidratados en verano.

Fuente: Escalona Navarro, R.; Gómez Martín, MC.; Rodríguez de Cepeda, A.; Vázquez García, R.; Espejo Garrido, J. The importance of smoothies in hydration Nutrición Hospitalaria, vol. 32, núm. 2, diciembre, 2015, p. 30.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: