Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Buenas concienzud@s.

Hoy os quiero hablar sobre las bebidas energéticas o energy drinks.

Derivado del estilo de vida actual cada vez más estresante se ha incrementado el consumo de este tipo de bebidas.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un estudio en el año 2013, donde podemos ver que el 12% de los niños entre 3 y 10 años son consumidores habituales de energy drinks.

Estas bebidas contienen cantidades importantes de sustancias que desde la antigüedad se sabe que son estimulantes del sistema nervioso central como la cafeína.

En adultos sanos se considera un consumo moderado de cafeína ente 100 y 300 mg por día (1-3 tazas de café) con efectos como aumento del estado de alerta y mejora de las funciones cognitivas. Por encima de 400 mg diarios pueden aparecer síntomas como nerviosismo, irritabilidad, trastornos del sueño, pudiendo llegar hasta consecuencias letales, pero con dosis masivas.

¿Cuál es el problema con estas bebidas estimulantes más que energéticas?

Por su alto contenido en cafeína (un envase de 500 ml puede llegar a contener 160 mg) son bebidas adictivas, no hay estudios que demuestren que son beneficiosas y tienen mezclas de otras sustancias como la taurina de la que se está estudiando sus efectos combinados con la cafeína y extractos de plantas como el ginseng y el guaraná, poco estudiados en el consumo humano y en algunos casos no regulados.

Entonces, ¿energy drinks sí o no? En este punto y citando a Paracelso os diré que: “Nada es veneno, todo es veneno. La cuestión está en la dosis.”

Moderación en su consumo y nunca en ciertas poblaciones vulnerables como niños, adolescentes, mujeres embarazadas y personas con riesgo cardiovascular.

Especialmente importante es evitar su consumo en combinación con el alcohol. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central y al mezclarlo con este tipo de bebidas estimulantes se enmascara su efecto sobre el organismo, se produce una falsa sensación de control y ahí radica el peligro.

Como resumen y despedida y citando a mi madre os diré: “Para beber, agua, que aclara los sentidos.” ;-P

Saludos.

bebidas-energeticas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: