Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

462

¡Buenos días Concienzudos! ¿No os ha pasado alguna vez  que al meter en un frutero una pieza más que madura, cercana a pudrirse, comienzan a hacerlo las demás frutas como si de una enfermedad contagiosa se tratara? Pues bien, la culpa es de una hormona liberada por la fruta madura que hace que las demás piezas caigan cual efecto dominó. Pero, ¿y las plantas tienen hormonas?.

Así es Concienzudos, no sólo los animales las sintetizan. Las hormonas vegetales, son sustancias producidas por células vegetales capaces de regular procesos fisiológicos de las plantas. Estas hormonas son producidas en tejidos vegetales, a diferencia de las hormonas animales, sintetizadas en glándulas y pueden actuar en el propio tejido donde se sintetiza o a largas distancias mediante los llamados vasos xilemáticos y floemáticos. Estas ejercen efectos pleiotrópicos sin tener respuestas tejido específicas como ocurre con los sistemas animales.

El balance entre diferentes hormonas conduce a una precisa regulación de las funciones vegetales de crecimiento y desarrollo, lo que permite solucionar el problema de la ausencia de sistema nervioso.

Pues bien, dentro de las fitohormonas se encuentra el responsable de que nuestras frutas se estropeen cuando hay una pudriéndose en nuestro frutero, y esta es el llamado etileno.

El etileno se ha utilizado desde los egipcios, que hacían muescas a los higos para estimular la maduración ya que cualquier herida en una planta estimula la producción del etileno por parte de los tejidos. Posteriormente, en 1864, se descubrió que los escapes del gas de las lámparas de carbón del alumbrado de las calles provocaban en las plantas adyacentes la disminución de su crecimiento, el torcimiento y el engrosamiento anormal de los tallos. Finalmente en 1901, el ruso Neljubow demostró que el componente activo que producía tales efectos era el etileno.

Esta hormona inducida en las plantas por señales ambientales, regula procesos de crecimiento y desarrollo, induciendo por ejemplo la emergencia de las semillas, la maduración de los frutos, el marchitamiento de las flores o la senescencia de las hojas. Pero también se induce en condiciones adversas como en infecciones por patógenos, lesiones, inundaciones o bajadas de temperatura. Más aún, a ella también se asocian muchos de los cambios que operan en los frutos durante la maduración: ablandamiento, cambios en el color, sabor, etc. Esta es la causa por la cual la presencia de frutos de ciertas especies inducen el aumento de la velocidad de maduración en otros. Las manzanas por ejemplo, tienen una elevada producción de etileno, por lo que en un ambiente poco ventilado, acelera la maduración de las frutas vecinas.

Por eso cuando hay una manzana demasiado madura en el frutero o en proceso de putrefacción, hay que sacarla para evitar que el etileno afecte a las demás frutas y las madure más rápido de lo deseado. De la misma manera, un truco para hacer madurar las frutas más rápido cuando aun están verdes, es envolverlas en papel con una manzana madura.

Más aún, hoy en día la industria aprovecha esta característica recolectando frutos cuando están inmaduros ya que este estado facilita la recolección, embalaje y transporte y posteriormente las gasean con etileno para que maduren en el momento de llevarlas a los mercados.

Esperamos Concienzudos que os hayamos dado un truquillo para evitar que vuestra frute madure o no más rápido de lo que deseáis… ¡Feliz Lunes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: