Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Aún recordaremos y por mucho tiempo, las imágenes que nos han llegado desde Nepal, ciudad bajo el manto del Himalaya, que tras ser sorprendida y sacudida por un terremoto ha quedado completamente devastada, llevándose por delante a más de 7000 vidas humanas y causando múltiples daños materiales. Pero, ¿qué hace que la tierra tiemble con tanta rabia?

Pues bien, un terremoto o seísmo es un movimiento brusco de la corteza terrestre en forma de ondas, que se producen como consecuencia de la ruptura de una parte de la misma. A esta zona de fractura se denomina falla. El primer modelo que definió el origen de los terremotos fue propuesto por H.F. Reid en el año 1911 con la teoría del rebote elástico, según la cual las deformaciones elásticas se van acumulando hasta que se supera la resistencia del material, produciéndose una fractura y una liberalización de las deformaciones acumuladas en forma de energía. Esta liberación de energía por tanto, se puede producir como consecuencia de la ruptura de fallas geológicas, fricción de bordes de placas tectónicas o por procesos volcánicos.

elastico

Modelo del rebote elástico de Reid

Las ondas liberadas en el seísmo son en primer lugar las ondas longitudinales o ondas P, más veloces, que circulan por el interior de la tierra y son las que se detectan en primer lugar por los sismógrafos, en segundo lugar se detectan las ondas transversales o ondas S y por último se registran las ondas más lentas o superficiales, que se producen como su nombre indica, en la superficie de la tierra y son las que más daños provocan.

propagacion

Propagación de las diferentes ondas en un seismo

El punto de origen de un terremoto se denomina foco o hipocentro, que se corresponde a una zona interior profunda de la corteza y su proyección en la superficie es el epicentro, que supone la zona más afectada por el seísmo y se determina por la distribución de los daños producidos. Con el desarrollo de la instrumentación sismológica y la instalación de estaciones, la determinación del foco sísmico se realiza a partir de los registros de las ondas que producen los terremotos.

Dependiendo de la intensidad del terremoto, medida comúnmente con la escala Richter y el origen, los daños que puede causar incluyen desplazamientos de la corteza terrestre, actividad volcánica, corrimientos de tierras y tsunamis como el que sacudió en sudeste Asiático en el año 2004 o el que afectó la costa del Pacífico arrasando Japón en el 2011.

 380px-Esquema_de_un_tsunami

Como habréis podido observar en los últimos años, los daños provocados por un terremoto ya de forma directa o indirecta por la generación, por ejemplo de tsunamis, hacen que nos sintamos inmensamente vulnerables y miremos con recelo y respeto a una naturaleza que de vez en cuando o incluso de forma cada vez más frecuente nos muestra que ahí está y que dependemos de ella.

Si queréis ampliar la información sobre sismología, estaciones sísmicas, estadísticas etc. os animamos a que buceéis en la página del instituto geográfico nacional.

http://www.ign.es/ign/layout/sismo.do

Un saludo Concienzudos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: