Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Hace un tiempo hablamos sobre la posibilidad de vida sintética, una vida basada en otras bases nitrogenadas que formasen un nuevo tipo de ADN, pero… ¿Podemos pensar en otras formas de vida sin agua? Todo hace pensar que no es posible, es más, uno de los principales marcadores de vida que se buscan en el espacio es un planeta con agua y que se encuentre lo suficiente cerca de una estrella, para así tener agua líquida y recrear las condiciones de la Tierra.

Sin embargo ¿y si esta teoría estuviese un tanto… alejada de la realidad? La respuesta puede estar cerca… ¡En una luna de Saturno!

Los cimientos de un ser vivo, la unidad básica, es la célula, todos sabemos a grandes rasgos que es una célula y de las partes que consta, una de las más importantes es su membrana, una barrera con el exterior, que protege todo el aparato celular, toda la maquinaria interna y la información genética contenida en la célula. Esta barrera esta formada por una doble membrana lipídica (o bicapa lipídica), cuyos elementos básicos, los lípidos, se organizan como pequeños soldados unidos unos a otros protegiendo un recinto, dejando pasar o salir las cosas necesarias pero evitando lo perjudicial.

¿Cómo se forma esta membrana?, lo curioso es que la membrana sale de forma natural de las propiedades que tienen los lípidos al interaccionar con el agua, ya que son anfifílicos (una parte de los lípidos les gusta el agua y otra no) se colocan de tal forma que dejan la parte que les gusta el agua siempre expuesta mientras que ocultan del agua la parte que no es tan amigable con el agua… esta estructura recibe el nombre de liposomas.

250px-Phospholipids_aqueous_solution_structures-es.svg

Sin una membrana protectora, para mantener en un entorno estable y controlado todos los procesos celulares, la vida no hubiese llegado muy lejos, y si esta membrana de lípidos necesita el agua para organizarse, entonces… ¡Está claro que necesitamos el agua para la vida! Pero…¿qué pasaría si la membrana fuese diferente?¿Tendríamos posibilidades de crear un tipo de vida basado en otros componentes químicos? Es aquí donde la luna de Saturno viene para despejar algunas dudas… ¿o crear nuevas?

Hace tiempo la misión Cassini-Huygens descubrió mares de metano-etano en Titán (una de las lunas de Saturno), este tipo de compuestos orgánicos son gaseosos en la Tierra, sin embargo en las condiciones de Titán (292 grados bajo cero) se encuentran en estado líquido.

Si la vida se desarrolló en los mares de agua de la Tierra, ¿qué pasaría si estos mares no fuesen de agua, sino de metano?

Jonahan Lunine científico del proyecto Cassini-Huygens se preguntó sobre esta posibilidad de vida, en océanos como el de Titán, y en colaboración de otros científicos de la universidad de Cornell: Paulette Clancy y James Stevenson, se pusieron manos a la obra para tratar de responder a esta pregunta.

La respuesta ha sido sorprendente, estudios teóricos y computacionales sobre diferentes compuestos químicos en estas condiciones, han dado con una posible barrera o membrana celular totalmente nueva, esta membrana constaría de pequeños componentes orgánicos de nitrógeno capaces de comportarse como los lípidos con el agua, pero a temperaturas de -292ºF.

Esta nueva membrana teórica ha recibido el nombre de Azotosoma, por su analogía con liposoma, pero con la palabra Azote que en francés significa Nitrógeno en lugar de lipo que hace referencia a Lípido.

Estos Azotosomas están compuestos de carbono, hidrógeno y nitrógeno, elementos presentes y accesibles en los mares de Titán, además presentan el mismo tipo de estabilidad y flexibilidad que los liposomas en la Tierra, por lo que permitiría crear una membrana para un nuevo tipo de células basadas en metano y libres de oxígeno.

Aún queda mucho por trabajar e investigar para poder afirmar si este tipo de membrana acabaría dando lugar a vida, sin embargo por lo pronto se ha demostrado teóricamente que se pueden crear estructuras capaces de mantener un entorno interno que de lugar a procesos análogos a los celulares en la Tierra.

Además aún demostrando que el resto de reacciones químicas necesarias para este nuevo tipo de vida no se pudiesen llevar a cabo, este estudio ya ha sentado una base de vida no basada en agua. Lo cual hace replantearnos nuestros criterios búsqueda de vida en el exterior, ya que si buscamos un planeta con agua dentro de una zona de confort cercana a una estrella, este puede ser un criterio muy alejado de otro tipo de vidas, por ejemplo las basadas en metano, cuya evolución se daría en planetas muy fríos que no estarían dentro de la zona habitable (en la que actualmente se busca) y no tendrían por que contener agua.

¡Con la primera barrera franqueada es cuestión de ir resolviendo nuevos interrogantes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: