Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

¡Buenos días concieimagesnzudos!

Aún estamos en pleno invierno y como bien dice el refrán “hasta el 40 de mayo no te quites el sallo”, asi que ¡quedan muchas lluvias de las que disfrutar! Seguramente muchos hayáis podido predecir que iba a llover por un olor repentino como a tierra mojada. Pues bien, los responsables de descubrir por qué ocurre esto, por qué la lluvia deja ese olor tan característico en el ambiente, han sido investigadores del Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT).

Los resultados de la investigación han sido recientemente publicados en la revista “Nature comunications”. En ellos se observa lo que ocurre cuando gotas de agua impactan sobre diferentes superficies grabándolo con cámaras de alta velocidad. Al analizar el comportamiento de la gota a una velocidad mucho menor a la normal, se percataron que cuando choca contra la superficie, se va aplastando y simultáneamente pequeñas burbujas se van creando en la base de la gota, en la zona de contacto con el suelo. Estas posteriormente van atravesando la gota de forma ascendente y son expulsadas al ambiente en forma de aerosoles con partículas procedentes de la superficie o suelo, provocando ese particular olor a mojado. De hecho debido a que analizaron este comportamiento con diferentes intensidades de lluvia, observaron que se producen más aerosoles cuando la lluvia es suave y ligera, dejando así que el viento los transporte y las podamos así oler. Más aun han descubierto que la cantidad y velocidad de producción de aerosoles que se liberan al ambiente varía en función de la velocidad y distancia de la caída de la gota así como de las propiedades de la superficie donde impacta como la permeabilidad y porosidad.

Pero aparte de conocer el mecanismo por el cual detectamos ese característico olor a tierra mojada o lluvia, ¿qué otro interés puede tener este estudio? Pues resulta que los aerosoles que salen de la gota procedentes de la superficie donde ha impactado pueden contener también sustancias químicas, u organismos biológicos como bacterias o virus almacenados en el suelo y que se liberan al ambiente y llegan también a nuestras fosas nasales a través de estos aerosoles. De esta forma, este sería un mecanismo por el cual se pueden dispersar las sustancias o contaminantes depositados en el suelo y una forma de transmisión de contaminantes y microorganismos desde la naturaleza a los seres humanos.

Asi que, la próxima vez que percibáis ese característico olor a lluvia concienzudos, disfrutad del momento y mejor no penséis en la de sustancias extra que estáis oliendo ;).

Os ponemos más abajo un video donde podéis ver como se forman los aerosoles en la gota al chocar con la superficie y el artículo publicado por si queréis saber más del asunto.

FUENTES

Artículo en Nature

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: