Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

¡Feliz comienzo de año concienzudos!

Beautiful female Blue eyes

Seguro que en estas vacaciones navideñas os ha dado tiempo para disfrutar mucho, pero también para descansar, perder la mirada en el infinito… y descubrir unas motitas como de polvo en vuestro ojo que parecen moverse, como a la deriva, si fijáis el campo de visión.

¿Nunca os ha pasado? Lo curioso de estas motitas es que no las ves… ¡hasta que las ves! Y a partir de ese momento te obsesionas, intentas dirigirlas con movimientos de tu ojo… pero nada, parece que tienen voluntad propia. Y tan repentinamente como aparecieron, dejais de verlas.

¿Qué son estas cosas? ¿Tenemos tanto polvo en el ambiente que lo vemos físicamente? ¿Deberíamos plantearnos seriamente hacer una limpieza a fondo de la casa? ¿Las ve todo el mundo, o somos unos raros que se fijan en estas cosas?

Podéis estar tranquilos porque estas motas no tienen nada de extraordinario, hay estudios que demuestran que el 70% de las personas se han planteado esta situación. En realidad estas partículas no son parásitos del ojo, sino las sombras que proyectan objetos en suspensión en el humor vítreo, que es el líquido viscoso que se encuentra en el interior del ojo y que le confiere su forma redoneada. Cuando un rayo de luz incide sobre nuestra retina, la luz tiene que pasar a través de este líquido para llegar a la retina. El humor vítreo, además de agua, está compuesto por proteínas y otras sustancias, que a veces se juntan entre sí, de manera que alcanzan un tamaño lo suficientemente grande como para proyectar una “sombra” en la retina, que nosotros vemos como círculos o pequeños cilindros transparentes, o una combinación de ambas formas.

También puede ocurrir que pequeñas hemorragias del ojo hagan que los eritrocitos entren en el humor vítreo y tengamos una visión borrosa durante un tiempo, hasta que las células de la sangre se reabsorben.

Otra causa para la aparición de estas motas es la edad. A medida que envejecemos el humor vítreo pierde agua, por lo tanto, las proteínas que están en suspensión tienen más “probabilidades” de juntarse, y de que nosotros las veamos.

visionborrosa

Si nunca os habéis percatado de estos pequeños intrusos en vuestro ojo, hay actitudes que favorecen que los veamos, como por ejemplo mirar directamente a una luz brillante, al sol, a un cielo muy azul o incluso a una simple hoja en blanco. Notaréis cómo una vez que los detectéis, si los miráis fijamente y los enfocáis parecen más grandes, aunque nunca dejan de moverse.

Como veis, estas motitas son una pequeña molestia incómoda que desaparece con el tiempo. Sin embargo, hay otras situaciones en las que la aparición de elementos raros en el ojo por la pérdida o degeneración del humor vítreo puede limitar la visión, y en estos casos se somete a las personas a una cirugía en la que se retira el humor vítreo del ojo y se rellena con una solución salina.

¡Disfrutad del entretenimiento!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: