Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

tenthdimension

¿Qué es una dimensión? ¿Necesitamos ver o medir una dimensión para notar que está ahí? Cuando pensamos en dimensiones no podemos evitar pensar en el espacio, ése que tan familiarmente conocemos y en el cual nos movemos libremente arriba y abajo, adelante y hacia atrás, de un lado a otro, en definitiva un espacio de tres dimensiones. Claro que podemos quedarnos con un trozo y pensar en menos dimensiones: podemos ir a un plano (2 dimensiones), una línea (una dimensión) o un simple punto (Cero dimensiones). Entonces esta claro!! una dimensión es un espacio a través del cual movernos, las posibles direcciones de ese espacio en las que nos podemos mover determinan las dimensiones que tiene, pero… ¿Una dimensión es sólo eso? y… ¿Porqué parar en 3 dimensiones?
Si seguimos la analogía a la inversa porqué detenernos sólo en tres dimensiones, ¿Porqué no continuar? a lo mejor encontramos algo que no esperábamos.

El concepto de dimensión se ha trabajado desde la filosofía hasta la física y las matemáticas, y aunque es un concepto familiar, a la hora de definirlo puede resultar a veces un tanto esquivo y difícil de tratar.

Por ejemplo matemáticamente, el concepto de dimensión se ha definido en varias ramas. Una rama analítica donde se pueden seguir añadiendo tantas dimensiones como se quiera a un espacio, y donde estos hiperespacios resultan muy útiles para resolver problemas, ecuaciones e incluso al definir una teoría más general del espacio. También hay una interpretación más geométrica, si definimos dimensiones entorno a la propiedades topológicas y de dimensión en función de la topología de un espacio u objeto.

Llegados a este punto nos da igual subir que bajar en dimensiones, sin embargo…. ¿Siempre hay que subir y bajar 1 dimensión entera? o ¿Podemos tener algo como media dimensión?, las matemáticas en este caso vuelven a nuestro rescate y aunque la intuición nos diga que no existen dimensiones fraccionarias…. nuestros queridos fractales vienen a contradecirnos. Un fractal es una figura que se repite una y otra vez creándose a sí misma, es decir, que si ampliases una zona del dibujo verías que los detalles que lo forman tienen la misma figura del dibujo!!! Lo cierto es que los fractales dan lugar a figuras extremadamente complicadas, bonitas y misteriosas. Una de las sorpresas que nos deparan es en lo referente a su dimensión, ay que si intentas conocer la dimensión de un fractal esta puede ser cual un número no entero, es decir, puede tener una dimensión 2,5!!! Aunque en la práctica este concepto de dimensión se aleja de lo que nosotros entendemos por dimensión, también nos dice que no debemos cerrarnos a las dimensiones que podemos ver.

Las dimensiones que podemos ver… ¡vaya tontería! Ver es creer ¿no? y en matemáticas puede resultar útil, práctico, bonito e incluso muy entretenido, pero… Nosotros vivimos en un mundo de tres dimensiones, entonces… ¿Qué más nos dan estas otras dimensiones? Porque lo que es seguro es que vivimos en un mundo de tres dimensiones… ¿o no?

Imaginemos por un momento que nos trasladamos a un universo de dos dimensiones, ¿cómo podrían seres de dos dimensiones conocer la tercera? ¿Podrían percibirla? ¿Existiría alguna forma de convencerles de que su mundo esta limitado y que hay una increíble tercera dimensión?

Estas cuestiones afloraron especialmente hace un siglo y medio, por un lado motivado por nuevas teorías físicas y por otro lado por la imaginación que despertó en la sociedad de la época, donde grandes mentes se dedicaban a intentar ver o percibir otras dimensiones.

No podemos sino hacer una escala en la literatura para hablar de “Planilandia: Una novela de muchas dimensiones” una obra maestra creada por Edwin Abbott Abbott, que te permite seguir la vida de un inteligente cuadrado que vive en un mundo de dos dimensiones, cómo es capaz de entender dimensiones menores y cómo descubre dimensiones mayores. Esta novela te transporta con rigor matemático y destreza literaria a otro mundo totalmente diferente, y le da una vuelta a cómo un habitante de un universo se adapta a sus dimensiones y a lo que le es familiar, sin que ello signifique que en realidad hay todo un mundo fuera que puedes no conocer.

Nosotros seres superiores de las tres dimensiones, nos reímos del pobre cuadrado que sólo conoce do, pero… ¿No estamos cayendo en el mismo fallo? Creer sólo lo que vemos y no dejar nuestra mente libre para pensar en nuevas dimensiones.

Aunque en matemáticas grandes personajes como Gauss dejaron vagar su mente a otras dimensiones, en la práctica nadie pensó que eso pudiese tener una consecuencia real en nuestro mundo… hasta que llegó Einstein.

Con la relatividad la física sufrió un choque en lo referente a las dimensiones, ya esta nueva física introdujo una cuarta dimensión, el tiempo. Aunque obviamente el tiempo es algo conocido y que percibimos en el día a día, siempre con su constante avance, la relatividad dijo que no era una simple variable, era una dimensión en toda regla, comparable a las otras tres dimensiones espaciales (longitud, altura y anchura). Esto dio mucho que pensar sobre las teorías físicas y su relación con las dimensiones (hasta ese momento 3 espaciales). Hubo gente que decidió probar a ir más allá, como Theodor Kaluza que en 1919 envió a Einstein su trabajo en una nueva teoría física con 5 dimensiones donde la relatividad de Einstein y el electromagnetismo de Maxwell quedaban descritos por la misma teoría.

Para poder entender lo que esto significó para Einstein, primero tenemos que saber que en la física, la nuevas teorías que unifican las anteriores, como parte de un mismo fenómeno (cómo dos caras de la misma moneda) son muy valoradas y siempre estas unificaciones han venido seguidas de un gran avance en el conocimiento de la naturaleza. Por ejemplo saber que la electricidad y el magnetismo son el mismo fenómeno visto de dos formas diferentes, trajo consigo una teoría unificada del electromagnetismo, en la cual estaba encerraba, sin nadie esperarlo, la naturaleza de la luz (una onda electromagnética que había dado muchos quebraderos de cabeza a los científicos).

Podemos ver ahora que unificar dos grandes teorías como el electromagnetismo y la relatividad es algo muy jugoso como para dejarlo pasar por alto, y si el precio es tener nuevas dimensiones pues es un precio barato e interesante.

La teoría de Kaluza fue ganando importancia, sin embargo no incluía la otra gran teoría descubierta en la época, la mecánica cuántica. Esta vez fue Oskar Klein quien decidióasbre si misma no como las otras tres dimensiones espaciales que al estar extendidas nos permitan movernos por ellas y apreciarl introducir la cuántica y dar una interpretación de esta 5 dimensión. Lo que encontró fue otra gran sorpresa en las dimensiones, si creíamos que las dimensiones no podían depararnos más sorpresas… aquí vino el universo para decirnos lo muy equivocados que estábamos, pues esta 5 dimensión no era como las anteriores, era una dimensión espacial si, pero estaba curvada sobre si misma, es decir, es una dimensión real que tiene sus consecuencias pero que no podemos observar porque es muy pequeña y está “enrollada” sobre si misma, no como las otras tres dimensiones espaciales que al estar extendidas nos permiten movernos por ellas, verlas y medirlas.

Esta interpretación y lo que ha traído consigo ha ocasionado mucho debate y aún hoy en día dar lugar a mucha controversia entre científicos. Sin embargo la posibilidad de unificar todas las teorías que se conocen, ha seguido atrayendo a muchas mentes que han trabajado sin descanso, dando lugar a lo que hoy se conoce como teoría de unificación, teoría Muestras dimensiones. no y si somos como el intilegente cuadrado de panilandia a punto de descubir todo un nuevo mundo fuera de n o teoría de cuerdas. Esta teoría es una teoría matemáticamente muy complicada y que se encuentra aún en un estado muy alejado de la experimentación, es por eso que no todo el mundo esta de acuerdo en lo que dice o predice acerca de la naturaleza de nuestro universo. Sin embargo de demostrarse correcta, esta teoría no se ha limitado 3, 4 o incluso 5 dimensiones, esta teoría nos dice que vivimos en un universo de diez u once dimensiones!!! Donde todas las dimensiones extra serían como la 5 dimensión de Klein, dimensiones enrolladas sobre si mismas, unas junto a las otras, en una forma geométrica determinada por lo que se llama variedad de Calabi-Yau.

Conforme se vaya adquiriendo más conocimiento del universo, y de las nuevas teorías, podremos saber si esta hipótesis es verdadera o no y si somos, como el inteligente cuadrado de Planilandia, capaces de descubrir todo un nuevo mundo fuera de nuestras dimensiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: