Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

mars one1

«Dentro de mil años todos los ciudadanos de la Tierra recordarán a los primeros humanos que fueron a Marte». Así se presenta la página web de Mars one, un proyecto que está reclutando a 24 personas los cuales serán sometidos a un entrenamiento de ocho años para convertirse en astronautas, y establecer la que, aseguran, será la primera colonia humana en el Planeta Rojo.

Mars One es un proyecto privado y televisivo llevado a cabo por el investigador holandés Bas Lansdorp y alentado por el físico y premio nobel de 1999 Gerard´t Hooft, para establecer una colonia humana permanente en Marte. El plan después de la selección de candidatos, es mandar satélites de comunicación al planeta en 2018 y finalmente lanzar en 2024 un primer equipo de humanos a Marte y enviar un nuevo equipo de cuatro astronautas cada dos años tras el envío inicial.

mars one

Pese a que la NASA no considera posible emprender una misión tripulada a Marte antes del año 2030 o 2035, esta fundación sostiene que podrá enviar a los astronautas porque reducirá sustancialmente el coste de esta multimillonaria misión al enviarles sin billete de vuelta. Además, afirma que utilizarán tecnología ya existente y se financiarán con aportaciones privadas y publicidad.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha analizado el plan de Mars One y opina que está condenado al fracaso. Los expertos que han llevado a cabo este trabajo, publicado en ‘Popular science’, son parte de un grupo de investigación especializado en programas espaciales a gran escala y para el estudio han utilizado la información que Mars One ha hecho pública. Tras su análisis, el MIT ha encontrado “muchos defectos” en esta misión que no se podrá llevar a cabo si la tecnología actual no sufre “mejoras dramáticas”.Entre los principales problemas que presenta el proyecto para los científicos es que la iniciativa espera cultivar alimentos en invernaderos. Estas plantas producirían demasiado oxígeno en un ambiente cerrado, por lo que, serían necesarias máquinas que eliminasen este oxígeno y que proporcionen ventilación sin perder el nitrógeno vital para mantener la presión de aire.  También destacan la humedad que existirá dentro de estos módulos, alrededor del 100%, algo que no es fatal, pero “será incómodo para los astronautas”. Por otra parte, los expertos apuntan que, en un viaje de las características de Mars One, sin previsiones de regreso, la pérdida de masa ósea y los problemas de reabastecimiento de los astronautas podrían ser mortales. Además, la falta de piezas de repuesto y servicios de sustitución supondría un grave problema debido a que se tardaría unos nueve meses en llevarlos desde la Tierra. Finalmente, indican que, incluso consiguiendo todo el equipamiento necesario para la colonia, se requerirían 15 lanzamientos, o 4.000 millones de euros.

El director general de Mars One, Bas Lansdorp, ha indicado que los investigadores del MIT han utilizado datos incorrectos e incompletos para su estudio. “He hablado con personas muy conocedoras que me dicen estas tecnologías funcionarán”, ha explicado. Además ha asegurado que el problema de exceso de oxígeno es un ejemplo de alarmismo que está “fuera de lugar” en la investigación. Afirma que “esta tecnología ha sido ampliamente probada en la Tierra y se entiende perfectamente”. Sin embargo Lansdorp no tenía una solución para lo que denomina la cuestión más seria de las investigaciones, las piezas de recambio. “Están en lo correcto. El gran reto de Mars One es mantener todo en marcha y funcionando y los equipos y trajes de reparación en Marte es un problema que aún tenemos que resolver”.

Junto a estas declaraciones hechas por el MIT, el primer astronauta nacido en España en viajar al espacio, Michael López-Alegría, asegura que son necesarias misiones previas a la Luna para preparar el viaje al planeta rojo para probar las tecnologías en una expedición larga, y además asegura que establecer una colonia ahora, “le parece un poco precipitado, porque no estamos preparados tecnológicamente. No tenemos ni idea de lo que nos espera. Hay que establecer una base y pasar unos años aprendiendo del entorno para saber cómo actuar in situ. Después de esto quizá sí se podría mandar gente para establecer una colonia, pero de momento es demasiado pronto”.

Pero si realmente este proyecto se pudiese llevar a cabo ¿por qué querría alguien viajar a Marte y no regresar jamás a la Tierra? “Para pasar a la Historia, poder estudiar ese planeta y contribuir al avance en la Tierra con nuestras investigaciones” responde el físico José Vicente Díaz uno de los españoles que se encuentran inmersos en el proceso de selección del proyecto. La respuesta a semejante propuesta fue apabullante ya que unas 202.000 personas de todo el mundo enviaron su solicitud a la Fundación Mars One. Tras varios procesos de selección, la lista se ha reducido ya a 705 nombres.

Aunque el periodo para apuntarse a este arriesgado viaje sin retorno ha concluido, si alguno de vosotros, Concienzudos, está interesado en seguir este reality show, si finalmente y dudosamente se lleva a cabo, ¡os dejamos la web del proyecto y su video promocional!

http://www.mars-one.com/

 http://www.youtube.com/user/MarsOneProject

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: