Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Cuando pensamos en vida y ciencia lo primero que se nos viene a la cabeza es ADN, pero… ¿Qué es exactamente el ADN?

El ADN (ácido desoxirribonucleico), es un ácido nucleico en forma de doble hélice que contiene instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos conocidos. En esta estructura de doble hélice está contenida toda la información necesaria para crear y mantener a un ser vivo, es el equivalente de receta o plano que contiene todas las instrucciones a seguir.

ADN

Molécula de ADN

Al igual que los ordenadores que contienen su información en sólo dos dígitos 0 y 1, el ADN contiene toda su información en 4 letras (G,C,T,A) que son las iniciales de los cuatro compuestos bioquímicos que forman el ADN. Sólo con la combinación de estas cuatro letras podemos tener un alfabeto lo suficiente grande como para englobar a todas las especies conocidas, las especies que han existido y las que van a existir… o al menos eso creíamos, puesto que puede que en el futuro el alfabeto sea más grande o lo hayamos reemplazado.

Muchos experimentos se han realizado intentando ver si esos son los únicos compuestos con los que se puede formar una base genética, y de ser así ¿Por qué esos cuatro?, ¿Qué les hace tan especiales? ¿Cómo se llegó a ellos?

Muchas de las respuestas a esas preguntas ampliarían nuestro conocimiento sobre biología y genética, también nos darían información sobre el origen de la vida, y de las futuras herramientas en biotecnología.

Y es en la aplicación biotecnológica donde residen muchos avances hoy en día, y donde mucha gente se ha puesto a trabajar en dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿Se puede agrandar ese alfabeto? ¿Se pueden crear nuevas funciones? ¿Esto nos abriría una puerta a la vida artificial?.

Pues la respuesta parece ser que es sí y por ello hace unas semanas una noticia invadió la red, ¡¡¡¡Se ha creado vida sintética!!!!

Aunque de forma exagerada, lo que es cierto, es que se ha creado uno de los primeros logros en el camino de la vida artificial. Como demuestra un equipo de investigadores EEUU que ha conseguido crear un ser vivo, una bacteria, el primer organismo semi-sintético con un alfabeto de 6 letras: las cuatro actuales más dos letras artificiales X e Y, cuya composición química es similar a las existentes.

Lo realmente novedoso e impactante de este estudio no es la creación de dos nuevas letras, que ya habían sido creadas con anterioridad, si no los experimentos en los que han conseguido introducirlas en un ser vivo, y que el organismo de la bacteria, no las reconozca como daños en el ADN a reparar sino que las considere como parte de la maquinaria genética.

Es la primera demostración de que el alfabeto de la vida puede ampliarse y reescribirse, y las posibilidades que se abren ante nosotros son inmensas:

Desde el punto de vista teórico se generan nuevas preguntas como, ¿Por qué la naturaleza no ha ampliado el alfabeto de manera natural si es posible? ¿Qué ventajas o inconvenientes pueden tener este tipo de organismos?

Desde un punto de vista práctico su principal aplicación se encuentra en la medicina y la biotecnología, donde se pueden diseñar nuevos fármacos, nuevas proteínas, con diferentes aplicaciones como: el tratamiento de enfermedades, alimentos resistentes a plagas y enfermedades, organismos específicos para una tarea, por ejemplo biosensores o bacterias que produzcan electricidad de manera más eficiente.

Pero estas no dejan de ser aplicaciones muy lejanas (e incluso imposibles) de un nuevo campo que no ha hecho más que comenzar.

Entre los muchos pasos que quedan para estas nuevas letras, el primero de todos es darles una utilidad  y una función (ya que actualmente sólo se ha conseguido que la maquinaria genética no las rechace y las deje estar), la primera función sería que intervengan en la fabricación de proteínas, y es a partir de este momento cuando se podría empezar a hablar realmente de vida sintética.

Si os interesa el tema y os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis el link al artículo original:

A semi-synthetic organism with an expanded genetic alphabet, Denis A. Malyshev et al Nature 509,385–388(15 May 2014)doi:10.1038/nature13314

http://www.nature.com/nature/journal/v509/n7500/full/nature13314.html#auth-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: