Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

carnaval¡Feliz inicio de semana a todos!

Seguramente la comidilla del día de hoy sea: ¿de qué te disfrazaste en carnavales? Y, probablemente, comentar quién tuvo la idea más original, quién llevó el mejor disfraz y quién cogió dos calcetines marrones que encontró por casa, se los puso en las orejas y fue disfrazado de “perro”.

Y es que el disfrazarse es una actividad que a casi nadie le resulta indiferente: hay quien lo adora y hay quien lo aborrece con todas sus fuerzas, sin embargo, para fortuna de unos y lamento de otros, es algo que hacemos en momentos muy puntuales del año.

Por contra, en el mundo de la naturaleza salvaje, el disfrazarse bien, marca la diferencia entre la vida y la muerte. Puede parecer drástico, pero es así. Y… como os podéis imaginar hay diferentes estrategias para “disfrazarse”, aquí tenéis dos:

1- La Cripsis.

hojaSon animales que se camuflan fundiéndose con su entorno. Para esto tienen colores muy parecidos a los de su hábitat, e incluso cambian el tono de su plumaje, pelaje o piel en función de la estación del año. Además, para que el camuflaje sea más efectivo, tienen que mantenerse inmóviles y tratar de no respirar cuando se acerca un posible depredador.

Aquí os dejamos unos cuantos ejemplos de animales que utilizan esta estrategia, como podéis ver, hay desde insectos hasta mamíferos, pasando por aves, reptiles y peces.

jirafa la foto 1la foto 3la foto 2loromarmota ranaBuho

Mimetismo

Mucha gente confunde la Cripsis con el Mimetismo. La diferencia principal con la Cripsis es que en este caso, lo que los animales intentan es parecerse a otro animal, no a su entorno.

– Mimetismo batesiano

Mariposas búho

Estos individuos modifican su apariencia para asemejarse a otra especie que tenga propiedades peligrosas, ya sea un depredador, una especie venenosa o tenga estructuras potencialmente dañinas (como aguijones o espinas), pero en realidad son inofensivos.

– Mimetismo de Müller

En este caso se trata de dos especies que tienen propiedades dañinas parecidas, como el veneno.

rana3rana1

El ejemplo más típico es el de las ranas venenosas: aunque la toxicidad del veneno sea diferente para cada rana, todas tienen unos colores muy vivos, de manera que alertan a los depredadores de que son peligrosas, sin necesidad de que hayan tenido que ver a esa rana concreta antes.

Así que ya veis, lo de pintarse con colores chillones o hacernos pasar por otro, no lo hemos inventado nosotros, la naturaleza lleva SIGLOS haciéndolo 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: