Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Todos conocemos un graciosillo que los viernes por la noche en el bar propone un brindis, pero en su lugar golpea fuerte tu botellín y hace que nuestra cerveza se eche a perder, convertida en un mar de espuma.

A pesar de los avances científicos en “cervezología”, que explican entre otras cosas porqué las burbujas en la cerveza Guiness se unden en vez de flotar, hasta ahora no se conocía el mptivo por el cuál se produce este volcánico efecto.

image

Como muchos grandes proyectos, la investigación de este genómeno empezó cuando el Dr. Javier Rodriguez Rodriguez, de la Universidad Carlos III de Madrid, estaba pasando el rato con amigos en un bar.

Después de varios experimentos que incluían una cámara de grabación rápida, se dieron cuenta que el proceso es similar a la explosión de una bomba atómica, y que por lo tanto genera una “nube-seta” de espuma que acaba en nuestras manos y el suelo del local.

El proceso transcurre en cuatro fases:

image

En primer lugar, el golpe adecuado en el cuello de la botella manda una onda a través del cristal, que hace que en la cerveza se creen miles de burbujitas pulsantes (es decir, se inflan y desinflan como el palpitar del corazón).

Llegados a un punto en que las burbujas no aguantan la compresión, pasamos al siguiente paso: se produce un colapso casi instantáneo y muy violento de las burbujas generando muchas nubes pequeñas, proceso conocido como “cavitación”

A continuación empieza la magia: Las pequeñas nubes empiezan a crecer muy de prisa, ya que es favorable para ellas tener mucho volumen con poco contacto con el líquido. Cuando las burbujas son suficientemente grandes y dado que el contenido de éstas es gaseoso (pesa menos que la cerveza) ascienden rápidamente hacia el exterior.

Finalmente, las burbujas suben por el cuello donde irrefutablemente se unen a más burbujas, cosa que hace que quieran subir más rápido aún, y cuál pez que se muerde la cola generan una reacción en cadena que termina en la erupción del volcán y la nube-seta, y en un encargado del bar con mala cara pensando en el turno de limpieza.

Desgraciadamente entender el proceso no nos ayuda a evitarlo, pero el equipo del Dr. Rodríguez investiga actualmente las posibles aplicaciones de este descubrimiento más allá del bar, como para prevenir erupciones volcánicas (de las de verdad) o para capturar burbujas de dióxido de carbono y ralentizar así el cambio climático. ¿Quién sabe, quizá desde el descubrimienro del ADN (que fue en un bar), éste sea el sitio más adecuado para investigar?

Anuncios

Comentarios en: "El volcán de espuma" (1)

  1. […] otra ocasión ya os hablamos de las similitudes entre la espuma de la cerveza con una erupción volcánica. Hoy os queremos enseñar que componentes están […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: