Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

pócimaSi bien son muchas las preocupaciones de los humanos hoy en día, hay dos temas que nos han mantenido especialmente ocupados a lo largo de la historia: cómo alcanzar la inmortalidad y cómo ser felices.

Sobre la primera de estas inquietudes hay películas, canciones, comics, libros, cuadros… ¡cualquier forma de expresión artística! Y huelga decir que nos bombardean a diario con dietas sanas o milagrosas, productos que harán que seas eternamente joven y te alargarán la vida, cirugías varias para mejorar tu aspecto… pero hasta hoy nadie ha dado con una respuesta totalmente satisfactoria.

fórmulas imposibles

Para la segunda, los filósofos de todas las épocas han dado rienda suelta a diferentes teorías, sin que ninguna de ellas sea válida para todo el mundo. Y es que… a fin de cuentas… ¿Qué es la felicidad? Probablemente cada uno de nosotros estemos imaginando ahora mismo una situación en la que seríamos felices, y no tengan absolutamente nada que ver entre ellas. Así que podríamos decir que la felicidad es un concepto abstracto, diferente para cada persona. Pero no obstante hay elementos comunes a la felicidad de todo el mundo, como son la familia, los amigos, el amor, el dinero, las vacaciones… ¿Existe una fórmula de la felicidad?

Como ya sabéis, los científicos son una gente muy inquieta, y han dado con algunas posibles respuestas a esta pregunta.

En los últimos años, se ha prestado una atención especial al efecto que pueden tener los microorganismos en nuestro comportamiento, estado de ánimo o incluso en la memoria.

Mycobacterium vaccaeY es que hace unos años se publicó en la revista Neuroscience que una bacteria que vive en el suelo y que inhalamos cuando paseamos por el monte o estamos en un parque, Mycobacterium vaccae, estimula las neuronas de la corteza prefrontal de cerebro, haciendo que libere SEROTONINA (considerado como el neurotransmisor de la felicidad y el bienestar), lo que nos hace estar de buen humor. De hecho, un investigador de la Universidad de Bristol (Reino Unido), el Dr. Christopher Lowry, demostró que inyectar esta bacteria en ratones “deprimidos” tenía un efecto antidepresivo muy similar al Prozac.

Otra colega, la Dra. Dorothy Matthews, una investigadora de The Sages College de Nueva York (EEUU), observó que M. vaccae puede mejorar la capacidad de aprendizaje en ratones. En su estudio alimentaba a los roedores con la bacteria viva y comprobó que estos se movían más rápido por los laberintos y sufrían menos ansiedad que los ratones que recibían una dieta normal. La autora sugiere que “podría ser positivo programar en las escuelas un tipo de aprendizaje al aire libre para que los alumnos adquieran nuevas habilidades”.

Vistos estos resultados Rook y Lowry obtuvieron una patente en el año 2003 para el uso de M. vaccae y derivados para usarla como tratamiento de la ansiedad, ataques de pánico y trastornos alimentarios, pero ¿quién sabe? Igual en un futuro no muy lejano tomaremos estas bacterias para ser más felices e inteligentes…

No obstante, la búsqueda de la felicidad continúa, y recientemente, un grupo de científicos de la Universidad de California (UCLA) han publicado en la revista Nature Communications que, a nivel químico, existe un péptido neurotransmisor llamado HIPOCRETINA cuya concentración aumenta cuando estamos felices y disminuye cuando estamos tristes. Realizaron sus experimentos midiendo las concentraciones de este péptido en ocho pacientes en diferentes situaciones, y observaron que los niveles de hipocretina eran máximos cuando se experimentaban emociones positivas y que este neurotransmisor siempre estaba asociado con el estado de vigilia. Además, comprobaron que en ausencia de la hipocretina los pacientes “dejaban de buscar la sensación de placer”. Así que Siegel y sus colegas proponen que administrar directamente hipocretina podría mejorar el estado de ánimo y los niveles de alerta, convirtiéndose en una especie de “píldora de la felicidad”.

¡¡Sed felices concienzudos!! manos felices

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: