Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

Los murciélagos que se alimentan de néctar tienen el metabolismo más alto entre los mamíferos (queman la mitad de su grasa corporal cada día), de modo que deben comer mucho todo el tiempo. Para mejorar la eficiencia de su sorbo, estos murciélagos tan majos (si no me creéis mirad el vídeo) han desarrollado una lengua especial con “pelillos” que les permite arrastrar la mayor cantidad de néctar posible con cada lametón. Este descubrimiento ha sido posible gracias a un vídeo de alta velocidad y tendría el potencial de convertirse en un nuevo diseño para material quirúrgico.

BatTongue2

El murciélago Pallas de lengua larga (Glossophaga soricina) vive en América. Los biólogos ya sabían que poseía una lengua “peluda” (ver imágen de la derecha), pero durante siglos pensaron que estas fibras eran pasivas e incapaces de moverse por sí mismas, es decir, que tan sólo colgaban de la lengua para aumentar su superficie. Sin embargo, ahora se sabe que estos pelillos son, en realidad, activos (por si no daban suficiente repelús estando quietecitos). Este descubrimiento tuvo lugar gracias a  la alumna predoctoral e investigadora principal de este trabajo, Cally J. Harper y su equipo, que decidieron mirar más de cerca esta peculiar lengua, encontrando una desconocida red de arterias y venas asociadas a los pelitos.

“Cuando tenemos frío, el pelo de nuestros brazos se pone de punta, aunque en este caso, la erección es debida a la contracción de los músculos y no a la irrigación sanguínea” explica Harper. En el caso de la lengua de estos graciosos murciélagos, el mecanismo es semejante al empleado para producir la erección en los penes de los mamíferos, aunque mucho más rápido (como podéis ver en el siguiente vídeo), ocurriendo en tan sólo 40 milisegundos.

Según explican en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, Harper y sus colaboradores grabaron a los murciélagos alimentándose a una velocidad de 500 fotogramas por segundo. Al reproducir el vídeo más despacio se aprecian claramente estas fibras, llamadas papilas, estirándose perpendicularmente al músculo. La lengua se extiende, el músculo se contrae empujando la sangre hacia la punta de la lengua y las papilas, que cambian de un color rosáceo a un rojo brillante y se vuelven rígidas (se muestra muy bien a partir del segundo 16 del vídeo anterior). Esto incrementa la superficie de la lengua y, cual mopa atrapa polvo, permite al murciélago llevarse a la boca una mayor cantidad de dulce néctar.

Anuncios

Comentarios en: "Y tú, ¿le darías un beso?" (1)

  1. antoniopoot dijo:

    Reblogueó esto en blog todo educacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: