Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

DSC_0024

Con la llegada del buen tiempo los días se alargan, sube la temperatura, nos despedimos del abrigo, estamos más activos, de mejor humor… y, queramos reconocerlo o no, nos fijamos más en el sexo contrario.
Uno de los refranes que mejor ilustra la situación es: “la primavera la sangre altera”, y, una vez más, el refranero español encierra más verdades de las que aparenta a simple vista.
Un reciente estudio austriaco publicado en la revista Clinical Endocrinology, realizado a 2.300 personas, demuestra que los niveles de testosterona en los hombres aumentan con la vitamina D que produce el organismo tras la exposición a la luz solar. El estudio reveló que los hombres que tenían cantidades suficientes de esta vitamina presentaban también un mayor nivel en sangre de testosterona, la hormona sexual masculina por excelencia, que potencia la líbido. Otro dato curioso es que los niveles de testosterona y vitamina D llegaban a su nivel más alto en el mes de agosto, y caían a su nivel más bajo en marzo y los meses de invierno.
Además de la función como hormona sexual, la testosterona se encarga del mantenimiento de los órganos, de la fuerza muscular y la densidad ósea, tanto en hombres como en mujeres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: