Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

¿Quién se acuerda cuando, en 1977, George Lucas puso en los cines a un robot capaz de proyectar a la Princesa Leya en tres dimensiones sin necesidad de una pantalla? En aquel momento tanto esta tecnología como muchas otras ni siquiera estaban pensadas, pero una vez más la ciencia ficción dirige a la ciencia aplicada y nos acerca a esas tecnologías. Tanto así que científicos de Californa han construido el primer prototipo de proyector de 3D.

La holografía es la clave: Un holograma se forma por un haz de luz difractada a través de un complejo patrón plano que genera una imagen tridimensional en el aire. Sin embargo, a día de hoy los hologramas que se crean requieren patrones muy complicados y se usan, sobretodo, en trabajos de manipulación molecular (pinzas ópticas y dispositivos similares).

Pero recientemente, investigadores de Hewlett-Packard Laboratories liderados por D. Fattal han conseguido desarrollar un sistema difractivo que es “casi como dividir el holograma en piezas pequeñas”, cada una proveniente de un pequeño bloque de cristal, parte de una red como se muestra en la figura.

Gradilla de bloques de cristal usados para hacer el holograma.

Los cristales estan fijos, así que para variar la emisión de luz se aplican máscaras sobre ellos para bloquear algunos de los rayos. De este modo, las imagenes que se perciben des del ojo izquierdo y derecho son ligeramente distintas, requisito indispensable para el procesado de una imagen en 3D. Además, mover la pantalla ligeramente genera un efecto de múltiples puntos de vista, que hace que podamos mirar desde casi cualquier dirección.

Pero, ¿y para conseguir el movimiento? Para ello, según Fattal, podemos aprovecharnos de la tecnología actual para pantallas de cristal líquido (LCD), ya que son ampliamente conocidas y permiten encender y apagar los haces de cada uno de los cristales en la gradilla. Esto, dice, es mucho más sencillo que intentar conseguir un único patrón de difracción para cada imagen e irlo cambiando, como se estaba intentando hasta ahora.

Y eso no es todo: El tamaño de píxel de este prototipo (que corresponde con el tamaño de los cristales de la gradilla) es de unas 12 micras, mucho menor que el que se usa actualmente en televisores y cines, ya que éstos estan pensados para verse a unos metros de distancia y sacrifican la resolución por una mejor calidad. Sin embargo, con el sistema que propone Fattal, podemos tener móviles holográficos con una resolución muy fina, necesaria para dispositivos que deben verse a una distancia corta.

Según afirman los autores, este tipo de tecnología nos llevará un día de estos a ser capaces de ver tanto modelos tridimensionales de moléculas para medicamentos como llamativas imagenes del globo terráqueo.

Fuente original: http://www.nature.com/news/hologram-lite-idea-for-3d-phone-displays-1.12647

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: