Una asociación sin ánimo de lucro por la divulgación científica

sniffing-armpit-lg-43782438


Es posible que tú no seas capaz de identificar tu huella dactilar de entre un montón de ellas, pero tu cerebro sabe a qué hueles. Por primera vez, los científicos han demostrado que las personas reconocen su propio aroma basándose en una combinación única y personal de proteínas del complejo mayor de histocompatibilidad (siglas en inglés: MHC), que son moléculas similares a las utilizadas por los animales para escoger a sus parejas. Ello sugiere que los humanos pueden también explotar estas moléculas para diferenciar unas personas de otras.

 tumblr_ljbeterVcd1qgquvwo1_r1_500

Los péptidos MHC se encuentran en la superficie de casi todas las células del organismo ayudando a informar al sistema inmune de que dichas células son nuestras. Debido a que la combinación de péptidos MHC es única para cada persona, el cuerpo puede detectar patógenos invasores y células ajenas. Durante las dos últimas décadas, los científicos han descubierto que éstas son clave para la comunicación entre animales, incluyendo a ratones y peces, en comportamientos tales como la selección de parejas sexuales. Por ejemplo, en 1995 se llevó a cabo un experimento (apodado como el “estudio de la camiseta sudada”) en el que se concluía que las mujeres prefieren el olor de un hombre con genes MHC diferentes a los suyos.

En este nuevo trabajo, Thomas Boehm (un investigador del Instituto Max Planck de Inmunobiología y Epigenética) y sus colegas testaron si las mujeres pueden reconocer proteínas MHC similares a las suyas pero diseñadas y sintetizadas artificialmente en el laboratorio. El experimento consistía en aplicar disoluciones de estas proteínas a las axilas de las mujeres justo después de la ducha, tras lo cual ellas decidían cuál les gustaba más cómo olía. Como resultado, las mujeres prefirieron llevar aromas sintéticos con sus propias proteínas MHC pero, ¡sólo en los casos de que fueran no fumadoras y no tuvieran catarro! No obstante, el estudio no determina qué prefieren las mujeres en otras personas.

A continuación los investigadores quisieron saber si dichas preferencias estaban realmente basadas en la respuesta cerebral a dichas proteínas. Para ello utilizaron técnicas de imagen por resonancia magnética funcional y concluyeron que existía una región concreta dentro del cerebro que solamente era activada por péptidos miméticos de las MHC propias. El cerebro mostró también una respuesta similar a todas las combinaciones de MHC ajenas, lo que sugiere que cualquier preferencia por cómo otra persona huela no se corresponde con una preferencia hacia un tipo de MHC concreto. Es decir, que solamente distinguimos nuestra preferencia entre lo propio (nuestras MHC) y lo ajeno (cualquier combinación de MHC distinta a la nuestra), no entre distintos tipos de MHC.

Anteriores estudios sobre los perfumes han demostrado que diferentes olores amplifican los aromas naturales de diferentes tipos de MHC; por ejemplo, el melocotón puede combinar mejor con tu propio olor, mientras que la vainilla puede hacerlo con el de tu mejor amigo. Esto, según Boehm, podría ayudar a explicar por qué la gente prefiere distintos perfumes sobre ellos que sobre los demás.

canyousmellyourself

Pero aún abundan las preguntas sobre la fisiología de éste sistema, por ejemplo: ¿cómo son detectados estos péptidos MHC en la nariz?, ¿qué receptores son los que “sienten” que están ahí?, ¿cómo se relaciona esto con la microbiota del organismo (la colección de microbios que viven dentro de y sobre nosotros) que también podría modular las preferencias individuales a los olores?…

En resumen, aún no se conoce la fisiología completa del sistema, pero éste constituye un buen comienzo.

Fuente: Can you smell yourself?, Sarah C.P. Williams.  ScienceNow 22 January 2013 (online link)

 

Link al artículo original en inglés (libre acceso) à

http://rspb.royalsocietypublishing.org/content/280/1755/20122889.full.pdf+html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: